8 noviembre, 2019

¿Desaparece el fantasma de la liquidación sobre Emdupar?

En el 2016 la empresa estuvo cerca de ser intervenida y liquidada por dificultades financieras. En dos años sus resultados mejoraron, sin embargo aún tiene objetivos por resolver, como incrementar el recaudo y perfeccionar la prestación del servicio.

La Junta Directiva eligió como nuevo gerente al ingeniero Ricardo Llanos. 

FOTO/ JOAQUÍN RAMÍREZ

La Empresa de Servicios Públicos de Valledupar, Emdupar, es la única prestadora de servicios esenciales que permanece pública. El gas y la energía están en manos de privados. De allí que los ojos de muchos vallenatos estén puestos sobre los movimientos de la compañía, en este caso el nombramiento de su nuevo gerente.

Este jueves cerró su ciclo de dos años en ese cargo José María Gutiérrez y la Junta Directiva nombró como gerente encargado al ingeniero Ricardo Llanos, quien se venía desempeñando como directivo del área Técnica. Llanos será el encargado de direccionar el proceso de empalme desde la administración actual frente al gobierno entrante.

Lee también: Ricardo Llanos, gerente encargado de Emdupar

La renuncia de Gutiérrez, a dos meses del culminar el gobierno municipal, despertó rumores sobre las causas, sin embargo, la Junta Directiva se concentró en hablar sobre la gestión del antiguo y los retos del nuevo gerente.

LA RECUPERACIÓN DE LA EMPRESA

En octubre de 2017 la empresa de servicios de públicos estaba bajo el fantasma de la liquidación y la intervención de la Superintendencia de Servicios Públicos por los malos resultados financieros provocados, principalmente, por el bajo recaudo y los altos costos del personal. Pasados dos años, aún en proceso de recuperación, las condiciones financieras y estructurales de la empresa mejoraron, proceso de recuperación que estuvo acompañado de polémica.

Uno de los jugadores claves fue el criticado contrato con la empresa Radian. En 2017 Emdupar contrató a la firma Radian Colombia por seis años con la finalidad de aumentar los recaudos y que se encargara de los servicios de corte, suspensión, reconexión, instalación de micro medidores, toma de lectura, impresión y reparto de facturas, además de otras variables. En ese momento Emdupar recaudaba menos del 50 % de lo estipulado.

En el contrato con Radian se estableció que superado el recaudo base, a la firma privada le corresponderían 35 pesos de cada $100 que ingresaran de más. Aunque en su momento las denuncias en contra del contrato aparecieron y la Contraloría emitió una comunicación de observación porque no encontró una estructura financiera del proyecto o estudios que indicaran la conveniencia del valor y forma de pago pactado, a dos años de la ejecución desde la empresa defienden el contrato.

Lee también: Renunció el gerente de Emdupar, José María Gutiérrez

Existían personas con más de 24 años sin pagar un recibo, otros con 20 o 10 años. En un trabajo conjunto con Radian logramos estabilizar nuestra cartera y con estrategias como Emdupar al Barrio aumentamos nuestro recaudo de $2.600 millones a más de $4.000 millones mensuales”, señaló el ahora exgerente José María Gutiérrez.

Para el mes de diciembre de 2018 se registró un aumento de $3.476 millones la cual representa un 6,81 % más con respecto al mismo corte de la vigencia 2017. Esto es, en 2017 se recaudaron $51.046 millones frente a los $54.523 millones del 2018.

En dos años no se puede cambiar la mentalidad de la gente pero quisimos darle un manejo serio a la empresa para que las personas vieran que cada peso que recogíamos era invertido en el mejoramiento del servicio”, agregó Gutiérrez.

COBRO Y DESENCUENTROS

El objetivo de contratar a Radian fue recuperar la cartera que parecía perdida, proceso de cobro del tercero no ha estado exento de polémica. Como reconoció Benilda Beleño, vocal de control de los servicios públicos, las quejas más comunes de los usuarios son en contra de Radian.

Nosotros como vocales de control orientamos en sus derechos y deberes a los usuarios. Una de las mayores quejas que se nos presentan es con el tercero que contrató Emdupar, Radian, el operador que en ese momento era indispensable para que la empresa no fuera intervenida por la Superintendencia. Pero se debe mejorar en ese sentido, prestar atención y respetar más al usuario”, detalló la vocal de control.

Las diferencias entre los usuarios y la empresa se centran en la suspensión del servicio por falta de pago. En el 2018 se hicieron 71.357 cortes efectivos.
En días anteriores el alcalde electo de Valledupar, Mello Castro, fue cuestionado sobre las decisiones que se tomarán respecto a la tercerización de la facturación.

Esa va hacer la primera concesión que le vamos a poner la lupa, porque aquí no se puede privatizar Emdupar, aquí tenemos que ir hasta el fondo para saber quiénes son los que están detrás de esa concesión, quiero que sepan que nuestro compromiso es sacar a Emdupar adelante”, dijo Mello Castro. Al respecto, el gerente saliente recomendó mantener la concesión, “haciendo lo correcto, no lo popular”.

Lee también: Emdupar volverá a ser pública: Gerente

Pese a los buenos resultados en el cobro, la cartera por cobrar aún es exorbitante. Facturando por prestación del servicio con un promedio de $3.890 millones mensuales (que se mantiene), la cartera por cobrar de Emdupar en el 2018 alcanzó los $74.534 millones, valor que aumentó $2.211 millones con respecto al mismo mes del año 2017.

Pero recuperar la cartera no es el único reto del próximo gerente. Por otro lado, para incrementar el recaudo es indispensable reducir el 8,8 % de los usuarios que aún no cuentan con micromedidores.

En palabras llanas estos sirven para medir exactamente lo que consumen las personas. La buena noticia fue el aumento de un 2,73 % en los usuarios con micromedidores. En total Emdupar ofrece su servicio a 93.463 usuarios de la ciudad, 30.094 de ellos en estrato 2, el grupo más significativo.

A lo anterior se suma resolver las deudas con Corpocesar, que en julio de este año embargó por más de $11.000 millones a Emdupar por concepto de las obligaciones no canceladas sobre Tasa por Uso del Recurso Hídrico y Tasa Retributiva de la concesión de agua.

INTERRUPCIÓN DEL SERVICIO

Además de la calidad, la continuidad en el servicio del agua es uno de los objetivos por concluir en la prestación del servicio de Emdupar. La mayor parte de la solución pasa por terminar el tanque de agua potable que contrató Findeter con el apoyo del municipio.

Con una capacidad de almacenamiento de 20 millones de litros de agua, fue planeado para poder maniobrar en épocas lluvias que causen crecientes y no interrumpir el servicio.

Su finalización se aplazó por una servidumbre que impedía ocupar un predio para la ejecución de obras civiles, instalación, cerramientos, talas de árboles, demoliciones y retiro de obras existentes. El secretario de Obras, Jorge Maestre, aseguró que superado el problema de la servidumbre, se espera terminar la obra antes de finalizar el año.

Con ese tanque, además, se espera solucionar otro problema en la ciudad: la presión del agua que afecta esencialmente a los barrios de la Comuna cuatro: Villa Miriam, El Progreso, Ciudadela 450 Años, Tobías Daza, entre otros.

Hay varios sectores del barrio que presentan problemas por la baja presión. En este sector hemos ido mejorando el servicio, el departamento técnico de Emdupar tomó cartas en el asunto, no fue rápido, pero se solucionaron algunos problemas. Pero a veces tenemos el problema que cuando llueve se va el agua”, argumentó Adalberto Vega, presidente de la Junta de Acción Comunal de Tobías Daza.

Lee también: Ricardo Llanos, gerente encargado de Emdupar

EMDUPAR AL BARRIO

En cada rueda de prensa e intervención pública, el antiguo gerente destacó la estrategia Emdupar al Barrio, incluso la continuación de esta política fue la primera recomendación al gerente entrante. La actividad, en parte, está enfocada en sectores de estrato uno, sector que de 2017 a 2018 fue el único que presentó resultados negativos (-2,2 %) en la facturación.

Emdupar al Barrio fue una estrategia inspiradora, que fue tomada por la Superservicios como modelo a implementar a nivel nacional”, detalló el exgerente José María Gutiérrez, quien en su momento recibió una mención de la Fundación Universitaria del Área Andina por el trabajo realizado en la empresa pública.

Sin duda, Emdupar hoy no parece ser la empresa que estuvo cerca de ser liquidada años anteriores, según los resultados financieros que presentan quienes la dirigen. Algunos números cambiaron y empezaron arrojar resultados positivos, no obstante, es más lo que falta para que la empresa pública alcance el reconocimiento de compañías destacadas como la Empresa Pública de Medellín.

POR: DEIVIS CARO DAZA/ EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com