7 abril, 2021

En debate se reflejó que homicidios en Valledupar van en aumento: coronel del Cesar ‘brilló’ por su ausencia

Otras apreciaciones que pusieron sobre el tapete en el Concejo Municipal son las falencias en términos de infraestructura, pie de fuerza y de un plan integral para garantizar la tranquilidad de los vallenatos.

La mayoría de los asesinatos son por intolerancia o ajustes de cuenta. 

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Los asesinatos motivados por los ajustes de cuentas, la intolerancia, entre otros motivos, continúan siendo uno de los principales problemas en materia de seguridad que afronta Valledupar, aunado con los constantes atracos a mano a armada que afecta la economía de los ciudadanos.  

Lee también: Histórica reducción de homicidios en el Cesar; el secuestro, tarea pendiente

Durante el debate de seguridad propuesto por el concejal Eudes Orozco Daza, celebrado la mañana del martes, se conoció que la Policía Nacional lleva contabilizado 22 asesinatos en la ciudad, es decir, cinco casos más que los registrados para la misma fecha el año pasado.  No obstante, los medios de comunicación han cubierto 24 homicidios en lo corrido del año. 

El detonante de las muertes violentas, según las autoridades, obedece a la falta de  resolución de conflictos de los ciudadanos.  

Uno de los aspectos de mayor crecimiento que dejó el año pasado, con ocasión de la pandemia, es que todos  los delitos que se cometieron en el municipio fueron por actos de intolerancia por aspectos como no entender las normas contenidas en la propiedad horizontal, como ocurre de manera constante en las Torres de Nando Marín, Lorenzo Morales y todo ese sector”, aseveró Luis Galvis Núñez, secretario de Gobierno municipal.

Justamente los últimos dos crímenes acontecieron el pasado tres y cuatro de abril, cuyas víctimas fueron  Yilmar José Luis Tafur Daza, de 29 años de edad, y Abel Florián Novo, a quien encontraron tirado en una calle del barrio La Esperanza.

En respuesta, mediante las investigaciones, los policías judiciales hasta ahora han alcanzado el esclarecimiento de nueve asesinatos.

Mientras que otros delincuentes agobian la tranquilidad de los vallenatos mediante el atraco, de los cuales van denunciados 354 hechos, es decir 78 hurtos menos que el año anterior, según la Policía.  Sin embargo, los casos podrían ser más si se tiene en cuenta que no todos los ciudadanos denuncian. Un 53,8 % son cometidos con arma de fuego, el 6.5 % con arma blanca y otros elementos son utilizados en la espera del factor oportunidad.

No dejes de leer: Lo que hay detrás del crimen de padre e hijo en el Perijá: ¿hacen pasar a campesinos por guerrilleros?

Los barrios más afectados con hurto a persona son Primero de Mayo, Simón Bolívar, La Nevada, Los Fundadores y Centro. El rango de hora más común es a las 6:00 de la tarde y a las 11:30 o 12: 00 m., que es hora ‘pico’ cuando la gente sale del trabajo”, explicó el capitán Alex Rojas Sánchez, jefe de la Estación de Policía Valledupar.

Pero lo más peligroso de los hurtos es que muchos ciudadanos terminan lesionados. Así como recientemente le sucedió a Andrés Mauricio Vegas Jiménez, de 27 años de edad, quien por enfrentarse con arma traumática a unos ladrones  resultó herido con arma de fuego. El atraco sucedió en una vivienda del barrio La Popa donde el afectado se encontraba departiendo.

EL DEBATE

Otras apreciaciones que pusieron sobre ‘el tapete’ en el Concejo Municipal son las falencias en términos de infraestructura, pie de fuerza y de un plan integral social.

Por ejemplo, la ciudad cuenta con un sistema de cámaras de seguridad conformado por 392 dispositivos de videos, de los cuales solamente 213 están funcionando. Una realidad que no está alejada de las alarmas comunitarias ubicadas en los barrios de la ciudad, puesto que todas no están activas.

Estas herramientas son fundamentales en la prevención de la comisión de los delitos. Las alarmas comunitarias unas funcionas y otras no, se ha insistido en que estas son indispensables para generar una alerta a las autoridades de cualquier anomalía que se presenten en los barrios”, acotó el concejal Eudes Orozco Daza.

Te puede interesar: Pagó una condena por hurto y nuevamente lo capturaron robando en Valledupar

A esto se le suma que la capital del Cesar cuenta con unos 426 uniformados, una cifra bastante inferior poniendo a consideración que la población es de más de 300 mil habitantes. A pesar de eso, los ediles consideraron que se pueden mejorar las estrategias en torno a la seguridad.  

El coronel tiene una tarea grande de devolverle la confianza a la ciudadanía de que vuelvan a creer en la institución. La problemática de seguridad no viene desde ahora, sino desde mucho tiempo atrás y cada año la delincuencia va ganando terreno en Valledupar porque estamos cortos en prevención de delitos y herramientas”,  puntualizó Orozco Daza.

CORONEL NI ASISTIÓ NI PASÓ EXCUSAS

Pese a la importancia de buscar soluciones a esta problemática, en el encuentro virtual no asistió ni presentó excusas el comandante del Departamento de Policía Cesar, coronel Douglas Alejandro Restrepo Murillo.

El recién llegado de Boyacá, la única representación que tuvo fue el jefe de la Estación de Policía en la ciudad.

En las gestiones que se ha realizado desde la comandancia del departamento se cuenta con dos drones de la Policía que prestan el servicio en seguridad aérea en sitios establecidos en mapas de calor donde es recurrente el delito. Ahí tenemos nosotros dos pilotos de servicio aéreo que suministran información en tiempo real”, precisó el capitán Rojas.

Lee también: Así regirá el nuevo ‘Pico y cédula’ de abril en Valledupar

Finalmente, el secretario de Gobierno Luis Galvis aseguró que trabajan en el plan integral para mejorar la seguridad.   

Hay que incluir otros ingredientes al tratamiento del problema porque no es solamente la mayor presencia de policías… No solo necesitamos eso, sino que también la señora que saca la basura en el barrio lo haga en el horario adecuado para que ese sencillo acto individual no produzca actos de intolerancia entre los vecinos.  Claro que hay que exigir, con la voz en alto, respeto a las autoridades, mejorar las estrategias, mayores acciones y mejores resultados, pero también el  ciudadano tiene un aspecto fundamental y protagónico a la hora de reducir los índices de inseguridad”, concluyó el funcionario público.

Por Marllelys Salinas / EL PILÓN
marllelys.salinas@elpilon.com.co