12 septiembre, 2020

Tour de Francia endurece sus medidas de bioseguridad ante brote de coronavirus

El máximo número de asistentes admitido en las salidas y las metas de las tres próximas etapas será sensiblemente reducido, hasta las 2.500 personas, 1.000 menos que las previstas inicialmente.

Este sábado el Tour de Francia endureció las medidas de protección sanitaria en lo que queda de carrera para adaptarlas a los nuevos protocolos fijados por el Gobierno para frenar el avance de la pandemia de la covid-19.

El máximo número de asistentes admitido en las salidas y las metas de las tres próximas etapas será sensiblemente reducido, hasta las 2.500 personas, 1.000 menos que las previstas inicialmente.

El Tour también endurecerá el acceso a los diferentes puertos de la carrera para evitar que se acumule mucho público.

Lee aquí también: Dimayor y Win Sports arrinconarían económicamente a medios locales por fútbol de la B

Las tres próximas etapas discurren por departamentos que el Gobierno catalogó de alerta roja, Ródano, Ain e Isère, por la fuerte incidencia de la pandemia, lo que obliga al Tour a endurecer el control.

Finalmente, los organizadores recordaron que el acceso a las cunetas fuera de los puertos no ha sido restringido por las autoridades, pero que en los mismos es obligatorio llevar mascarilla.