4 mayo, 2019

Así era la vida del ‘Ñeñe’ Hernández, el empresario asesinado en Brasil

Este es un perfil sobre los hechos que rodearon la vida del ganadero José Guillermo Hernández antes de ser ultimado a bala por delincuentes en el país extranjero.

La exreina de belleza María Mónica Urbina y José Guillermo Hernández.

Foto: Tomada de Instagram.

Un letrero en portugués que dice ‘Fazendas do Basa’ aparece en la imagen en la que están posando tres personas delante de un corral lleno de ganado, y es quizá una de las últimas fotografías que se tomó el empresario y ganadero vallenato José Guillermo Hernández Aponte, más conocido como el ‘Ñeñe Hernández’, días antes de que fuera asesinado durante su visita a una feria bovina en Brasil en un presunto asalto.

En la imagen colgada en el Instagram de Hernández, cientos de personas dan el sentido pésame mientras que otros llegaron a mirar a quien sería la pareja de la reconocida exreina de belleza, María Mónica Urbina, que falleció producto de las balas y ahora está en la agenda de la prensa a nivel nacional.

View this post on Instagram

Vía láctea Brazil gracias por la invitación y con grandes amigos

A post shared by Jose Hernandez (@josehernandezaponte) on


Pero, ¿quién era el empresario? Pues bien, más que rodeado del campo, Hernández creció en un hogar conformado por el dirigente político conservador, Aristides Hernández Fernández y Beatriz Aponte, fruto de esa unión nacieron cuatro hijos, en el que ya han fallecido dos: José Guillermo y Aristides Hernández.

Su padre fue pieza clave para que este creciera con el interés de concentrar su vida en las actividades ganaderas, dado que el progenitor ya se codeaba con el gremio en el departamento del Cesar.

“Desde muy temprano comenzó a trabajar en la ganadería con su papá y se dedicó más que todo en la época a traer insumos de Venezuela y así fue creciendo e independizándose para convertirse en los ganaderos más grandes del Cesar y de Colombia”, expresó Jairo Hernández, primo hermano del fallecido.

Desde entonces, según allegados, el empresario comenzó a exportar ganado a Líbano y el vecino país de Venezuela, ya que poseía predios en Santander, Bolívar y Cesar, donde forjaba semovientes de linaje, sobre todo de la raza cebú, por lo que pertenecía a La Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú.

“Tenía una visión muy amplia no como cualquier ganadero. Por ejemplo, cuando aquí se empezó a llevar ganado para Venezuela hace muchos años el primero que llevó fue José Guillermo Hernández. De hecho, en el último barco donde se envió ganado al Líbano él participó en ese envío. En Brasil precisamente estaba tratando de concretar un negocio para exportar al Líbano. Él era comercializador y creador de ganado puro”, indicó Hernán Araujo Castro, presidente del Fondo Ganadero del Cesar.

El ‘Ñeñe’ Hernández también era distinguido en el folclor vallenato por varios artistas a los que, según sus familiares, apoyó en su carrera musical. Además, tenía en una de sus haciendas como vecino a Poncho Zuleta, con quien cosechó una amistad.

Sin embargo, la relación con los cantantes surgió desde que estaba joven dado que este era primo de la ‘Voz Tenor’ del vallenato, Iván Villazón.
“Él era una persona que era amigo de todo el mundo, estaba pendiente de sus familiares de sus primos hermanos… y no solamente de familiares, también de extraños; era jocoso y era muy cariñoso”, acotó el primo del fallecido.

El empresario estuvo casado con Lina de López, con la que tuvo dos hijos; sin embargo, se separó y era pareja de la exreina de belleza, María Mónica Urbina, con quien residía en Bogotá.

SU MUERTE

José Guillermo Hernández Aponte fue atacado a bala en medio de un aparente atraco en el barrio San Benito de Brasil, luego de que saliera del Parque Fernando Costa donde por estos días se celebra la feria ganadera ExpoZebú realizada en la ciudad de Uberaba, estado de Minas Gerais.

Aunque en el momento la víctima quedó herida, falleció este jueves en el Hospital de Clínicas de la Universidad Federal Triangulo Minero por los balazos que recibió en la noche del miércoles.

Ese día, de acuerdo a las autoridades del país extranjero, Hernández subió en un taxi en compañía de una mujer y fue abordado por unos sujetos en moto que lo intimidaron con arma de fuego para quitarle un reloj marca Rolex, al cual este habría presentado resistencia.

SUFRIÓ ATENTADOS

El empresario sufrió varios atentados en años anteriores mientras residía en Valledupar, siendo el último registrado por la prensa a finales del mes de noviembre del año 2011, fecha en la que sujetos lanzaron artefactos explosivos contra una vivienda ubicada en frente de la glorieta de El Pedazo de Acordeón. En el lugar no hubo daños materiales, a pesar de que la explosión se produjo a pocos centímetros del medidor de gas domiciliario. Estos hechos no han sido vinculados a lo ocurrido a tan lejana distancia en Brasil, sin embargo hacen parte de la historia de vida de la víctima.

ESPERAN SU CUERPO

A las 10:45 de la mañana los familiares y amigos esperan que llegué el cuerpo sin vida del ‘Ñeñe Hernández’ de Brasil a Bogotá, para posteriormente trasladarlo a Valledupar.

En esta ciudad esperan realizar los actos fúnebres y darle cristiana sepultura en el cementerio Jardines del Ecce Homo, sitio en el que reposan los restos de uno de sus hermanos y su padre.

ERA INVESTIGADO

De acuerdo a la Unidad Investigativa del periódico EL TIEMPO, Hernández Aponte tenía una investigación en Barranquilla por el crimen de Óscar Eduardo Rodríguez Pomar, el hijo de un propietario de la Boutique y Sastrería GQ, que fue ultimado a bala el 18 de agosto del año 2011.
El medio nacional indicó que conoció por un abogado que uno de los detenidos por ese homicidio en declaración ante la Unidad de Vida nro. 35 salpicó al ganadero cesarense y a otras personas más.

Por Marllelys Salinas M. / EL PILÓN
marllelys.salinas@elpilon.com.co