8 abril, 2021

Robo de medidores de gas tiene cansados a los vecinos del Cañahuate

Habitantes de este popular sector de Valledupar indicaron que estos hurtos son de manera reiterada.

Los hurtos de contadores de gas y tapa de alcantarillas suceden en el barrio Cañahuate. 

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

María Teresa Bermúdez, residente en el callejón de La Purrututú del barrio Cañahuate de Valledupar, en tres ocasiones le ha tocado reponer el medidor del servicio del gas debido a que delincuentes los han robado.

Lee también: Empresas mineras deberán desarrollar un plan socioeconómico en Boquerón

A ella y al resto del vecindario les ha tocado ingeniárselas para asegurar los medidores para evitar que vándalos se los lleven.  Para ello han optado por hacer rejillas, colocarle piedras, alambres o en últimas encerrarlos totalmente con concreto dejando únicamente un pequeño orificio para que los operarios hagan la medición del consumo.

Uno de los casos más recientes sucedió entre las carreras sexta y séptima con calle 13, del barrio Cañahuate donde este miércoles en la mañana cuando muchos de los residentes se disponían a preparar el café y el desayuno no tuvieron gas en las estufas, al salir para ver qué estaba sucediendo se percataron que una vez más los habían dejado sin contadores.

“Es reiterativa esta situación y no hay quien responda porque somos nosotros los que tenemos que mandar a colocar un nuevo contador que nos descuentan en el recibo del gas”, dijo un residente del sector.

Estas personas aseguran que los responsables de estos hurtos son drogadictos que noche tras noche llegan al barrio a llevarse todo lo que puedan.  “No solo son los contadores, sino también cualquier otro objeto que encuentren y crean que puedan vender; se han llevado hasta los bombillos de las terrazas”, relató una ama de casa.

No dejes de leer: ¿Colegios Nelson Mandela y Oswaldo Quintana en “manos” de la delincuencia común?

A estos hurtos también se suman los de las tapas de alcantarillas en general como de contadores de agua, por lo cual los vecinos recurrieron a soldarlas para evitar que se las siguieran llevando.

Por este sector no tenemos tranquilidad con ese tipo de personas ni de día ni de noche, no pueden ver algo mal puesto por así decirlo porque se lo llevan.  Cualquier cosa que sea de hierro, cobre o metal se las roban.  Aquí hace falta más patrullaje de la Policía de manera constante principalmente en las noches“, refirió un habitante sobre la carrera sexta.

Estos hechos son de conocimiento de las autoridades como la Secretaría de Gobierno de Valledupar y la Policía Nacional, quienes recientemente realizaron un recorrido por el sector y anunciaron que reforzarían el pie de fuerza para este barrio y todo el Centro Histórico de la ciudad con la presencia de seis uniformados más en horarios identificados como el mayor peligrosidad y de actos delictivos, ya que los atracos a mano armada no se hacen esperar.

Te puede interesar: Cierran matadero clandestino de cerdos en el Cinco de Enero de Valledupar

En ese momento el secretario de Gobierno municipal, Luis Galvis, indicó: “En aras de velar por la seguridad y el orden público de los habitantes reforzaremos la presencia de la fuerza pública con seis policías que custodiarán día y noche la zona involucrada”.

POR MILAGRO SÁNCHEZ FLÓREZ/ EL PILÓN.