19 febrero, 2021

“En el Cesar hay incontables piezas arqueológicas, pero no apoyo para la investigación”: Juan González

Piezas precolombinas han sido encontradas a orillas del río Guatapurí, en el corregimiento de Azúcar Buena y el municipio de Becerril.

Juan Carlos González muestra una de las piezas halladas a orillas del río Guatapurí. 

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Juan Carlos González Fuentes lleva 14 años investigando hallazgos arqueológicos en el departamento del Cesar.  De manera empírica se interesó por esta labor, iniciando en el 2008, cuando habitantes del barrio Amaneceres del Valle de Valledupar se percataron de restos humanos a orillas del río Guatapurí, los cuales estaban en medio de vasijas desgastadas por el pasar de los años. Fue así cómo fue adquiriendo los conocimientos necesarios para convertirse en un investigador arqueológico.

Lee también: “El Cesar tiene opciones mineras más allá del carbón”: Viceministra de Minas

Se encontraron tinajas antiguas, vasijas precolombinas. Llamamos a la Policía y junto con la Fiscalía llegamos hasta ese punto verificando la situación; nos encontramos que no era un entierro por un asesinato, sino que por la forma que estaban esos restos evidenciaban que era una persona nómada de esas civilizaciones indígenas que estuvieron por las orillas de los ríos. Ese esqueleto tenía perchera, nariceras, pulseras antiguas precolombinas de nuestras razas y esto quedó en poder de las autoridades para saber de qué se trataba”, relató González Fuentes.

Dijo que así en el pasar de los años se ha dedicado a explorar toda la orilla del río Guatapurí, donde sin apoyo de entidades del Estado ha encontrado piezas precolombinas de la región.

He encontrado figuras labradas en piedras muy antiguas que datan del siglo X antes de Cristo, que fueron enterradas por estas civilizaciones que anduvieron por la Sierra Nevada de Santa Marta en todas las cordilleras, fueron tribus que ya no existen, anteriores al Cacique Upar.  Encontré una pieza que representa la adoración en la ceremonia, la entrega de una ofrenda.  Son piedras muy antiguas, algunas tienen la representación de un dios; otras tienen especie de mapas”, refirió el investigador.

No dejes de leer: ONIC declara nueve días de duelo por muerte de Luis Fernando Arias

Añadió que el único apoyo que ha recibido es el de arqueólogos profesionales que lo han contactado al ver sus publicaciones en redes sociales y quienes lo han orientado. Dijo que de esta manera ha sido contactado por museos de diferentes partes del mundo que le han ofrecido llevarse las piezas para estudios o comprarlas, pero  ha preferido que sigan en este departamento.

En Becerril existen piedras talladas desde la época precolombina. FOTO/CORTESÍA.

De esta misma manera relató que en el corregimiento de Azúcar Buena, en el caserío de La Mesa, halló una ciudad perdida donde está una piedra llamada la ‘Piedra del Indio’, que data de la época precolombina que puede ser del origen de los indígenas Motilones que estuvieron asentados en la Serranía del Perijá.

Actualmente estos petroglifos (diseños simbólicos grabados en rocas) encontrados están siendo estudiados por investigadores de España para identificar de qué tipo es.  Ahí se encontraron formaciones antiguas; esas zonas fueron habitadas por indígenas donde quedaron fósiles marinos y en esas piedras, que son cuevas, habitaron los indígenas en cavernas donde puede haber muchos vestigios precolombinos, pero para poder hacer esos estudios se necesita el apoyo de los diferentes gobiernos y saber qué hay.  En 1985 el Estado colombiano bombardeó esa zona y destruyó mucho de lo que ahí había porque ignoraba su existencia“, relató Juan Carlos.

Te puede interesar: El Cesar es el tercer departamento con mayores víctimas de ‘falsos positivos’

Mencionó que uno de los recientes hallazgos que hizo fue en la zona alta del corregimiento Estados Unidos, jurisdicción de Becerril, donde en las estribaciones de la Serranía del Perijá hay una zona llamada Jaguey, donde encontró petroglifos con monolitos, es decir, piedras con dibujos tallados.

“En esa zona indígena existieron los Motilones, que ya no existen; ellos dibujaban sus formas de cacería, representaban a los animales, el fuego, el agua, todo lo que venían, como seres alienígenas,  ellos plasmaron todo en las piedras con dibujos”, puntualizó Juan Carlos González Fuentes.

POR MILAGRO SÁNCHEZ FLÓREZ/ EL PILÓN.