4 enero, 2020

Emdupar: orgullo, agua y fantasmas

En octubre de 2017 la empresa de servicios de públicos estaba bajo el fantasma de la liquidación y la intervención de la Superintendencia de Servicios Públicos por los malos resultados financieros. Fantasma que parece no haber desaparecido según las declaraciones que ha entregado el alcalde de Mello Castro en su acto de posesión.

Por el servicio que presta, la Empresa de Servicios Públicos de Valledupar, Emdupar, es la entidad más importante de la ciudad. No hay duda. Se puede estar muchos días sin luz, sin gas o internet, pero no sin agua”, resume un profesional de la empresa.

Pero la entidad, en una época el orgullo de los vallenatos, no vive su mejor momento. De su servicio y su situación financiera pocos dan observaciones positivas. Contrario, abundan las quejas por el “mal servicio y las malas administraciones”. No obstante, sigue siendo una empresa vital para el desarrollo urbano de la ciudad.

Lee también: ¿Desaparece el fantasma de la liquidación sobre Emdupar?

Hay una deuda con los vallenatos y es la inversión en la infraestructura para prestar un mejor servicio”, reconocen desde la empresa. Pero los vallenatos también guardan una deuda con Emdupar, que para el mes de junio de 2019 era de $71.128 millones, según lo publicado en el último informe de gestión.

Esa cifra indica el servicio prestado por la empresa que no fue pagado por los usuarios, la cartera en palabras técnicas. Hay personas que tienen más de diez años, aseguran, sin cancelar una factura de agua, aunque todos los días gozan del servicio. Otros, como Jesús Poveda, se quejan porque pagan y no tienen el servicio.

Tenía un apartamento arrendado pero lo desocuparon porque no contaba con el servicio de agua. Yo le pido a la empresa, que como yo le he quedado bien, la empresa sea recíproca conmigo. ¡Qué me llegue el agua! Ninguna persona arrienda un apartamento sin agua. Si la empresa no es seria conmigo, uno tampoco puede ser serio”, señaló Jesús Poveda.

Entre el no pago y el mal servicio en algunos sectores hay un círculo vicioso que indirectamente sufren los 94.690 usuarios que alimenta Emdupar. La pregunta es dónde inicia el círculo: si la falta de pago desalienta la inversión, o la poca inversión la falta de pago, o si al final las malas inversiones estimula ambas.

No dejes de leer: Contraloría de Valledupar presenta hallazgos de Emdupar

LA CIUDAD CRECE

En casi 15 años, Valledupar duplicó su población hasta superar los 500.000 habitantes, según el Dane. El boom de la construcción, centros comerciales, conjuntos residenciales y legalización de asentamientos, aumentaron la presión sobre el servicio que presta Emdupar.

Incremento que algunos califican como una de las razones de las actuales irregularidades en el servicio que según profesionales de la entidad, se concentran en la periferia de la ciudad donde el agua no llega con presión ni con la regularidad suficiente. Exactamente en tercio de la ciudad el servicio no es el adecuado, señala la información oficial.

Aumentar la presión significaría pasar del modelo de distribución del agua por gravedad a uno eléctrico, aumentando directamente el costo del metro cúbico de agua, explican. Para no llegar a esa situación la idea es ejecutar las obras del Plan de acueducto y alcantarillado.

¿SOBRECOSTOS?

Pero Emdupar no tiene la fortaleza ni los resultados financieros para realizar inversiones propias significativas, incluso, los resultados financieros no serían suficientes para que la entidad sea viable, aseguran.

Además de una multimillonaria cartera ($71.128 millones), la entidad acusa altos costos de funcionamiento, por ejemplo, en la planta de personal que alcanza las 244 personas contratadas y que en el primer semestre del 2019 significó un gasto de $7.987 millones.

Un estudio determinó la necesidad de un reordenamiento financiero reduciendo un porcentaje de la planta del personal; no obstante, del primer semestre del 2018 al 2019, último informe hecho público, el costo por personal se incrementó en un 5 %.

Lee también: “Aquí no se puede privatizar Emdupar”: Mello Castro

Este incremento fue gracias, principalmente, al aumento del 88 % en los costos por vinculación del personal de término fijo: de $272 millones en 2018, en un solo semestre pasó a costar $512 millones en 2019.

Las obligaciones laborales presentan un valor de $7.788 millones, equivalente al 25 % de las cuentas por pagar, este rubro es muy alto debido a la aplicación de la convención colectiva de trabajo vigente para empleados no directivos, el cual contempla prestaciones extralegales tales como primas de Navidad, prima de vacaciones, auxilios educativos”, concluyó en 2017 la Superintendencia de Servicios Públicos.

EL FANTASMA NO DESAPARECE

En octubre de 2017 la empresa de servicios de públicos estaba bajo el fantasma de la liquidación y la intervención de la Superintendencia de Servicios Públicos por los malos resultados financieros provocados. Fantasma que parece no haber desaparecido según las declaraciones que ha entregado el alcalde Mello Castro.

Hoy me encuentro preocupado por la empresa de todos los vallenatos, me refiero a Emdupar, hoy al borde de ser intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos por sus malos manejos y por estar consumida en actos de corrupción”, aseguró el mandatario.

Para desaparecer el fantasma, además del reordenamiento sugerido por la Superintendencia, el cobro de la cartera, la entidad debe reducir el promedio de agua perdida.

En promedio, de los 4.3 millones de metros cúbicos de agua que mensualmente produce la empresa, se factura 1.8 millones de metros cúbicos, teniendo un promedio de pérdida de 58 %. Más de la mitad de lo producido.

No dejes de leer: Twitter, una denuncia y la pregunta: ¿dónde están los más de $9.600 millones de Emdupar?

¿Cómo se pierde? Según explican en la empresa, hay dos puntos: razones técnicas que son las fugas, deterioro de la red que representa casi el 70 % de la pérdida, y razones comerciales, que son los fraudes como las conexiones ilegales.

En 2017 Emdupar contrató a la firma Radian Colombia por seis años con la finalidad de aumentar los recaudos.

Desde la Emdupar se ha defendido el contrato que da al colaborador comercial 35 pesos de cada $100 que ingresen después de superar el promedio de cobro establecido en $2.500 millones. Ese promedio escaló para el año pasado a un promedio de recaudo de $3.800 millones para un mes. Pero tuvo un costo para la empresa.

Desde diciembre de 2017 hasta octubre de 2019 a Radian le han correspondido $9.263 millones de los $79.042 millones recaudados. El resto ingresaron a Emdupar: $69.778 millones.

¿CÓMO NACIÓ EMDUPAR?

La Empresa de Servicios Públicos de Valledupar tuvo sus inicios en 1944, según la reseña, “época en la que los habitantes debían entubar el agua proveniente del rio Guatapurí. Antes de su establecimiento, en la ciudad el servicio de agua fue prestado por Acueducto del Magdalena (Acuadelma). Fue hasta 1974 cuando se creó la empresa de servicios públicos bajo el nombre de Acueducto y alcantarillado de Valledupar, Acuadupar, “con el objeto de estudiar, proyectar y explotar los sistemas de acueducto y alcantarillado en la ciudad de Valledupar”.

En 1977 la institución pasó a ser Empresa de obras sanitarias de Valledupar, Empodupar, “adicionándole el manejo de los servicios de aseo público, matadero y plazas de mercado”.

Doce años después, atendiendo diferentes decretos, la entidad pasó a denominarse Empresa de Servicios de Valledupar S.A, Emdupar. El sistema de acueducto de Valledupar es abastecido por una única fuente superficial, la cual es el río Guatapurí.

Por: Deivis Caro / EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com