3 enero, 2020

No solo sin comandante, bomberos de Valledupar arrancan sin recursos en 2020

La institución tiene más de 3 años en disputa por un comandante que cumpla los requisitos para el cargo. No tiene recursos para garantizar gasolina.

Si no se define la situación del nuevo comandante se verá afectado el combustible de las máquinas, al no poder acceder al recurso.

Desde hace más de tres años, el Cuerpo de Bomberos de Valledupar mantiene una lucha interna por la posesión de un comandante, luego de la salida del capitán Oscar Luque. Esta situación ha llevado a que en este 2020 la institución se encuentre sin representante legal y por ende sin la posibilidad de recibir recursos.

Antes del 2012 no se necesitaba ningún tipo de requisitos para optar al cargo representativo, y la elección del consejo se hacía a dedo. “Gente que nunca hizo curso de bomberos, pero venían supuestamente con la disposición de colaborar con la institución, de gestionar recursos ante el Gobierno nacional formaba parte”, contó a EL PILÓN Mary Mestre, integrante de la institución desde hace seis años.

Lee también: De nuevo, bomberos de Valledupar iniciaron el año sin comandante

Justo para el 2012, explicó Mestre: “Sale la Ley 1575 que dice para pertenecer al cuerpo de bomberos tienes que iniciar como bombero, y tienes que hacer tu curso de bombero”. Todas las personas “consejo de oficiales, bomberos línea de fuego, tienen que hacer el curso de bombero I y II para poder pertenecer a la institución”.

Los bomberos de la institución manifestaron preocupación debido a la falta de combustible para accesar a los incendios de manera oportuna,

Para mantenerse activo y poder pertenecer a cualquier parte, sea al consejo de oficiales, y a la línea operativa se deben hacer 300 horas voluntarias de servicio al año.

El gran problema de los bomberos de Valledupar radica en los miembros del Consejo, según Mestre: “Como entraron aquí antes del 2012, hay algunos que ni siquiera tienen el curso de bomberos”, expresó.

Según lo que se dice al interior de la institución, a estos bomberos “tampoco cumplieron con las 300 horas de voluntariado, y poco se les ve”.

Dice Mary Mestre: “Escasamente los vemos dos, tres veces al año aquí en la institución. Tampoco han asistido a una emergencia donde se vean bajo la responsabilidad de coordinar una situación con bomberos a su cargo, requisito también necesario para aspirar a representar la institución”.

A su juicio, considera que se ha desviado la intención inicial del consejo, y la razón de ser del cuerpo de bomberos que es el servicio a la comunidad. “En estos momentos nos están ocasionando un daño, porque la máxima autoridad es el consejo de oficiales. En el 2018 después de 10 años, el comandante solo puede durar 4 años según la Ley Bomberil. Pero el comandante que teníamos antes duró 10 años – Oscar Luque-, a él se le venció su período el 4 de diciembre de 2018, la Ley 1575 y la Resolución 1127 dice: “Antes de que se le termine el período al que está, dos meses antes, deben elegir al nuevo comandante”.

Para ese momento, el presidente fue Víctor Cabras quien debió abrir la convocatoria para el nuevo representante, pero no lo hizo. Para enero del año pasado, se convocó reuniones promovidas por Tuto Uhia y Franco Ovalle, gobernantes salientes.

En aquel momento, según Mestre, se le dijo al consejo que debía organizar la convocatoria y elegir al nuevo representante. En vista de la densa crisis interna, se acordó en aquella reunión que se elegiría un comandante encargado cada tres meses, mientras se daba apertura a la convocatoria.

Lee también: Al 80 % opera el Cuerpo de Bomberos de Valledupar

Así pasó, pero los miembros de la institución siguen esperando que se abra una convocatoria real donde el representante de bomberos cumpla con los requisitos de ley.

Es posible que el cuerpo de bomberos de Valledupar sea suspendido por el coordinador departamental de bomberos, Jorge Zuleta. El motivo es la falta de comandante en la institución.

CÓMO AFECTA LA CRISIS INTERNA

El representante legal es quien dirige los recursos, y es aquí donde los problemas internos del cuerpo de bomberos empeoran y se ve afectado el combustible, el rodamiento de las máquinas, el pago del salario, prestaciones y seguridad social de los bomberos.

El presidente del sindicato, Carlos Adolfo Cujía, expresó que la crisis interna afecta directamente a la parte operativa. “Nosotros somos netamente operativos; ahora en este momento tenemos varios vehículos averiados. Si se nos acaba el combustible podemos tener recursos en las arcas pero, las arcas están bloqueadas porque, como no hay comandante, nadie puede tomar dinero del banco. Si se acaba el combustible no tenemos como comprar”.

El drama de la seguridad social es otro de los motivos de preocupación de quienes conforman el equipo de bomberos, 60 hombres y dos mujeres que en este momento no tienen un seguro que pueda funcionar en caso de una lesión, o accidente ocurrido en las situaciones de riesgo a las que se encuentran sometidos. Según Cujía, el presupuesto para el cuerpo de bomberos debe rondar en 3 mil millones de pesos.

Para el año pasado se le dio al cuerpo de bomberos un presupuesto de 2.500 millones de pesos. Pero según el líder del sindicato el dinero no alcanzó: “Quedamos prácticamente con una mano adelante y otra atrás”. Los miembros del cuerpo de bomberos no percibieron el salario correspondiente al mes de diciembre.

EL LLAMADO

Los miembros del cuerpo de bomberos hacen un llamado a la Gobernación, Secretaría de Gobierno Departamental, coordinadora de bomberos, para hacer valer el cumplimiento de la elección del representante que cumple los requisitos.

No dejes de leer: Así se vivirá la fiesta de los 470 años de Valledupar

COORDINACIÓN DEPARTAMENTAL

El coordinador departamental del cuerpo bomberos, Jorge Zuleta, le dijo a EL PILÓN: “Ellos tienen su autonomía, no tengo la injerencia. La última resolución que les entregó la Secretaría de Gobierno decía en los considerandos que ellos tenían como fecha límite dos meses antes del vencimiento de esa resolución nombrar al comandante”.

Esa resolución dictaba que el 31 de octubre vencía el último comandante encargado y se debía abrir una nueva convocatoria “y ellos no lo hicieron”.

Cuando el consejo decidió abrir la convocatoria: “Yo fui quien verificó las hojas de vida de ellos, y nada más una hoja de vida cumplió con los requisitos que es la de Eduardo Rojas. Ellos mismos han hecho sus convocatorias, y nosotros solo verificamos que se lleve con la seriedad del caso, porque la ciudad queda desprotegida y si no hay una persona que lidere los procesos va haber desorden. Desde el departamento, la secretaria de gobierno les dijimos lo que había que hacer pero ellos han sido permisivos, no lo han querido hacer”.

Lo máximo que nosotros podemos hacer es iniciar un proceso suspensión. Ya están las bases, porque ellos no están cumpliendo con el objetivo de razón de ser, me duele decirlo pero, lastimosamente esto es una situación de años”, alertó Zuleta. En síntesis, el cuerpo de bomberos está en riesgo de ser suspendido debido a la falta del comandante que los represente. En este punto, quedaría en riesgo la ciudad ante los incendios.

CONSEJO DE OFICIALES

EL PILÓN pudo contactar a un representante del consejo de bomberos, el capitán Cabra a quien le preguntamos ¿Por qué no se ha elegido a una cara representativa?

Luego de un largo suspiro, y en tono de resignación, dijo: “La verdad que ahí hay unos malos entendidos porque el cuerpo está dividido en dos grupos, entonces siempre hay un grupo que va en contra de hacer vainas indebidas, que no está uno de acuerdo”.

El capitán Víctor Cabra dijo: “Simplemente hemos trabajado por la comunidad no por intereses personales pero, cuando no hay un criterio unificado siempre se presentan ciertos inconvenientes. Yo estoy del lado de los buenos, de los fundadores, más 40 años donde el cuerpo de bomberos era una enramada. Ya hay un candidato que cumple con los requisitos”.

Por su parte, el teniente Eduardo Dangond dijo: “Ya se convocó a elección y es la asociación quien debe decidir y no el cuerpo voluntario de bomberos. Entre La primera quincena de enero será la reunión para establecer el dignatario, no solamente el comandante, el tesorero, el gerente, etc. Esto es una asociación sin fines de lucro”.

Sobre el nombre que resuena en documentos públicos, Eduardo Rojas, dijo no tener conocimiento e hizo énfasis en que quienes tienen la potestad de elegir es el consejo. Ambos miembros fueron presidentes, Víctor Cabra en 2018, Eduardo Dangond en 2019.

POR: Daniela Minorta / EL PILÓN
minorta19@gmail.com