17 julio, 2021

‘Las aventuras interestelares de Red Color’, el primer libro de Daniel Agámez Aguilar

El joven realizará la presentación de la obra el próximo 24 de julio a través de la aplicación Google Meet.

Daniel Agámez Aguilar conjuga la escritura con su pasión por el cine y el futbol.  
FOTO: CORTESÍA.

Con tan solo 14 años de edad, el adolescente Daniel Agámez Aguilar lanzará el próximo sábado 24 de julio el libro ‘Las aventuras interestelares de Red Color’, con el que empieza a construir su sueño de ser un reconocido escritor y cineasta. La presentación se realizará a las 6:00 de la tarde a través de la aplicación Google Meet.

La obra, de 10 capítulos, narra la historia de Red Color, un príncipe de Redstonia, quien con sus amigos evitarán que su reino sea invadido por una fuerza desconocida que no se detendrá ante nada para lograr sus objetivos. En el proceso, Red hará amigos nuevos, abrirá viejas heridas y será honesto consigo mismo y los demás. 

En diálogo con EL PILÓN, Daniel Agámez mencionó que empezó a escribir ‘Las aventuras interestelares de Red Color’ cuando tenía 12 años de edad y que inicialmente el nombre del protagonista sería Artur, sin embargo, decidió cambiarlo por Red porque el rojo es su color favorito. 

Reveló que la historia es basada en algunos aspectos de su vida, pero conjugadas con la ficción para que la narración tuviera un concepto humano. 

Lea también: El legado de Luis Mizar Maestre, poeta visionario de la región Caribe

“Yo nací, crecí y sigo creciendo en un entorno femenino, así que mi padre está cada día más lejos y con el resto de la historia simplemente quise pensar en lo que sería los cambios porque yo tuve que pasar por algo similar a lo que pasó Red. No se compara en nada, pero yo me mudé de Santa Marta para Valledupar, al volver cambié bastante y quise que él experimentara lo que era sufrir cambios repentinos que llegan sin un aviso y aunque lleguen con un aviso una persona no se prepara lo que va a suceder”, dijo. 

Esta es la portada del libro que empezó a escribir Daniel hace dos años.  
FOTO: CORTESÍA.

Asimismo mencionó que cuando empezó a escribir el libro no lo veía como un proyecto principal en su vida, pero que luego se fue despertando ese amor por la lectura y dejó de lado pasiones como el fútbol para materializar su deseo de ser un escritor. 

“Yo no miraba a Red Color como un proyecto importante en mi vida, pero estaba ahí, yo me sentaba, escribía y corregía; con el tiempo fui despertando ese amor por la escritura que siempre estuvo en mí, pero de la que me aparté un tiempo porque tengo otras pasiones como el fútbol donde juego de arquero y defensa. El amor por la lectura está ahí, pero no lo había explorado”, añadió. 

DANIEL AGÁMEZ AGUILAR

Daniel Agámez Aguilar tiene 14 años de edad y estudia en el colegio La Sabiduría de Valledupar. Es oriundo de Santa Marta, Magdalena, y hace varios años reside en la capital del Cesar a donde llegó tras el traslado de su madre a esta ciudad por temas laborales. 

Se definió como una persona que en algunas situaciones puede ser tímida, pero que al momento de escribir se siente cómodo y deja volar su imaginación para darle vida a varias historias que son plasmados en sus cuentos. 

Le puede interesar: En la comuna 1 de Valledupar se forman en artes plásticas

“Yo no me calificaría como alguien reservado, pero tampoco como expresivo. Para hablar con alguien de tú a tú soy elocuente, pero al momento de pararme en un atril y dirigirme a un público masivo suelo retraerme, por lo que me considero a veces tímido, pero estando en mi escritorio me sentía cómodo y me dedicaba a escribir sin detenerme y sin pesar qué pudiera pasar después”, contó. 

En un futuro se ve como un cineasta y recorriendo varios países del mundo, entre ellos México y Argentina. Así, como tiene entre sus prioridades construir una casa en el campo. 

“Quiero seguir escribiendo, pero me ha llamado la atención viajar, salir de Valledupar; lo he hecho, pero han sido distancias cortas y dentro de algunos años me imagino viajando a México y a Argentina y cuando termine todo eso quiero tener una casa en el campo si se puede porque mi familia es del municipio de Ariguaní, Magdalena. También quiero estudiar Cine una vez me gradué de bachiller”.  

Sus referentes en la literatura son los colombianos Gabriel García Márquez y Rafael Pombo.

POR: CARMEN LUCÍA MENDOZA CUELLO/ EL PILÓN