Publicidad
Categorías
Salud - 3 junio, 2020

El ‘grito desesperado’ de la Unidad de Salud Mental del HRPL

Pronunciada humedad en las paredes, infraestructura de antaño, baños que les urgen mantenimiento, pocas camas y pocos insumos es parte del panorama de esta área del Hospital Rosario Pumarejo de López, HRPL.

Así luce la Unidad de Salud Mental del Hospital Rosario
Pumarejo de López.

FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.
Así luce la Unidad de Salud Mental del Hospital Rosario Pumarejo de López. FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

Sufrir problemas como la alteración en el ciclo del sueño o algún trastorno de pánico resulta un problema en Valledupar en tiempos de covid-19, lo cual se torna más complejo porque la Unidad de Salud Mental del Hospital Rosario Pumarejo de López, HRPL, atraviesa uno de sus peores momentos.

Lee también: Salud mental podría afectarse en tiempos de crisis: expertos

Es tan grave el estado de las instalaciones de la Unidad de Salud Mental que pacientes que pasaron por allí aseguran que causa temor. Paredes con pronunciada húmeda, infraestructura de antaño, baños que les urgen mantenimiento, pocas camas y pocos insumos es el panorama que enfrentan los pacientes.

El precario estado de la Unidad de Salud Mental del HRPL deja mucho que decir; las instalaciones son reprochables, están en muy mal estado, lo que debería ser un lugar de paz y armonía se ha convertido en un lugar desagradable, que no es apto para encontrar el equilibrio mental que buscamos”, comentaron pacientes a este diario.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Al respecto, el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, expresó: “Nosotros sabemos que parte del problema es que no tenemos espacios para atender a los pacientes en este momento como debe ser, pero estamos tomando medidas para entrar a solucionar este problema. Esperamos sacar adelante primero el proyecto de la nueva Unidad de Urgencias para luego pasar a más Unidades de Cuidados Intensivos y la Unidad de Salud Mental”.

FUNCIONAMIENTO

Esta casa editorial conoció que actualmente la Unidad de Salud Mental del Rosario Pumarejo funciona así: 21 camas principales más 22 camillas adicionales en el área de hospitalización y 5 en el área de observación. En total son 48 camas disponibles.

No dejes de leer: La salud mental frente al coronavirus: ¿cómo ganarle el pulso?

El número normal de pacientes antes de la pandemia del coronavirus eran de 15 a 20, quienes ingresaban a urgencias;  en la actualidad el promedio es entre 5 a 6 pacientes y hospitalizan un promedio de  30 a 35 pacientes por lo general. 

INCREMENTARÁN ENFERMEDADES MENTALES

El psiquiatra Alex Sandro Mindiola aseveró que se debe tener en cuenta que después del confinamiento por el coronavirus vendrá la “pandemia de las enfermedades mentales”, se saturará el servicio y las camas serán insuficientes porque vendrán los trastornos mentales agudizados por la covid-19.

Estas enfermedades ‘se dispararán’ por el encierro, las medidas de confinamiento, el cambio de estilo de vida de las personas y un gran déficit de la economía, que de una u otra manera afecta la calidad de vida de los seres humanos. De hecho, hay muchos pacientes en telemedicina evidenciados con incremento del trastorno de pánico, trastorno de ansiedad, dificultades de pareja, violencia intrafamiliar y casos de pacientes que no han consultado”, recalcó.

Explicó que muchas personas por miedo a contagiarse del coronavirus en el HRPL, dejaron de ir a consultas, por lo que están sin medicamentos, no hay un control y los familiares los tienen encerrados en contra de su voluntad. “Obviamente apenas levanten las medidas los pacientes saldrán nuevamente y las personas llegarán en un estado más agudizado”, anotó.

Este medio intentó comunicarse con el secretario de Salud Departamental, Hernán Baquero, y la gerente del hospital HRPL, para conocer su opinión del tema, pero resultó infructuoso.

Te puede interesar: En Ciudadela 450 Años, el barrio con más casos de covid-19 en Valledupar, tienen dudas

A mejorar el sistema inmune

Por su parte, el enfermero especialista en Salud Mental, Alfonso Astorga, acotó que un sistema inmunológico fuerte es una de las formas más efectivas de defensa contra las infecciones virales, incluido la covid-19.  

Mencionó al médico español Mario A.Puig,  quien afirma: “Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja al sistema inmunitario en una situación delicada durante 6 horas“, asegurando que lo mismo sucede con el estrés y las emociones denominadas negativas, por ejemplo: el miedo, la ira y la preocupación descargan gran cantidad de catecolaminas en la sangre produciendo graves daños, si son frecuentes.

Además la dieta puede ser nuestra aliada o enemiga frente a la enfermedad, incluidas las infecciosas. Algunos alimentos como el aceite de oliva de buena calidad, el pescado de mar, los frutos secos, lo cítricos, el ajo y el jengibre fortalecen el sistema, mientras que otros como la carne roja, los embutidos, los refrescos, los lácteos enteros, lo debilitan. La salud es por tanto la integración armoniosa de varios factores: mente sana, emociones agradables y comida saludable. Recordando que mente sana en cuerpo sano”, concluyó.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN [email protected]