10 junio, 2020

Desafíos del periodismo regional: lo digital es el futuro

Los periodistas contaron los nuevos formatos que han usado para estar en contacto con la audiencia, los esquemas de financiación, así como estrategias para mantener informados a sus lectores y fortalecer su trabajo territorial.

En el foro participaron directores de medios regionales como El Heraldo, El Colombiano, La Opinión, La Patria y Vanguardia. 

FOTO/CAPTURA PANTALLA.

Para conocer los retos y desafíos de la prensa regional en torno a la emergencia sanitaria por la covid-19, la Revista Semana realizó el foro virtual ‘¿Cuál será el futuro de los medios regionales?’ en el que participaron los directores de los periódicos El Heraldo, El Colombiano, Vanguardia, La Patria y La Opinión, quienes dieron a conocer sus experiencias y la forma en la que han trabajado durante estos tres meses de confinamiento.

Lee también: El periodismo vallenato y su radiografía

Los periodistas contaron los nuevos formatos que han usado para estar en contacto con la audiencia, los esquemas de financiación, así como estrategias para mantener informados a sus lectores y fortalecer su trabajo territorial.

Durante la pandemia varios medios decidieron suspender sus actividades. Y muchos han optado por dejar de imprimir los periódicos ante la ausencia de pautas publicitarias y de circulación en las regiones, recurriendo a las redes sociales y otras plataformas digitales para subir su contenido.

Sobre estos temas dialogaron Diana Saray Giraldo, directora de Vanguardia; Erika Fontalvo, directora de El Heraldo; Nicolás Restrepo, director de La Patria; Estefanía Colmenares, directora de La Opinión y Martha Ortiz, directora de El Colombiano. La moderación estuvo a cargo de Alejandro Santos Rubino, director de Semana.

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Inicialmente, Diana Saray, directora de Vanguardia, principal diario impreso de Bucaramanga y el departamento de Santander, mencionó que la pandemia los obligó a acelerar los procesos digitales que venían trabajando en el periódico e iniciaron un trabajo remoto desde las casas.

“En el caso de Vanguardia en Bucaramanga, nosotros pudimos trabajar de manera remota, no dejamos de circular porque nuestro mayor número de circulaciones está en suscripciones y no en venta calle y seguimos con este proceso. Esto aceleró la transformación que veníamos trabajando con toda la sala de redacción y es la transformación digital. Primero pensábamos en el impreso y después en lo digital, pero creo que esta pirámide se invirtió”, expresó Saray.

Asimismo, dijo que no cree que el periódico impreso desaparezca, sino que “hay una segmentación de audiencias y por eso Vanguardia trabaja para ser un medio consolidado tanto en el impreso como en lo digital”.

No dejes de leer: Los vallenatos opinaron sobre la medida de toque de queda

Por otro lado, expresó que como manera de financiación han venido trabajando en la creación de una membresía para crear contenidos pagos exclusivos en la página web. “La idea es que en el segundo semestre de este año lancemos nuestra membresía para ser parte de la gran comunidad que es Vanguardia y permitirá al usuario tener acceso a contenido exclusivo, porque hay que pagar por las cosas que tienen un costo y el buen periodismo cuesta”.

CONTENIDO DIGITAL PAGO

En la misma línea, Martha Ortiz, directora de El Colombiano en Medellín, contó que al igual que los otros medios de comunicación, desde el primer día del confinamiento trasladaron el trabajo a las casas sin dejar de lado “el principio ético que tenemos que es informar, ese ha sido nuestro principio básico y lo hemos logrado”.

Asimismo, reveló que ante la crisis tomaron la decisión de reducir las páginas del periódico y fortalecieron la parte digital en cuanto al trabajo en paywall, es decir, que los usuarios puedan acceder al contenido digital con una suscripción pagada.

“Por el lado de la estrategia se han hecho muchas cosas, tenemos la fortuna de que nuestra redacción ya estaba integrada, ya era multinarrativa, multiplataformas, trabajamos mucho por redes sociales, podcasts…”, expresó.

DESAFÍOS Y CRECIMIENTO DIGITAL

A su turno y en representación del periodismo de la región Caribe, Erika Fontalvo, directora de El Heraldo de Barranquilla, contó que pese a que el 95 % de su equipo está trabajando desde sus casas, la parte restante continúa laborando desde las instalaciones del periódico ante los eventos adversos que se puedan presentar.

Al tiempo, mencionó en cuanto a la pauta publicitaria el tema sigue siendo complejo, porque “la publicidad no termina de reengancharse a la productividad que se está recuperando poco a poco teniendo en cuenta que somos uno de los focos de contagio más importantes del país”.

Asimismo, mencionó que redujeron el ‘paginaje’ del impreso, suspendieron indefinidamente la circulación de las revistas, pero crecieron en la parte digital a pasos agigantados. Lo más enriquecedor de todo esto ha sido el fortalecimiento digital, nosotros estamos subiendo alrededor de 750 contenidos digitales al día con un crecimiento notable importantísimo de consumo digital y es un reto enorme poder llevar información veraz y contrastada durante esta crisis y a eso le estamos apostando”, puntualizó.

Por último, mencionó en que se han seguido enfocando primero en los temas locales, luego regionales y así de orden nacional, sin dejar de lado lo relacionado con la covid-19.

Te puede interesar: Pandemia, desempleo y propuestas para la reactivación económica de Valledupar

LA IMPORTANCIA DE LOS MEDIOS IMPRESOS

En cuando al periódico La Opinión de Cúcuta, su directora, Estefanía Colmenares, mencionó que al inicio de la cuarentena suspendieron la circulación del impreso y exploraron otras alternativas como las redes y la creación de una plataforma para tratar temas exclusivos de migración. Sin embargo, su audiencia requería volver al medio físico.

“Nosotros tomamos la decisión de dejar de circular mientras se esclarecía el panorama de saber cuánto tiempo iba a durar la cuarentena y nos dimos cuenta que la situación en la calle se hacía más difícil y tuve una experiencia muy interesante que nos obligó a utilizar unos canales que teníamos disponibles y no habíamos utilizado antes. Garantizamos el acceso a nuestros suscriptores a través de unas aplicaciones donde ellos podrían consultar la edición impresa y vimos un crecimiento muy importante en la audiencia de la página web que era el único canal que tenía la gente para informarse y tuvimos un crecimiento de audiencia del 38 %”, explicó.

Igualmente, refirió que a las personas les hacía falta el medio impreso para corroborar información que circulaba en cadenas de WhatsApp o redes sociales y conocieron la importancia que juegan los medios regionales.

A muchas personas les hacía falta el impreso para validar la información y ese es el valor que jugamos los medios regionales porque somos el reflejo de la realidad que sucede y somos el único medio para conocer todo lo que pasa en la región”, agregó.

LA INMEDIATEZ Y EL BUEN PERIODISMO

Por último, Nicolás Restrepo, director de La Patria de Manizales dijo que los medios tienen el reto de informar con inmediatez sin dejar de lado los principios del buen periodismo como es contrastar la noticia y darle un enfoque.

También mencionó que, aunque su medio principal sigue siendo el impreso, entienden que la comunicación va cambiando y trasladándose a la digital, señalando que son “complementarios y es una oportunidad muy grande de crecer audiencias”.

Cuando hay una noticia de última hora la gente acude a los medios tradicionales para saber qué fue lo que pasó. Los retos que tenemos los medios impresos en la inmediatez es responder en línea y ser muchos más activos y tener presencia en nuestras redes para mantener actualizada a la audiencia en la información”, puntualizó.

Lee también: Del vallenato al cuadro, la transformación de Margarita Doria en cuarentena

De acuerdo con Restrepo, su prioridad es mantener informados principalmente a la población de Manizales y el departamento de Caldas, por lo que se han dedicado a ser especialistas en mostrar lo que pasa en sus territorios con temas pertinentes de esa región. “Tenemos que ser pertinentes y no me importa si una persona de la costa lee el contenido y no lo entiende, eso no me importa, porque yo le estoy escribiendo a los caldenses”, acotó.

REVIVE EL FORO AQUÍ:

Por: Carmen Lucía Mendoza/EL PILÓN