8 junio, 2020

¿Por qué hay niños arhuacos en estado de desnutrición?

Aunque se ha presentado un récord histórico en estas cifras, en lo que va corrido del año ya son 20 los menores desnutridos de los cuales 3 han perdido la vida. El alcalde de Pueblo Bello asegura tener las manos atadas y critica los manejos que en materia de salud, dentro de su autonomía hace la autoridad indígena.

Preocupa el histórico problema de desnutrición de los niños arhuacos.

FOTO/REFERENCIA.

Serían 20 los menores de la etnia arhuaca asentada en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta en la jurisdicción de Pueblo Bello, los que se encontrarían en estado de desnutrición durante lo corrido del año, de acuerdo a las cifras entregadas por la subdirección de vigilancia y control en salud pública del Instituto Nacional de salud.

Lee también: Del vallenato al cuadro, la transformación de Margarita Doria en cuarentena

Como consecuencia, tres de esos infantes fallecieron lo que preocupa a las autoridades civiles en el mencionado municipio, no obstante el silencio de las autoridades indígenas que constitucionalmente manejan autonomía.

Alzamos nuestra voz de protesta por los malos manejos que  vienen dando las empresas que tienen la responsabilidad de atender los aspectos terapéuticos y nutricionales de los menores de 5 años de la etnia arhuaca”, acotó el alcalde de Pueblo Bello, Danilo Duque Barón.

Las autoridades civiles en Pueblo Bello quieren coadyuvar en favor de los niños, pero la autoridad ancestral es autónoma. FOTO/CORTESÍA.

Con las manos atadas se encuentra el alcalde de Pueblo Bello, aseguró, porque se debe respetar la autonomía de la autoridad indígena.  “El pueblo arhuaco en su libre ejercicio maneja sus propios recursos, su propio sistema de salud; reconocemos que no tenemos injerencia en ese sistema de salud, sin embargo, la función misional es velar por la  salud de todos los pueblobellanos y en especial de los niños”, agregó.

Paradójicamente la desnutrición en los menores arhuacos es histórica. El mismo Instituto Nacional de Salud señala que en 2018 se reportaron 43 niños remitidos por desnutrición; en 2019 fueron 34 y en lo que va corrido de este año ya son 20, lo que puede permitir predecir que el año se cerrará con una cifra cercana a los 40 menores desnutridos.

Más de $5 mil millones ha recibido en transferencias el sistema de salud arhuaco para manejar todo lo concerniente a programas de alimentación, recuperación nutricional de la etnia arhuaca. “Pero algo están haciendo mal, alguna falla debe haber en el manejo de la atención a estos niños y aunque no tengo autoridad –insistió- sí me preocupa lo que tenga que ver con los pueblobellanos en especial los niños”, indicó el alcalde Duque Barón.

No dejes de leer: Docentes de la UPC Aguachica ganan becas para doctorado en los Andes

Al tenor del problema, el líder Saúl Mindiola, considera que la situación históricamente es preocupante, pero a la vez plantea inquietudes. “Esto es histórico, pero vale la pena preguntar: ¿Será qué hay un programa de nutrición de los niños arhuacos?, ¿cómo la IPS ha venido trabajando el tema?”, precisó.

“SENTÉMONOS A DIALOGAR”

Berenetza Márquez, gerente de la I.P.S. indígena Wintuwka, invitó a revisar la situación de los niños, a que no se hable sin conocer lo que ocurre en el terreno, reconoció que sí hay pequeños desnutridos pero que se está trabajando y que ante todo, lo más importante es hacer una mesa de diálogo y mirar cuál es el papel de todos los actores.

Nosotros venimos haciendo el desarrollo en atención y cuidado de la población en un nivel de baja complejidad, directamente nuestra atención es en la zona rural dispersa en el territorio, con equipos extramurales con médicos, trabajando toda la parte preventiva y es en todo el territorio ancestral de la Sierra en el departamento del Cesar”, indica, asegurando además que es insuficiente y que no pueden solos.

La gerente de la IPS que atiende a la población arhuaca solicita la participación de otros actores como el departamento del Cesar y el municipio de Pueblo Bello y ante la interpelación de que estas entidades no pueden hacerlo por respeto a la autonomía y soberanía del pueblo arhuaco, responde que los bloqueos se deben a evitar que la covid-19 llegue a sus territorios ancestrales.

El pueblo en cabeza de sus autoridades por protocolos cerró todo acceso a nuestros territorios, en especial a Nabusímake, siempre hemos sido celosos con esto y también permitimos que la gente venga, pero por covid-19 hubo que cerrar. Incluso el personal extramural que trabaja con nosotros se quedó en confinamiento con la comunidad. Ese es un esfuerzo que les agradecemos porque entendemos que todos queremos estar con nuestras familias”, explicó.

Te puede interesar: Preservar la Fauna Silvestre, compromiso de todos

La líder indígena arhuaca también reclamó que con la creación de las EPS e IPS indígenas los entes territoriales los dejaron solos. “Hay otras responsabilidades que no están atendiendo. Nosotros el pueblo arhuaco hemos advertido que desde que nace Dusakawi, las entidades públicas se lavan las manos y nos dejan solos, cuando en esto debemos luchar y trabajar todos de la mano”, replicó.

Reconoció que sí hay niños en estado de desnutrición pero que ha sido una deuda histórica que el Estado tiene con su pueblo y que sí se está trabajando para sacarlos adelante. “Estamos recuperando 23 de esos niños y tenemos a otros 34 en seguimiento. Mantenemos cinco niños en cercanía de salud y por esto de la pandemia ha tocado consultar a los pediatras en Valledupar por consulta en telemedicina”, refirió. Si bien es cierto que para salud de los arhuacos a la IPS Wintuwka le giraron más de $5 mil millones, la gerente de la institución sustenta los gastos en atención integral.

Culminó diciendo que sí se necesita la ayuda y que si bien hay que respetar la autonomía de las autoridades en su legítima soberanía ancestral, también hay otras formas de ayudar a su pueblo.

Lee también: Las recomendaciones de la OMS sobre el uso de mascarillas de tela

“El programa de crecimiento y desarrollo en Pueblo Bello no pasa del 59 %. ¿Qué ha hecho el alcalde en materia de seguridad alimentaria, en el tema productivo?, que es de lo que vive nuestra región y en su mayoría es por el aporte del pueblo arhuaco”, concluyó.

POR: JOSÉ URBANO CÉSPEDES