19 noviembre, 2020

Riesgo en Tamalameque por posible desbordamiento del río Magdalena

El nivel del río ha subido 43 centímetros en esta zona del departamento del Cesar, por lo que las autoridades están en alerta. En Curumaní el 70 % de la zona rural está inundada.

Campesinos en Tamalameque sienten temor por las condiciones del río Magdalena. 

FOTO/CORTESÍA.

Ciento cincuenta familias de la vereda Campo Alegre, en el municipio de Tamalameque, podrían verse afectadas si el caudal del río Magdalena sigue en aumento ya que esto llevaría a que el muro de contención en esta zona se derrumbe por la inestabilidad que presenta y la fuerza del agua.

Lee también: Declaran alerta naranja por el incremento de la cuenca del río Guatapurí

Así lo dio a conocer el concejal Adán Celsa, quien además manifestó que de llegarse a derrumbar el muro de contención no solo sería la vereda Campo Alegre la afectada, sino también Mata de Guaduas, Doce de Octubre, San Francisco, El Jobo, Pueblo Nuevo y Nuevo Triunfo.

Aquí en estas zonas se cosecha palma y cultivos de pancoger y también la cría de animales por tanto las pérdidas serían grandes más la afectación de las familias. Hacemos un llamado a la gobernación del Cesar y al Gobierno nacional para que busquen alternativas y esto no se convierta en una emergencia pública”, destacó el cabildante.

Al respecto el secretario de Ambiente del Cesar y encargado de la Oficina de Gestión de Riesgo departamental, Andrés Felipe Ariza, indicó que hay una preocupación grande por las condiciones que presenta el río Magdalena.

El caudal del río ha subido 43 centímetros y es un nivel de altura considerable, lo que afectaría a municipios del sur del Cesar. En el departamento se han intensificado las lluvias e inundaciones presentando derrumbes en zonas rurales, en general van 14 municipios afectados de los cuales 10 han declarado alerta amarilla por ende en todo el departamento del Cesar se han atendido las instrucciones de la administración departamental y declaramos alerta amarilla mediante un consejo de Gestión de Riesgo. Estamos en alerta con los organismos de socorro de todos los municipios para prevenir cualquier emergencia”, señaló el funcionario.

En Curumaní el desbordamiento de caños mantiene la zona rural bajo agua. FOTO/CORTESÍA.

ZONA ALTA EN CURUMANÍ INUNDADA UN 70%

El panorama en el municipio de Curumaní, no es distinto, los desbordamientos de caños que nacen en la Serranía del Perijá han dejado como consecuencia derrumbes en las zonas altas de los corregimientos de Sabana Grande, Mamey, El Chapal, Guaymaral, San Sebastián y San Roque.

No dejes de leer: Alerta en La Guajira por nueva onda tropical que podría convertirse en huracán

Hay familias que están bastantes afectadas en la parte alta, pero en la parte baja donde se han desbordado las quebradas, como en la parcelas Los Serenos, son 35 familias que están totalmente inundadas. En estos momentos tenemos una máquina del Banco de Maquinarias del Cesar, pero estamos cortos todavía porque los daños son grandes, estamos haciendo los destaponamientos de las vías, pero los campesinos no han podido bajar sus productos porque se arregla vuelve a llover y se derrumba nuevamente”, explicó el alcalde de Curumaní, Henry Chacón.

Añadió que hay cinco vías terciarias importantes que están taponadas y de estas dependen otras que dan acceso a fincas y parcelas.

“Nosotros tenemos 75 veredas y en la parte alta son 40 y están todas bloqueadas cubiertas de agua. La parte plana de la zona rural está inundada en un 70 % y la parte alta se encuentra con derrumbes en un 90 %. No declaramos calamidad pública para evitar que los organismos de control lo tomen como que uno está pendiente de la asignación de los recursos, pero sí pedimos el acompañamiento de la nación en el tema de ayudas, de maquinarias y elementos de alimentos para la población afectada”, detalló el funcionario.

MILAGRO SÁNCHEZ FLÓREZ/ EL PILÓN