12 abril, 2019

“El fracking es menos invasivo que la industria del carbón”: Naturgas

Colombia tiene un potencial alto de hidrocarburos en los Yacimientos No Convencionales, que puede acercarse a las 54 teras de pies cúbicos de gas.

Por: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ / EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co

Ante el debate que suscita el proyecto de fracking en la región, los representantes de la industria de gas natural en el país defienden este mecanismo para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo.

“El fracking mal hecho donde hay muchos ecosistemas que cuidar no es conveniente, pero hay que tener presente que en La Guajira y en el Cesar existe una industria de extracción de carbón que ha generado mucho empleo, que ha traído muchas regalías y que ha generado un impacto ambiental, pero lo han logrado hacer y mitigar. El fracking es mucho menos invasivo que la industria del carbón, porque no son esos grandes tajos”, aseguró el presidente del Consejo Directivo de Naturgas, Rodolfo Anaya Abello, en entrevista con el diario EL PILÓN en el marco de la edición 22 del Congreso de Naturgas 2019, realizado en la ciudad de Cartagena.

Sustentó: “Si se encuentran zonas donde se puede hacer fracking, ¿por qué no hacerlo? No vamos a proponer o ver con buenos ojos que hagan este procedimiento por ejemplo en los páramos de la Sierra Nevada de Santa Marta. Ningún ciudadano responsable hace eso, pero si tenemos una parte desértica y hay posibilidades de hacer fracking cuál sería la razón para no hacerlo ahí si hay bajo impacto ambiental y tendría muchos beneficios para todos. La discusión no es fracking si o fracking no, la discusión es dónde sí y dónde no. Es como montar una fábrica de químicos o venenos para la agricultura, no se va a poner en el centro de la ciudad o al lado de un río, pero la humanidad necesita veneno para las plagas, que se pueden ubicar donde sí se pueden hacer. Nos hemos dejado meter en una discusión del fracking sí o fracking no; se puede hacer en ciertas zonas por compañías serias, responsables y competentes”.

Al respecto, el presidente de este gremio, Orlando Cabrales Segovia, trajo a colación que según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos, Colombia tiene un potencial alto de hidrocarburos en los Yacimientos No Convencionales, que puede acercarse a las 54 teras de pies cúbicos de gas, lo que implicaría multiplicar por diez las reservas actuales y asegurar más empleo, progreso, precios competitivos y garantizar abastecimiento energético. “El país tiene la necesidad de avanzar en la exploración de Yacimientos No Convencionales (fracking) para asegurar seguridad energética y aumentar la oferta del gas natural para suplir la demanda en hogares, transporte, industrias y comercios”, aseguró.

Explicó que desde 2012 Colombia ha generado el conocimiento necesario sobre la exploración y explotación de hidrocarburos en yacimientos no convencionales. Estos trabajos permitieron llegar a una regulación completa, exigente y rigurosa para hacer fracking, mitigando cualquier riesgo sobre el agua, el aire o la sismicidad.

PANORAMA DEL GAS EN LA REGIÓN

De acuerdo con Anaya Abello, tanto en La Guajira como en el Cesar existe una masificación considerable del gas. “Gases del Caribe y Gases de La Guajira han hecho una buena tarea; lo más importante es que las gobernaciones se han preocupado por llevárselas a muchas poblaciones y por hacer una buena relación entre el sector público y privado”, acotó.

En este sentido, el gerente de Gases del Caribe, Ramón Dávila Martínez, afirmó: “En todas las cabeceras municipales de La Guajira hay gas natural, faltarán corregimientos pequeños; hemos trabajado en esta zona del país con la Gobernación vía subsidios. Aunque existen pocas industrias, las que hay las estamos atendiendo. En el Cesar teníamos toda la intención de llevarle el gas al municipio de Pueblo Bello, pero desafortunadamente hubo dificultades con las zonas indígenas, por lo que quedó aplazado; sí le vamos a llevar a Atánquez, Río Seco y La Mina, donde los habitantes solicitaron el servicio”.

POCOS VEHÍCULOS FUNCIONAN A GAS

Con respecto a la debilidad de la poca masificación de vehículos a gas natural, el presidente del Consejo Directivo de Naturgas dijo que “esto se da porque en esta zona hay mucho transporte informal. El gas en ese sentido, cuando existen grandes flotas de taxis y camiones, pudiere usarse en el transporte intermunicipal o en las flotas de transporte de carbón porque existen unas grandes tractomulas que transportan carbón y que contaminan, por lo que se podría montar proyectos de ese tipo”.

Dávila Martínez recordó que en la administración anterior de Valledupar (de Fredys Socarrás) hubo la intención de transformar el transporte público, pasándolo de motor diesel a gas natural, pero no se pudo concretar. “En ese entonces hizo falta decisión en los transportadores por temor a la tecnología nueva, pero ya es evidente que esta es una buena opción; prueba de ello es que Transmilenio, Transcaribe, los buses nuevos de Barranquilla se han pasado a esta tecnología y sirven de ejemplo. Esperamos que con los próximos gobiernos podamos llegar a un acuerdo para que lo usen y no se queden rezagado en este tema”, precisó.

Para el gerente de Gases del Caribe, en el país cada vez es más notorio el incremento de la demanda de gas vehicular al cerciorarse el grado de contaminación que se da con el diésel. Argumentó que “cada exhalación de humo de un bus con diésel emana material particulado que es grave para la salud humana; son como 2.5 micras, que no se puede ver ni sentir, pero el organismo lo absorbe, generando problemas respiratorios”.