22 agosto, 2020

División de opiniones en Valledupar por reapertura de bares

Asobares pidió al Gobierno que a partir de septiembre flexibilice la prohibición de venta de licores al interior de los establecimientos.

Los bares podrán reabrir, pero sin vender licor. Piden evaluar la medida.

FOTO/CORTESÍA.

Luego de que el Gobierno nacional anunciara la reapertura de los bares, pero sin venta de alcohol al interior de los establecimientos, los propietarios de establecimientos de esta naturaleza en Valledupar se pronunciaron y dieron sus opiniones a favor y en contra de la medida.

Lee también: “Bares podrían vender licor para llevar al hogar”: ministro de Comercio

De acuerdo con la circular expedida entre los ministerios de Salud, Comercio y del Interior, el funcionamiento de los establecimientos se realizará con previa autorización del Ministerio del Interior, tal como ha sucedido con los restaurantes en algunas ciudades. Además, señalaron que deberán cumplir con los protocolos de bioseguridad expedidos por las autoridades sanitarias para reducir el riesgo de contagio de la covid-19.

Aunque volverían a abrir al público sus establecimientos después de cinco meses de estar cerrados, algunos propietarios de los bares en la capital del Cesar criticaron la medida al considerar que es “ilógica”, ya que, según ellos, la venta de alcohol es lo que “hace el sentido de sus negocios”, por lo que pidieron que esta sea fuera reevaluada.

“Es algo ilógico y el Gobierno debe buscar la manera de que sea menos fuerte para nosotros, ya que tenemos que hacer una inversión para el sistema de bioseguridad que debemos aplicar. El Gobierno dice que abramos, pero, ¿a vender qué?, no creo que solo con gaseosas podamos suplir los costos o que dice es que vendamos para llevar, pero es comprobado que bares y discotecas no podemos sobrevivir ni vendiendo domicilios ni vendiendo para llevar porque esa no es la actividad económica para la cual han sido creadas nuestras empresas”, dijo Guillermo Silva, propietario de Tlön Bar, quien añadió que durante la cuarentena reinventó su negocio con las comidas rápidas ante el golpe económico que le causó la pandemia.

Por su parte, Álvaro Mendoza, propietario de Besotes Restobar, aplaudió la decisión del Gobierno nacional y dijo que esto podría servir para que en un futuro haya una apertura gradual más acelerada de sus negocios.

No dejes de leer: Declaran alerta roja en el Cesar por ocupación del 75% de las camas UCI

Apoyo la medida y espero que esta sirva para que la apertura gradual se haga de manera acelerada y que la reactivación económica llegue lo más pronto posible. Obviamente queremos que eso se haga ampliamente, que podamos vender licor como es la naturaleza del bar; no obstante, sabemos que si esa apertura no se hace de manera responsable, lo más seguro es que haya un rebrote que nos obligue a permanecer en cuarentena por mucho más tiempo”.

Como él, León Beltrán, dueño de Faroto Disco Bar, también respaldó la reapertura de los bares con lo cual podrán aumentar significativamente sus ganancias. Según explicó, durante estos meses se han reducido en un 80 %.

Para lo que estábamos pienso que es una buena opción que abramos para vender productos sin alcohol. De todas maneras, hay bares que tienen productos que son sin alcohol como los cócteles y otros productos. Por el momento estamos subsistiendo con la venta de alcohol para llevar y abriendo los bares podremos obtener otras ganancias”.

¿QUÉ DICE ASOBARES?

La Asociación de Bares de Colombia, Asobares, apoyó el anuncio, pero solicitó en un comunicado al Gobierno nacional, que a partir de septiembre se flexibilice la prohibición a la venta de alcohol al interior de los establecimientos.

Solicitamos respetuosamente que el Decreto que se expedirá para la vigencia del mes de septiembre no incluya o flexibilice la prohibición del expendio y consumo de bebidas alcohólicas al interior de los establecimientos de comercio como restaurantes, gastrobares y bares”, se lee en el documento.

Te puede interesar: Los cines en Valledupar no abrirán por ahora

Desde que en marzo pasado el Gobierno ordenó el cierre de los bares, discotecas y restaurantes en el país, estos han manifestado que han tenido que cerrar sus negocios porque no tenían cómo pagar el arriendo y el sueldo de sus empleados.

Por: Carmen Lucía Mendoza Cuello / EL PILÓN