3 julio, 2019

No hay ruta hacia la Universidad Nacional

Como la carretera que conduce a la Unal es vía nacional, en la ruta de Valledupar hacia el alma mater está prohibido realizar giros hacia la izquierda, por lo que al no existir punto de descenso los estudiantes tendrían que dirigirse hasta La Paz y regresar al plantel educativo.

El Área Metropolitana de Valledupar nació el 17 de diciembre del 2002, con el propósito de estrechar las relaciones de los municipios que la conforman, con la conexión vial como punto clave en esa conexión.

Son cinco municipios, con Valledupar como centro estratégico, Agustín Codazzi, Manaure, La Paz y San Diego. A casi 17 años de su creación, en materia de conexión es más lo que falta que lo alcanzado. La entrada de la Universidad Nacional sede La Paz es ahora el desafío de movilidad para las autoridades de los municipios de influencia bajo la batuta del Área Metropolitana.

NO HAY DESEMBARCO

La mala noticia es que a poco más de un mes de iniciar las clases, no hay una ruta fija establecida para los estudiantes que empezarán a demandar el servicio de transporte, principalmente desde Valledupar y La Paz hasta la sede ubicada en la carretera que conecta ambos municipios.

El otro problema es que tampoco se ha creado un punto de embarco y desembarco de estudiantes en la entrada de la Universidad Nacional. “Es una realidad de la región, que para que el transporte metropolitano pueda comenzar a prestar el servicio que va requerir esta nueva demanda que presentará la Universidad Nacional, debe tener todas las garantías de seguridad vial que no están dadas”, sentenció el director del Área Metropolitana.

Como la carretera que conduce al centro universitario es vía nacional, en la ruta de Valledupar hacia la Universidad está prohibido realizar giros hacia la izquierda, por lo que al no existir punto de descenso, cuando inicien las clases los estudiantes que se movilicen en transporte público tendrían que dirigirse hasta La Paz y regresar a la Universidad Nacional, con todo el tiempo y dinero que eso implica.

Situación similar a los que vienen de La Paz: tendrían que llegar a Valledupar y luego regresarse al centro universitario.

“El Área Metropolitana asume la responsabilidad frente a la autorización o no del punto de ascenso y descenso pero siempre y cuando estén dadas las condiciones de seguridad. Queremos facilitar las cosas, pero no queremos irresponsablemente un punto de ascenso y descenso que se convierta en un problema”, detalló el director del Área Metropolitana, Antonio Junieles.

IDEAS PROYECTADAS

El Área Metropolitana presentó hace nueve meses una propuesta de construcción de Estaciones de transporte integrado para la movilidad de los estudiantes, sin embargo en las actuales administraciones municipales y el gobierno departamental no será una realidad.

El mayor reto del Área Metropolitana es la movilidad de los estudiantes de la Universidad Nacional sede La Paz, por la falta de puntos de transporte. CORTESÍA

Por eso se propuso dividir en fases el proyecto y al menos construir las ciclorrutas necesarias para que los estudiantes se movilicen desde Valledupar y La Paz hasta la Universidad. Desde la Universidad Nacional la propuesta es que se autorice un punto de ascenso y descenso de pasajeros en una ruta circular que se habilitaría al interior del centro universitario.

Más allá de eso, todo indica que la propia Universidad está realizando los estudios de diseños para un proyecto de infraestructura que dé solución al obstáculo del traslado de los estudiantes en transporte público.
Por ahora, sin la autorización de un punto de embarque y desembarque de pasajeros en la Universidad Nacional, seguramente, se presentará congestiones en la vía nacional en el punto de la Universidad, sobre todo en horas pico de entrada.

SE NECESITA PERMISO

La vía que conduce al centro universitario es nacional, por eso es necesario el permiso del Instituto nacional de vías, Invías, y en este caso es la Agencia nacional de seguridad vial la responsable, junto al Instituto de Tránsito del Cesar, de adelantar las obras para habilitar el ascenso y descenso de pasajeros en el centro universitario.

Pero el transporte de estudiantes también representa nuevas obligaciones para las autoridades. Como secuela de la aparición de la demanda de transporte público para ir a la Universidad Nacional, se prevé el aumento de la oferta de transporte informal. Por eso, lo planeado es que la Policía de Tránsito establezca un punto de control en cercanías al centro de educación superior.

TRANSPORTE DEL ÁREA

Para tocar puntos como la movilidad hacia la Universidad y el transporte en los cincos municipios, este martes se reunieron las autoridades del Área Metropolitana, en cabeza del director Antonio Junieles, y los representantes de las empresas de transporte intermunicipales que circulan en el eje del Área Metropolitana.

Con los puntos de transporte metropolitano habrían puntos dentro de los municipios diferentes al tradicional terminal de transporte. Foto ARCHIVO

Desde el 2016, el Ministerio de Transporte se le asignó a las Áreas Metropolitanas funciones de planificación y control a las autoridades de transporte masivo. Por eso en la reunión con las autoridades municipales se organizaron las propuestas para desarrollar el transporte metropolitano.

La propuesta es conectar a los cinco centros urbanos con un sistema metropolitano que facilite la movilidad de los más de 600.000 habitantes del Área. Hasta el momento solo dos empresas están habilitadas por el Ministerio de Transporte para prestar el servicio de transporte metropolitano: la Cooperativa de transporte de San Diego y La Paz, Cootransdipaz, y la Cooperativa de transportadores del Cesar, Cootracesar. El resto de empresas solo pueden ofrecer un servicio intermunicipal.

Pero, ¿qué diferencia hay entre el transporte metropolitano y el intermunicipal? Empezando, el transporte metropolitano es similar al transporte urbano: las empresas autorizadas podrían recorrer, según la ruta asignada, los cinco municipios como si fueran uno solo más allá de la red vial nacional.

“También habría una tarifa diferente; otra es que los pasajeros no tendrían que ingresar a la Terminal sino que entrarían directo a la ciudad”, explicó Edgar Espinoza, presidente de la Asociación de transportadores del Cesar.

Claramente esas empresas de transporte con autorización de movilidad metropolitana tendrían sus paraderos dentro la ciudad donde se realizarían los ascensos y descensos de pasajeros. La Universidad Nacional podría entrar como uno de los puntos de embarque y desembarque de pasajeros del transporte metropolitano.

Los estudiantes de los municipios que integran el Área Metropolitana están en dificultades para transportarse hasta el claustro de educación superior. Foto Archivo

“Esa es una ventaja tanto para el transportador como para los usuarios. Falta mucho frente el tema, la idea es que se pueda organizar eso, pero debe haber una mesa de trabajo concertada”, agregó el presidente de la asociación.

El ejemplo estrella en Colombia es el Sistema integrado de transporte del Valle del Aburrá, Sitva, que cuenta con El Metro, Metroplus, Metrocable, Tranvía y rutas alimentadoras que circulan en el Área Metropolitana, cuyo centro económico es Medellín. Los cinco sistemas se mueven por los sectores urbanos de los municipios y ciudades del Área.

EL TAXI METROPOLITANO

La semana pasada se presentó la propuesta de reconocer Área metropolitana como autoridad única de transporte individual de pasajeros tipo taxi, lo que permitiría este servicio en todo el Área de acción. Esto significa que los taxis podrían transportarse por los cinco municipios como lo hacen ahora en Valledupar.

La propuesta de un taxi metropolitano no fue aceptada. Ahora se realizarán estudios para ver si existe la demanda para este servicio. ARCHIVO

Sin embargo, la idea no fue avalada por el Consejo de Metropolitano de Movilidad y Transporte. “Se concluyó que no era una propuesta viable para ser implementada. La decisión del taxi metropolitano queda aplazado hasta tanto no se den las condiciones técnicas”, aseguró el director del Área Metropolitana, Antonio Junieles.

Así, por ahora el Área Metropolitana queda como autoridad única del transporte colectivo en su eje de acción, pero no como autoridad de transporte individual de taxi.

El siguiente paso es la realización de estudios para evidenciar si es posible o no el aval del servicio de taxi metropolitano, teniendo en cuenta variables como la entrada de la Universidad Nacional sede La Paz.

Por: DEIVIS CARO DAZA / EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com