12 febrero, 2021

En Aguas Blancas padecen por falta de agua

En este corregimiento en el sur de Valledupar llevan muchos años sufriendo por el mal servicio de agua y alcantarillado. Actualmente tienen varias semanas sin el vital líquido.

En carretillas cargan las canecas de agua. 

FOTO/CORTESÍA.

El panorama de las calles del corregimiento de Aguas Blancas, jurisdicción de Valledupar, no muestra otra cosa que personas desesperadas por agua. Mujeres, hombres y hasta niños se observan cómo cargan sobre sus hombros o en carretillas canecas con aguas a falta del vital líquido en el sistema de acueducto.

Lee también: Habitantes de Pueblo Bello demandan el servicio de gas natural

Esta problemática se agrava con la llegada de la época de sequía, puesto en temporada de invierno la situación no es menos grave. Lugareños contaron que la escasez de agua es una problemática de años en Aguas Blancas y los lleva a buscar de manera desesperada cómo abastecerse.

Esta población capta el agua de dos maneras. Una es a través de una bocatoma que está en el río Pesquería en la vereda El Silencio, en las estribaciones de la Serranía del Perijá. Ahí hay un sistema de tuberías que llevan el agua hasta el pueblo, sin embargo, por estos días el río no tiene suficiente agua. También las tuberías están obsoletas y presentan grietas, por lo que en el recorrido se pierde mucha agua. En el invierno estas tuberías se tapan y tampoco permiten que haya suministro del líquido.

Adicionalmente cuentan con tres pozos taladrados, dos construidos hace más de 30 años y uno último en el primer periodo del gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco, pero este al igual que los otros dos tiene la turbina dañada, por lo que no están logrado captar agua.

Hay muchos tubos antiguos que están totalmente dañados y el pozo que está más nuevo y nos daba bastante agua la turbina está averiada. En días pasados vinieron unos técnicos, pero no lograron reparar nada, así que quedamos en las mismas. Esto que estamos viviendo es agobiante, no tener agua es lo peor y más aún con una tierra tan caliente como lo es Aguas Blancas“, dijo Leovigildo Carrillo, quien es el encargado de operar dichos sistemas.

Las personas toman agua de pozos artesanales que no es potable. FOTO/CORTESÍA.

Por su parte, el inspector del corregimiento, José Ospino, sostuvo que otros de los puntos que agrava la situación es que el carro tanque de la Unidad de Gestión de Riesgo Departamental que les estaba llevando agua continuamente ya no lo está haciendo debido a que tienen que cancelar el peaje por un costo de $40.000 y no cuentan con el dinero.

No dejes de leer: “Dusakawi es la única empresa de servicios que le ha respondido a nuestro pueblo”: cabildo gobernador

El río Pesquería está seco prácticamente, los tres pozos que también surten agua tampoco están operando y tenemos el agravante que todas las tuberías del pueblo están dañadas, pues son muy viejas y tienen que hacer reposiciones de redes porque cuando hay mucha agua es la que se pierde. Hay que buscar $40.000 para los peajes, en mi caso yo no puedo recoger dinero en la comunidad para cubrir esa necesidad ya que no es permitido, ni está bien“, dijo el funcionario.

Destacó que años tras años los gobiernos realizan estudios que no dan resultados.

“Pagan estudios y sigue en lo mismo; la solución no se ve, han gastado mucho dinero en estudios y no hay solución real al problema. Una de las soluciones a corto plazo puede ser que les proporcione el dinero a los carros de la Unidad de Gestión del Riesgo para que puedan cancelar los peajes, que realmente hagan un estudio para que se resuelva la problemática de manera definitiva y que hagan una inversión que valga la pena. En Aguas Blancas hay personas que tienen pozos artesanales y logran sacar agua, pero no es potable, es un agua no tratada y salobre; ante la necesidad así se consume“, subrayó José Opino.

COMPRA DE AGUA

Algunos de los habitantes de este corregimiento que tienen la posibilidad económica logran comprar una caneca con agua llevada desde Valledupar, la cual cancelan a $3.000, esto les alcanza únicamente para tomar durante una semana si la familia no pasa de cinco integrantes. Sin embargo, esto no lo pueden hacer todos ya que la pobreza es otro de los flagelos que los golpea.

Lo que nosotros pedimos es que nos coloquen agua permanente, que hagan un sistema duradero porque la población día a día va creciendo y el sistema que tenemos es insuficiente, las turbinas de los pozos taladrados no están funcionando y la población está sufriendo, las personas se desesperan para tener el vital líquido y poder abastecerse. Los que venden agua en bolsa suben los precios y esto es verdaderamente caótico“, dijo Atiliano Mercado.

PROYECTO CON FINDETER

La Secretaría de Obras Públicas de Valledupar indicó que tienen conocimiento de la situación en Aguas Blancas y que trabajan junto a Findeter para realizar estudios y diseños para sistemas de agua y alcantarillado en los corregimientos de Valledupar.

Te puede interesar: Cerrejón reinició su operación férrea luego de 10 días de bloqueos

Tenemos un convenio con Findeter para realizar diseños para superar estas problemáticas en los corregimientos. Findeter nos hizo la solicitud a principio de enero para una información que involucra a muchas dependencias del municipio como Planeación y General, ya el convenio está firmado y ellos están encargados de todos los diseños de acueductos“, indicó el secretario de Obras, Efraín Quintero.

Resaltó igualmente: “A corto plazo podríamos decir que enviaremos unos funcionarios para revisar cuál es la problemática y solucionarlo de manera temporal mientras se realizan los estudios y se gestionen los recursos para realizar las obras que Findeter defina”.

POR MILAGRO SÁNCHEZ FLÓREZ/ EL PILÓN.