3 agosto, 2020

Huelga de hambre, la última batalla de los trabajadores del Rosario Pumarejo

Durante un mes, médicos y personal de enfermería de la ESE se han mantenido en huelga y cese de actividades en reclamo a que a muchos profesionales les adeudan 11 meses de salarios.

Los empleados se encadenaron a las afueras del Hospital. 

FOTO/CORTESÍA.

Por más de un mes, los médicos y el personal de enfermería del Hospital Rosario Pumarejo de López  han adelantado diversas manifestaciones reclamando el pago de salarios atrasados;  aseguran que algunos han dejado de percibir el pago de sus honorarios durante 11 meses, lo cual los llevó a iniciar una huelga de hambre ayer a las 9:00 de la mañana, medida que mantendrán ‘hasta las últimas consecuencias’, según lo indicó el médico y líder gremial Julio Julio Peralta.

Lee también: Secretario de Salud del Cesar denuncia paseo de la muerte iniciado en el Hospital Rosario Pumarejo

El descontento también los ha llevado a suspender la atención médica, aceptando únicamente las urgencias que consideren vitales.  Asimismo también han denunciado que desde el inicio de la pandemia han despedido a 16 auxiliares de enfermería.

Todas estas protestas son a raíz de la vulneración de nuestros derechos, fundamentadas en el no pago de salario; queremos que la comunidad se solidarice con nuestras peticiones y exigencias que a todas luces son ajustadas a la ley. Hacemos un llamado a todos los organismos de control del Estado para que nos ayuden en esta lucha que tenemos”, expresó el médico Julio Julio Peralta.

Ante esta situación, el personero de Valledupar, Silvio Cuello Chinchilla, indicó que el llamado desde la Personería Municipal es a salvar el Rosario Pumarejo, el cual es referente en la atención de pacientes no solo del Cesar, sino del sur de La Guajira e incluso de los departamentos de Magdalena y Bolívar.

Le hacemos un llamado al gobernador del Cesar, secretario de Salud y gerente del Hospital, para que en una mesa de trabajo busquen una solución a esta crisis financiera que hoy enfrenta el Hospital. Desde el Ministerio Público somos garantes de esta situación, hemos remitidos oficios al Ministerio de Trabajo y la Procuraduría  para que ellos entren a ver si hay investigación disciplinaria; y el Ministerio de Trabajo entre en la parte laboral ya que hace más de 8 días un funcionario fue desvinculado y hoy nos encontramos que hay 15 personas más despedidas, personas que llevan más de 20 años laborando”, expresó el funcionario.

No dejes de leer: Supersalud pone la lupa en el Hospital Rosario Pumarejo de López

‘NOSOTROS NO DESPEDIMOS AL PERSONAL’

La gerente del hospital, Jackeline Henríquez, en relación a los despidos de enfermeras explicó que la ESE no es la encargada de realizar la contratación directa de cada personal, lo hacen a través de asociaciones sindicales y son estas las que deciden qué cantidad de profesionales en la salud necesitan, cuándo lo vinculan y cuándo les finalizan el contrato.

Teniendo en cuenta que el hospital ha bajado la atención a la población se está contratando por horas a través de las asociaciones sindicales y si la producción baja obviamente se necesitan menos personas para trabajar. El hospital no despide a nadie, los únicos que están vinculados directamente con el hospital es el personal de planta”, destacó la gerente.

Asimismo explicó que no son 11 meses de salarios los que se deben al personal médico-asistencial, que están adelantando la protesta.

No se deben 11 meses a los enfermeros y auxiliares, a los únicos que se le deben 11 meses es a los especialistas; a los médicos generales, enfermeras y demás como camilleros y conductores se les debe 7 meses y en el día de hoy (ayer)  estamos esperando un giro para pagarle un mes, entonces serían 6 y eso es lo que se le debe”, señaló.

Igualmente detalló que las deudas que tiene el Rosario Pumarejo de López es debido a la cartera que les adeudan las EPS, la Gobernación del Cesar por la atención a usuarios no asegurados, cuyo monto asciende a los $100 mil millones, sin dejar a un lado la atención a personal venezolano hospitalizado que alcanzan los $15 mil millones.

Te puede interesar: Hospital Eduardo Arredondo Daza tendrá Centro Materno Infantil

INTERVENCIÓN DE LA SUPERINTENDENCIA

Esta crisis hizo que la Superintendencia Nacional de Salud inspeccionara el Hospital Rosario Pumarejo de López para auditar la cartera y establecer el estado real de las deudas por concepto de atención a los usuarios no asegurados y población migrante, con el propósito  de gestionar los recursos necesarios ante el Gobierno nacional o establecer un cronograma de pagos, lo cual no puede hacerse hasta que las cuentas no se encuentren auditadas y conciliadas.

Hoy, en la Gobernación del Cesar se desarrolló una reunión con los líderes de la protesta, la Secretaría de Salud, la gerente del Hospital y demás intervinientes en busca de una solución a la crisis del Rosario Pumarejo de López.

POR: MILAGROS SÁNCHEZ / EL PILÓN