12 febrero, 2021

Mujeres en Valledupar son ‘golpeadas’ por el desempleo y la brecha de género

Según el Dane, la tasa de ocupación en el municipio de Valledupar para las mujeres está en 35 % a diferencia de los hombres que se ubica en un 56 %, dejando una brecha de género del 20,8 %. **

La participación de las  mujeres ha caído en más de un 50 %. 

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Las mujeres que residen en la ciudad de Valledupar han sido golpeadas por el desempleo y la brecha de género que se ha afianzado por la pandemia de la covid-19.

Lee también: Menor apareció amarrada a un árbol y con signos de violencia sexual en Antioquia

Según el Departamento Nacional de Estadísticas Nacionales, Dane, la tasa de ocupación de las vallenatas se ubica en un 35 % al contrario de los hombres que está en un 56 %, porcentajes que demuestran el aumento de la brecha de género en un 20,8 %, lo cual dificulta el ingreso de la mujer en el campo laboral.

De acuerdo con el Dane, Valledupar es la quinta ciudad con mayor porcentaje de brecha de género para la tasa de ocupación y desocupación a nivel nacional. Un 25,3 % de mujeres en el municipio están inactivas en el campo laboral mientras que un 14,5 % de hombres están  desocupados. Estas cifras exponen una brecha de género del 10,6 % que podría aumentar este año debido a la recesión económica y laboral a causa de la pandemia de la covid-19.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal, aseveró que la pandemia de la covid-19  sumada a las dificultades que las mujeres han tenido a lo largo de su historia en el campo laboral hará retroceder una década la participación laboral femenina en América Latina, con efectos económicos y sociales que repercutirán de forma significativa en la autonomía de las mujeres.

De acuerdo con el informe, la autonomía económica de las mujeres en la recuperación sostenible y con igualdad de dicha comisión, sumado a las restricciones sanitarias impuestas para frenar el índice de contagios de la covid-19, “registró una contundente salida de mujeres del mercado laboral, que por atender las demandas de cuidados en sus hogares no retomaron la búsqueda de empleo”.

No dejes de leer: “Las mujeres, las más afectadas por el desempleo en Valledupar”: DANE

Esta realidad presentada en el informe es reafirmada por el análisis del Dane sobre la Tasa Global de Participación, TGP, del 2020, que  para las mujeres se ubicó en un 48 %. Este porcentaje comparado con las cifras desde el 2001 refleja un deterioro en la participación de las mujeres por debajo del 50 %, retrocediendo así el avance que se había tenido durante la década del 2010.

En términos de la Tasa Global de Participación de las  mujeres nos devolvimos a algún momento entre 2008 y 2009; es decir, más de diez años de atraso en la región”, señaló el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.

¿DÓNDE TRABAJAN LAS MUJERES?

De acuerdo con el Dane, las ramas de actividad laboral  con un mayor número de mujeres ocupadas a nivel nacional fueron: comercio y reparación de vehículos, con 1.917; administración pública y defensa, educación y atención de la salud humana, con 1.419;  actividades artísticas, entretenimiento, recreación y otras actividades de servicios, con 1.156; para un total de 4.492 mujeres activas en el campo laboral. A pesar de estas cifras las mujeres jóvenes entre 14 y 28 años representan el 40 % del desempleo en la capital del Cesar.

Susana Márquez, madre de dos hijos y chef de profesión, señaló que desde hace más de nueve meses no trabaja porque la pandemia de la covid-19 la “obligó” a dejar su empleo para cuidar a sus hijos. Actualmente retornar a su antiguo trabajo  se le hace “muy difícil porque están contratando en su mayoría a hombres”, expresó.

Te puede interesar: Inician ronda minera para explotación de cobre y polimetálicos en el Cesar y La Guajira

“Me tocó dejar mi empleo porque redujeron el personal por las medidas de bioseguridad y me fui para mi casa a cuidar a mis hijos. Los costos aumentaron y mi familia necesita de mi sueldo, pero no consigo trabajo; la gente no me quiere contratar porque dicen que es mejor que uno como madre se quede en casa cuidando los niños y el hombre trabaje”, manifestó Márquez.

¿EXPLOTACIÓN NO REMUNERADA?

En el 2020 las mujeres destinaron en promedio 26,4 horas a la semana para los oficios del hogar y  actividades de cuidado para los niños, personas a cargo y conyugues. Esta cifra representa un aumento del 0,7 de horas promedio semanales respecto al año 2019, según el Dane.  

Por el contrario los hombres ocupados destinaron en promedio 11,3 horas de su tiempo en estas mismas tareas. De acuerdo al Dane: “La relación horaria entre ambos géneros nos permite reafirmar e inferir que el porcentaje de mujeres que están desempleadas en sus casas es mucho mayor al de los hombres. Debido a que la mujer supera las 24 horas del día en atención al hogar y el hombre ronda el 11 % aproximadamente”.

El desplazamiento de la mujer al hogar de manera forzosa por la falta de empleo ocasionó que aumentarán el número de horas no remuneradas y dificultara el retorno a las que son pagadas en un trabajo formal. Debido a esto la informalidad tiende a crecer porque es más flexible en los horarios y no hay brecha de género para ingresar, indicó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN.