17 junio, 2020

“No hay nada definido del cómo seguirán las clases”: secretarías de Educación

Según Aducesar, no existen las condiciones necesarias para empezar clases presenciales en el modelo de alternancia porque no existe la logística para tener los protocolos de bioseguridad exigidos, detallando que la infraestructura de los colegios es vetusta u obsoletas, falta agua potable en el 70 % de las instituciones del departamento y la mayoría de las baterías sanitarias están en mal estado.



Archivo/EL PILÓN

Hasta el 31 de julio tienen plazo las secretarías de educación, tanto del Cesar como de Valledupar, para decidir si los estudiantes de la región seguirán con educación en ambientes no presenciales (estudios en casa) o en educación con alternancia (algunos procesos en casa y otros en las escuelas) tras las medidas de protección para evitar la propagación de la covid-19.

Lee también: Colegios privados no volverán a clases presenciales este año

Así lo aseguró el coordinador del área de calidad de la Secretaría de Educación Departamental,  Antonio Villamizar, al diario EL PILÓN explicando que de acuerdo con el Mineducación, tienen dos meses para el período de alistamiento, que implica una serie de tareas con los rectores, padres de familia, docentes, estudiantes y todos los organismos que trabajan en el seguimiento de control de la pandemia del coronavirus.

Con lo anterior se desmiente la información que circuló ayer presuntamente de la Confederación Nacional de Rectores y Colegios Privados, Andercop, de no regresar a clases presenciales este año, por la covid-19 que ya deja 53.063 contagios en el país y, tomando como referencia una encuesta a padres de familia en distintas regiones de Colombia.

Se hace necesario revisar las condiciones de cada establecimiento educativo en cuanto a disponibilidad de agua permanente para el lavado de manos, número de baterías sanitarias y personal suficiente para garantizar las medidas de bioseguridad, así como validar las encuestas de los padres de familia que determinarán si están o no de acuerdo con que sus hijos vuelvan a clases tradicionales”, aseveró el funcionario, quien recalcó que no pueden obligar a los profesores a dar clases y que cada región tiene un contexto diferente, por lo que los sindicatos de profesores no pueden compararse con otros departamentos.

No dejes de leer: Los padres y la Alcaldía de Valledupar decidirán si los estudiantes regresan a clases presenciales en agosto

Cabe anotar que en los 24 municipios que la Secretaría de Educación del Cesar administra, este año hay 1.150 sedes educativas, de las cuales 105 son privadas. En estas existen cerca de 173 mil estudiantes, donde 160 mil están en sedes oficiales y 13 mil en sedes privadas.

La opción para los estudiantes es seguir con educación en ambientes no presenciales (en casa) o pasar a educación en alternancia (algunas clases en las escuelas y otras en casa). FOTO/Joaquín Ramírez/EL PILÓN

EN  VALLEDUPAR CARACTERIZAN COLEGIOS

Por su parte, el secretario municipal de Educación, Iván Bolaño, expresó que se están caracterizando cada una de las instituciones educativas de Valledupar, tanto de la zona urbana como rural, para determinar si se puede trabajar con alternancia o no y si se cumplen los protocolos de bioseguridad.

En estos momentos no hay nada determinado. Se presume que en agosto empezaremos a implementar la educación con alternancia, pero nada está definido. Hemos iniciado las encuestas a padres en 10 de los 25 corregimientos de Valledupar”, recalcó.

De acuerdo con Bolaño, se están haciendo las revisiones de las instituciones educativas, con destinación de recursos del Ministerio de Educación, para prepararse y planear lo que será el rumbo de las clases, pero que aún no hay nada claro, asegurando que lo ventilado ayer en los medios nacionales no es oficial porque no está bajo los lineamientos del ministerio del ramo.

Te puede interesar: Colegios privados regresarán a clases presenciales el 1 de agosto

“NO ESTAMOS DE ACUERDO CON LAS CLASES CON ALTERNANCIA”: ADUCESAR

Al respecto, el presidente de laasociación de educadores del Cesar, Aducesar, Jorge Luis Rivero Larios, dijo que como magisterio no están de acuerdo con las clases presenciales con alternancia que se iniciarían desde el primero de agosto, porque les parece muy apresurada y sugieren seguir con el proceso en casa y que el ministerio de Educación les de las garantías necesarias.

 “No hay las condiciones necesarias para empezar clases presenciales en el modelo de alternancia porque no existe la logística para tener los protocolos de bioseguridad exigidos. La infraestructura de colegios son vetustas u obsoletas, falta agua potable en el 70 % de las instituciones del departamento, la mayoría de las baterías sanitarias están en mal estado; sumado a que no hay rubros para garantizar gel antibacterial, alcohol y testeo (prueba diaria a los estudiantes)”, precisó Rivero Larios.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN annelise.barriga@elpilon.com.co