27 julio, 2019

“El turismo es otra forma de invasión”: gobernador arhuaco

Según dos de los máximos representantes de la etnia arhuaca, que habita Nabusimake, la medida responde a la necesidad de protección y preservación de la cultura y el ambiente.

Hermes Torres, secretario general de la Confederación Indígena Tayrona y José María Arroyo Izquierdo, cabildo gobernador del pueblo arhuaco. 

EL PILÓN

Tras la decisión emitida por el pueblo arhuaco de restringir el turismo en Nabusimake, ubicado a 25 kilómetros del municipio de Pueblo Bello, por razones de preservación cultural y protección del medio ambiente, EL PILÓN conversó con representantes de esta etnia quienes explicaron la motivación de esta medida.

De acuerdo con José María Arroyo Izquierdo, cabildo gobernador del pueblo arhuaco, “Nabusimake históricamente representa un lugar sagrado a nivel espiritual, por lo cual la lucha de este pueblo se ha enfocado en la protección de la cultura, el territorio y hacer gobierno dentro de esa zona, de acuerdo con el compromiso de garantizar la permanencia del pueblo arhuaco en el tiempo”.

Allí se toman decisiones de orden político y organizativo, en defensa de los intereses colectivos y además están los centros espirituales más importantes donde se transmite el conocimiento propio y también cuentan con lugares sagrados.

Señaló Arroyo Izquierdo que ha recibido la advertencia de los mamos sobre los riesgos y amenazas que existen hoy en torno al territorio y la cultura. Por esto ven que “el turismo es otra forma de invasión, que cuando aparentemente no hace nada, espiritualmente genera una afectación”, debido a que los visitantes van a los lugares que son sagrados, donde se hacen ejercicios espirituales.

Lee: Indígenas prohíben el ingreso de turistas a Nabusímake

Por su parte Hermes Torres, secretario general de la Confederación Indígena Tayrona, reiteró en un amplio diálogo con EL PILÓN cuáles fueron las causas de la restricción.

¿Por qué se da el cierre de Nabusimake para los turistas?

Los mamos simplemente han dicho que todo lo que afecte la cultura y la espiritualidad rompe con la armonía, tranquilidad a nivel espiritual y a nivel material y simplemente no debe darse ese tipo de actividad.

Es una respuesta al llamado de las autoridades, no es una cuestión del cabildo gobernador, de la directiva actual, del secretario general, sino que es un asunto que se ha venido analizando desde hace mucho tiempo y en el 2009 se lanzó una resolución explicando o diciendo por qué no estábamos de acuerdo con el turismo, las afectaciones que había. En el 2010 fue ratificado y en el 2016, que asumimos el cargo, se emitió también otra resolución prohibiendo el turismo y sin embargo, eso fue violado por gente nuestra, entonces se repite la historia.

¿Cómo ven que se ha recibido la decisión?

Esto ha causado revuelo y somos como objeto de estigmatización, de juzgamiento, acusación, sin haber hecho un análisis previo. Y no fue pensando en el tema político sino en todo lo que afecte al tema cultural y el orden interno.

¿La decisión es definitiva?

Sí, hasta que se diga lo contrario, hasta que los mamos digan que en la sierra se puede hacer actividad turística.

¿Puede tomar mucho tiempo?

Para nosotros no, porque no debe haber turismo por lo menos en la parte alta, debe conservarse. La Sierra Nevada requiere de un tratamiento especial y los gobernantes regionales o locales no le han puesto el cuidado necesario a la Sierra Nevada, no estamos diciendo otra cosa distinta sino invitando, solicitando, exigiendo que la necesidad conjuntamente desde nuestra visión de defender, proteger y conservar la Sierra Nevada.

La minería, extracción de hidrocarburos, represas de río, están las sectas religiosas, está el turismo, parece que hay rearme de grupos armados y si no hay control puede entrar gente desconocida con otros fines. Entonces creo que es un aporte cuando se controla el territorio para que no haya afectación, lo que se busca es que las cosas se conserven.

Entonces no se va a permitir más el turismo…

No, turismo como tal no, tienen acceso nuestra gente, que trabajan con salud, educación, gente de la misma organización, gente del gobierno que van a asuntos muy puntuales, personas que quieran apoyar en algún sentido, que sea de nuestro interés.

Con relación a las campañas políticas, ¿permitirán el ingreso de candidatos, que no sean de esta etnia, para que hagan sus campañas?

No se hizo pensando en eso, creo que lo han tomado por ahí y se sigue insistiendo que fue para cerrarles las puertas a los candidatos, no fue por eso.

¿Entonces sí los recibirían?

Me imagino que sí, si es dentro del orden porque allá no se hace proselitismo como aquí que va un candidato y convoca un evento o una reunión política, no, allá no se hace eso.

¿Cómo han tomado las reacciones de otros entes que no están de acuerdo?

Lo que pasa es que el hermano menor es como la persona que se sube a un árbol y se pone a cortar la rama donde está apoyado. Por ejemplo, porqué la ciudad y los asentamientos humanos que están alrededor de la sierra hoy gozan de beneficios ambientales como el agua, el medio ambiente, porque estamos nosotros arriba.

Entonces toda decisión que se toma va encaminada a la conservación de nuestra gente, de la identidad cultural, del medio ambiente, de la biodiversidad, no es de otra cosa. Mucha gente distorsiona el mensaje y es eso que ponen en tela de juicio sin ir más allá de la situación, de los problemas que afecta el territorio y afecta a la cultura.

¿Los han buscado para acercar posturas?

No, además ese tema de turismo se está discutiendo. Debe haber turismo en la Sierra, pero en algunos lados, en las estribaciones, no sé, pero en las partes altas no debe haber turismo.

Por: Daniela Rincones Julio / EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com.co