8 abril, 2020

La mala hora de la economía vallenata

La contingencia por el Covid-19 ha impactado negativamente en los empresarios de la región. De acuerdo a Fenalco, en Valledupar, a excepción de las entidades que venden productos de primera necesidad, el 90 % de los empresarios reportan ventas de cero pesos.

Así luce el comercio de Valledupar ante la cuarentena decretada por el Gobierno nacional. 

FOTO/Joaquín Ramírez/EL PILÓN

La decisión del presidente Iván Duque de ampliar la cuarentena nacional por otras dos semanas, hasta el 26 de abril, cae como “un balde de agua fría” para los comerciantes de la región, puesto que sus ingresos han bajado ostensiblemente con el cierre de sus establecimientos, lo cual se agudizaría con esta medida.

Lee también: ‘Bajón’ en las ventas de centros comerciales en Valledupar

Segúnel presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, seccional Cesar, Octavio Pico Malaver, se presenta una dicotomía entre la vida y la economía al considerar que es a favor de la salud de las personas, pero incide negativamente en la economía de la región y del resto del país.


Así luce el comercio de Valledupar ante la cuarentena decretada por el Gobierno nacional. Joaquín Ramírez/EL PILÓN

 Al respecto dijo: “Si bien esa decisión nos afecta a todos porque nos coloca otros 15 días sin actividad económica, nos toca hacer un sacrifico para seguir viviendo; aquí el tema prioritario es la vida. Va a tener efectos negativos, amén que la mayoría de comerciantes están quebrados, puesto que nadie aguanta un mes con ventas mínimas o de cero”.

Aseguró que apoya las decisiones del jefe de Estado, solo que quisiera que algunas medidas fueran realmente efectivas, asegurando que las entidades bancarias solo hablan de meses de gracia y la rebaja de algunos puntos porcentuales en la tasa de interés.

“Cuando el empresario va al banco se da cuenta que solo le prestan si tiene capacidad de endeudamiento y de pago, por lo que no se han creado líneas especiales, sino un recurso más de bancos de segundo piso en bancos de primer piso y al cual pocos pueden acceder”, sustentó.

No dejes de leer: Cerca de tres mil taxis dejaron de circular en Valledupar

Del mismo modo, el líder gremial aseguró que muchos empresarios están de manos atadas porque no obtienen recursos para garantizarle la nómina a sus empleados, afirmando: “El Gobierno nacional dice que está prohibido despedir al personal, pero si no hay movimiento económico en una empresa de dónde van a sacar recursos para pagarle al empleado”.

Pico Malaver presentó una radiografía de lo que ocurre en el comercio local, de los efectos en los empresarios y de lo complicado que será pagar sus obligaciones tributarias.

“En la ciudad, a excepción de las empresas que venden productos de primera necesidad, el 90 % de los empresarios reportan ventas de cero pesos, lo que implica un nivel traumático de grandes proporciones. Aunque el alcalde prorrogó 15 días el pago del impuesto de industria y comercio, que por cierto, en el resto del país se paga año causado y no bimensual como acá, habrá que hacer un inmenso esfuerzo para pagar enero-febrero que se pagaba en marzo; tal vez en el segundo bimestre no habrá problemas porque qué impuestos de industria y comercio vamos a pagar si no vendimos nada”, subrayó.

El cierre de los establecimientos comerciales ha incidido negativamente en sus finanzas. Joaquín Ramírez/EL PILÓN

“LA PEOR CRISIS EN TODA LA HISTORIA”

Uno de los sectores más afectados por la contingencia del coronavirus es el de hotelería y turismo. Al respecto, la presidenta de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia, Cotelco, capítulo Cesar, (que incluye los hoteles Sonesta, Sicarare, Vajamar y Tativan, en Valledupar; así como el Jorlín, en Bosconia) Jazmín Pérez Páez, manifestó que los hoteles están cerrados desde el 25 de marzo, por lo que algunos empleados  les adelantaron las vacaciones y otros están analizando qué harán con el pago de sus colaboradores porque reciben cero ingresos.

Te puede interesar: El desempleo en las mujeres dobla al de los hombres en el Cesar

Tenemos que respaldar las directrices nacionales porque primero es salvar las vidas; obviamente esto afecta al sector turismo porque no hay vuelos comerciales y no hay transporte. Si tenemos los hoteles abiertos nos impactará más todavía porque el costo fijo de cada lugar hay que cumplirlo y qué huésped va a llegar. Estamos atravesando la peor crisis en toda la historia”, aseguró.

Al culminar esta situación y reactivada la economía proyecta apuntarle al mercado doméstico, teniendo en cuenta que algunas empresas les han adelantado vacaciones y han anticipado cesantías; así como mantener costos fijos lo más bajo posible.

La gerente de Mayales Plaza Comercial, Alejandra Carrascal, sostuvo que están en total disposición de acatar las indicaciones impartidas por el Gobierno nacional, departamental y municipal.

Desde el inicio de la emergencia hemos tenido como prioridad la salud de nuestros clientes y de nuestros colaboradores, máxime cuando cada una de nuestras marcas ha manifestado su actuar en el mismo sentido. En la actualidad hacemos los esfuerzos para garantizar a los ciudadanos el poder acceder a los bienes y servicios de primera necesidad en nuestras instalaciones”, expresó.

Así luce el comercio de Valledupar ante la cuarentena decretada por el Gobierno nacional. FOTO/Joaquín Ramírez/EL PILÓN

Lee también: Las cuatro medidas que protegen a los arrendatarios durante la emergencia del Covid-19

Dio a conocer que se han visto afectados por este hecho atípico, pero confían en que uniendo fuerzas podrán sobrellevar la situación.

Somos conscientes de la afectación en la economía, mucho más en el sector comercio, pero entendemos que una actitud solidaria y resiliente será lo que nos ayude como familia a enfrentar el retorno y la reconstrucción de nuestra industria. Como empresa nos hemos visto afectados debido al cese de la actividad comercial; sin embargo, estamos concentrados en hacer más eficiente nuestra operación con el fin de poder atender y garantizar ante todo nuestros compromisos laborales”.

Un propietario de un establecimiento nocturno del centro histórico de la capital del Cesar, Carlos César Silva, es consciente de la necesidad de tomar medidas en pro del bienestar de todos, pero invita a los mandatarios a brindar medidas que ayuden a minimizar los efectos negativos que han sufrido.

La prolongación de la cuarentena es necesaria porque hay que salvaguardar la vida y la salud de los colombianos. Luego tocará reactivar la economía poco a poco. El Estado debe ofrecerle alivios económicos al sector de los bares y discotecas, facilitando el trámite de créditos sin intereses y subsidiando parte de la nómina de los trabajadores: meseros, cocineros, porteros y barmans. Esto no solo es un deber del Gobierno nacional, sino también del alcalde y el gobernador. Hay que proteger la vida dando alivios económicos”, puntualizó.

Por: ANNELISE BARRIGA RAMÌREZ/EL PILÓN annelise.barriga@elpilon.com.co