30 agosto, 2019

En La Jagua de Ibirico nace el chocolate premium del Cesar

Un total de 110 familias cacaoteras se benefician con esta iniciativa, que surge de la alianza entre la empresa Agrobiz con su marca Chuculat y la Asociación de Cacaoteros de La Jagua de Ibirico, Asocajagua, con el apoyo de Drummond Ltd.

Mientras que antes el kilo de cacao era vendido a $5.000, ahora los cacaoteros de La Jagua lo comercializarán a $7.500.

FOTO: Cortesía/EL PILÓN

Un chocolate que posee 75 % de cacao sólido, con notas a caramelo y con un toque de sal marina para evocar el área minera de la región, es el resultado del cacao que se cultiva en La Jagua de Ibirico. Se trata del primer chocolate premium de calidad exportación originado en el Cesar.

La fruta seleccionada para este proceso representa todo el sabor del departamento y el esfuerzo de 110 familias de productores de cacao, quienes reciben un pago entre 30 % y 50 % superior al precio del mercado por cada kilo comprado.

Lee también: El cacao “camina a pasos agigantados” en el Cesar

La alianza que da lugar a la nueva barra de origen exclusivo “Chuculat Cesar” se produjo gracias al relacionamiento propiciado por Drummond para que la Asociación de Cacaoteros de La Jagua de Ibirico, Asocajagua, suscribiera un acuerdo de comercialización con la compañía de soluciones Agro Empresariales, Agrobiz. Con esta iniciativa se logró que más de 100 pequeños productores, algunos de los cuales han sido víctimas de la violencia, continúen apostándole al cultivo de cacao en el departamento de forma rentable.

Ayer fue presentado de manera oficial el chocolate producido con cacao de La Jagua de Ibirico. FOTO: CORTESÍA

“Tenemos chocalates con cacao de Caquetá, Casanare, Nariño, Cauca, Arauca y ahora del Cesar. En el caso de La Jagua de Ibirico hicimos un chocolate oscuro que tiene un sabor diferente a nuestra línea actual al tener una agregación de sal marina, teniendo en cuenta que el mercado solicita nuevas experiencias de chocolate. La sal marina nos recuerda la cercanía que tenemos con la cultura de la Costa Caribe y con la actividad minera, puesto que es un sabor mineral”, explicó el director de proyectos de Agrobiz, Hernán Jiménez.

Agregó que la marca “Chuculat” busca rescatar el cacao cesarense, que se caracteriza por producir granos de excelente calidad con notables características de sabor y aroma. “Nosotros hacemos chocolates finos tipo exportación para ayudar a mejorar las condiciones de vida de los productores de cacao en Colombia, especialmente de aquellas regiones que han sido afectadas por el conflicto. Además del aporte a la construcción de paz y de la compra de una parte de la cosecha, Agrobiz espera brindar asistencia técnica a los productores para incrementar su productividad y mejorar sus prácticas ambientales”, acotó.

Al respecto, el representante legal de Asocajagua, Hermes Torres Camargo, afirmó que para la asociación ha sido muy importante encontrar un aliado como Agrobiz y tener un proyecto en el que el cacao sea comercializado a un precio que permita que este cultivo sea rentable. “Desde 2001 nos organizamos como asociación, pero por problemas de orden público y productividad no pudimos reactivar nuestras labores sino hasta 2012. Por eso, con este proyecto, nuestras expectativas son cada vez más grandes. De verdad esperamos que en un futuro Agrobiz pueda aumentar el porcentaje de compra de nuestra cosecha”, afirmó.

Lee también: ICA realizó auditoría de certificación a predios de cacao

Al respecto, José Meneses, cultivador de cacao de La Jagua de Ibirico, manifestó que esta iniciativa ha hecho renacer la motivación de sembrar este fruto entre los campesinos de la región. “Yo siembro cacao desde 2009, pero los precios siempre fueron muy inestables con los otros compradores que tuvimos. Entonces este proyecto nos permite volver a apostarle a esta actividad”, dijo, añadiendo que con este cultivo se benefician los cuatro miembros de su familia, además de los trabajadores que se contratan para que apoyen en el proceso de cosecha. “Aún tenemos algunas dificultades de transporte por superar, pero estamos muy contentos de que ahora sí valga la pena dedicarse al cacao”, aseguró.

‘LAS HADAS MADRINAS’

De acuerdo con el vicepresidente de Responsabilidad Social Corporativa de Drummond, Juan Pablo Arteaga, la empresa que representa participó en la construcción de un puente que uniera a la asociación con la empresa bogotana. Para apoyar la iniciativa, Drummond se convierte en un cliente del chocolate que se produce basado en el producto de Asocajagua. “Lo que queremos en el corto plazo es comprar el cacao que transforma esta asociación de La Jagua de Ibirico para brindarles a nuestros empleados”, anotó.

Manifestó además: “Quisimos juntar ese excelente cacao que se produce en La Jagua de Ibirico con el poder transformador y comercializador de Agrobiz mediante un negocio que mejore las condiciones de ingresos de las comunidades del área de influencia de la zona minera del Cesar, mejorándole la producción y la calidad del producto. Hicimos inversión para facilitar el proceso logístico, operativo, las reuniones y el trabajo que hicieron entre Agrobiz y Asocajagua. El proyecto, incluyendo sus costos logísticos y operativos, implicó una inversión de alrededor de 30 millones de pesos”.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/ EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co