2 enero, 2020

La incultura ciudadana de los vallenatos en fiestas de fin de año

Los sectores de ‘La Galería’ y ‘Cinco Esquinas’, así como la carrera séptima, fueron las zonas de Valledupar, según los operarios de Interaseo, con mayor acumulación de basura este primero de enero de 2020. Para muchos de estos trabajadores la cantidad de basura que tuvieron que recoger supera la de años anteriores.

La carrera séptima, según los operarios de la empresa Interaseo, fue una las rutas con mayor  cantidad de basura a diferencia del año 2019.

FOTO/NAMIEH BAUTE BARRIOS.

Después de la celebración de fin de año las calles de Valledupar despertaron rebosadas de basura: desechos de comida, plásticos, papeles de regalo, cajas vacías de pirotecnia, entre otros elementos, fueron los protagonistas del espacio público de la capital cesarense la mañana del primero de enero del año 2020.

Los operarios de la empresa Interaseo o ‘los escobitas’ (como popularmente los llaman la comunidad) desde las seis de la mañana con un tanque de basura en una adaptada carretilla, una pala y una escoba gruesa barrieron y recogieron los desechos de la carrera séptima, La Galería, Cinco Esquinas, El Mercado Público; las carrera octava, la novena, la sexta y la cuarta, así como el balneario Hurtado.

No dejes de leer: “El 2020 será un año de más trabajo y más retos”: Duque

Manuel Pacheco, de 55 años ha trabajado en la empresa Interaseo desde hace unos ‘largos’ 18 años. Él se levantó a las cinco de la mañana el primero de enero del año 2020 para desplazarse a la central de Interaseo, reportarse y posteriormente dirigirse a barrer y limpiar la carrera cuarta, ruta que le es asignada a este trabajador desde hace muchos años.

Pero no pudo ir a trabajar en dicha zona porque La Galería, la carreta séptima y Cinco Esquinas, según Manuel Pacheco, amanecieron ‘rebosadas’ de basura como nunca antes había visto en sus 18 años de labor en la empresa. Se quedó en el perímetro del centro para apoyar a dos compañeros de la cuadrilla de 28 operarios que trabajaron ayer en la zona céntrica de la capital del Cesar y el balneario Hurtado.

Generalmente según Pacheco, dos operarios trabajan por rutas, pero debido a la gran cantidad de basura que amaneció ayer en el centro de la ciudad, 12 ‘escobitas’ se distribuyeron por toda la zona para poder limpiar con eficiencia el espacio público.

En una jornada continua y ardua de limpieza, recolección de basura y posterior traslado de estos desechos al relleno sanitario Los Corazones, los operarios de la jornada de seis de la mañana a dos de la tarde finalizaron su trabajado a las 11:00 a.m., para luego esperar la inspección de las rutas por parte del supervisor de Interaseo de la respectiva zona.

La ‘pesadilla’ de la zona céntrica

Cinco Esquinas, La Galería y la carrera séptima fueron la ‘pesadilla’ de la basura de acuerdo con los operarios de Interaseo. Comentan que en años anteriores nunca estas rutas habían amanecido un primero de enero con tanta acumulación de desechos.

Según Eduardo Rodríguez, trabajador de Interaseo que lleva seis años laborando en la empresa vallenata, el día de ayer hubo mucha basura en la zona céntrica porque el 31 de diciembre del año 2019 trabajaron el grupo de ‘escobitas’ del horario de 2:00 p.m., a 10:00 p.m., lo que provocó según este operario que en las horas de la madrugada se acumulara la basura al no estar el grupo que se encarga de limpiar de 10: 00 p.m., a 6: 00 a.m.

Afirma que la principal razón del incremento de la basura este primero de enero, a diferencia del año 2019 y los cinco años restantes que lleva laborando en la empresa, se debe a la falta de cultura de ciudadana de la población. Asegura que las personas botan la basura en las calles sin ningún tipo de conciencia sobre el impacto visual y ecológico que causan los desechos en las vías de la ciudad.

Te puede interesar: Seis agrupaciones le cantarán a Valledupar en sus 470 años

También comenta que esta falta de cultura se convierte en irrespeto hacia sus compañeros y a él debido a que los conductores, mototaxistas, propietarios de locales comerciales y las personas que transitan por la zona les arrojan la basura para que ellos la recojan.

Alegan como excusa para dicho acto, según Eduardo Rodríguez: “Para eso les pagamos, para que limpien”, una clara falta de respeto y de normativa ciudadana de acuerdo con este operario que afirma que haber vivido discriminaciones y agresiones verbales por parte de valduparenses que ensucian el espacio público con sus desechos.

Un fin de año temprano

José Lara, operario de limpieza de Interaseo, comenta que no pudo celebrar con su familia el nuevo año porque tenía que levantarse a las cinco de la mañana para entrar laborar a las 6:00 a.m., hasta las 2:00 p.m., del día de ayer.

Afirma que se acostó a dormir a las diez de la noche y no puedo darle el feliz año ni compartir ese momento de fraternidad con su esposa e hijos debido a que tenía que descansar para estar alerta en la calle. Según este trabajador, es muy peligrosa la calle porque los conductores no tienen prudencia y constantemente los autos los amenazan con atropellarlos mientras barren las calles.

No dejes de leer: De nuevo, bomberos de Valledupar iniciaron el año sin comandante

Al igual que José Lara, Eduardo Rodríguez y Manuel Pacheco se acostaron temprano para poder lidiar con el pesado trabajo que tenían el primero de enero de 2020. Manuel Pacheco comenta que es injusto que hayan laborado el día de ayer porque no pudieron compartir con sus familias la llegada de un nuevo año.

LOS TURNOS

Los horarios de trabajo de los operarios son rotativos. Están comprendidos en turnos que van desde las seis de la mañana hasta las dos de la tarde. Luego otro grupo de ocho personas entran a trabajar a las dos de la tarde para luego ceder las rutas a las diez de la noche. Los últimos trabajadores de Interaseo laboran en el horario de diez de la noche hasta las seis de la mañana.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN
Namiehdayana@gmail.com