24 febrero, 2021

Disputas políticas en Pueblo Bello afectan proyectos para víctimas del conflicto armado

Por una presunta revictimización a afectados del conflicto armado en una sesión ordinaria del Concejo de Pueblo Bello, integrantes de la Mesa de Víctimas de este municipio presentaron el hecho ante la Procuraduría General de la Nación para que se adelanten las respectivas investigaciones sobre esta falta.

Las divisiones por los partidos presuntamente causan retrasos en la aprobación de los proyectos de la comunidad de Pueblo Bello. 

FOTO/ARCHIVO.

En el municipio de Pueblo Bello surgió una disputa debido a que la representante de la Mesa de Víctimas del Conflicto Armado de este territorio, Marelbis Ariza, presentó ante el Concejo de Pueblo Bello la rendición de cuentas de esta asociación, en la que señalaba que la administración municipal no apoya a las víctimas. Información que al día siguiente fue debatida por el concejal de Pueblo Bello Huber Gutiérrez, quien posteriormente fue acusado de revictimizar a la población vulnerable.

Lee también: “Si no desalojan usaremos la fuerza”: Secretaría de Gobierno sobre asaderos instalados en la vía La Paz

De acuerdo con Ariza, el concejal Gutiérrez revictimizó “a todos los miembros de la mesa tratándolos de mentirosos”. Comentó que el corporado señaló que era falso el informe que ella presentó el pasado lunes sobre las necesidades de las 7.000 víctimas de este territorio que ella representa.

El concejal aseveró que no era cierto lo que decíamos en el informe. Que nosotros como Mesa de Víctimas pretendíamos que no se dieran los proyectos enfocados a esta población en el municipio. Aseveró que todo lo que hacemos es en contra del actual alcalde y eso no es cierto porque esto no se trata de un tema político”, sustentó.

De acuerdo con la querellante, en el informe presentado se puntualizó sobre la necesidad de que exista más apoyo para las víctimas del conflicto armado de los diferentes corregimientos debido a que sienten que no hay un acompañamiento puntual por parte de la administración municipal para gestionar proyectos y acciones que mejoren la calidad de vida de esta población.

¿DIVISIÓN POLÍTICA?

De acuerdo con un concejal del municipio de Pueblo Bello, que prefirió omitir su nombre, en la mesa que representa a las víctimas del conflicto armado y otros miembros del gabinete político “hay divisiones y rivalidades debido a que el alcalde  Danilo Duque no es apoyado por un segmento  indígena del municipio”.

No dejes de leer: Comunidad del corregimiento Camarones, La Guajira, protestaron por falta de agua

Señaló que las diferencias políticas en este territorio afectan la aprobación de los proyectos y el ambiente para socializar decisiones para iniciar planes de acción para invertir en el municipio, acotando que esta dificultad afecta directamente a la población porque no hay una unión en los entes gubernamentales de este territorio y esto atrasa el progreso y perjudica a los ciudadanos.

¿MAL INTERPRETACIONES?

Al respecto, el concejal Huber Gutiérrez aseveró: “En ningún momento revictimicé a nadie, sino que planteé ante el Concejo de Pueblo  Bello que se hiciera una sesión en alguno de los dos corregimientos que la mesa de víctimas representaba por ser desplazados por el conflicto armando, los cuales son Iracal y Nuevo Colón“.

Yo simplemente planteé que se hiciera una sesión en cualquiera de esos dos corregimientos y se escuchara directamente a la comunidad para saber si lo que dice la Mesa de Víctimas es real o la población afectada tiene otra información”, comentó.

Señaló que Ariza como representante de las víctimas no está cumpliendo con su rol debido a que “esta casi en contra de todos los proyectos” que llegan al municipio de Pueblo Bello, cuando lo le corresponde es velar por su ejecución  “sin importar quién sea el alcalde” para que así las víctimas puedan tener un algún tipo de reparación.

Aseguró que los proyectos encaminados para esta población tratan de subsanar las dificultades que tengan en salud, educación, vías, entre otros aspectos necesarios para que tengan una mejor calidad de vida luego de haber sido desplazados por la violencia.

Hay algo particular que sucede en Pueblo Bello y es que luego de que se escoge al alcalde, el candidato perdedor continua haciendo política y tiene la idea de oponerse al desarrollo del plan de gobierno. Él y sus partidarios obstaculizan la ejecución de los proyectos y aseveran que la administración municipal a cargo tiene abandonada a la población”, explicó Gutiérrez.

Te puede interesar: El Cesar se ‘rajó’ en materia de competitividad

De acuerdo con el concejal, la oposición política del gobierno del alcalde Danilo Duque no desempeña un papel para mejorar las condiciones del pueblo sino para ‘truncar’ los planes de acción realizados por la administración municipal.

Manifestó que de manera puntual dijo en la sesión ordinaria del pasado martes lo siguiente: “Como concejal propongo que se vaya a algunos de los dos corregimientos y gestionemos para que tengamos una segunda voz. Con esto no quiere decir que ponga en duda lo expresado por la Mesa de Víctimas, sino que debemos conocer de primera mano las necesidades que hay en dichas comunidades para hacer un análisis con respecto al informe que hizo la mesa”.

A pesar de esta presunta malinterpretación, Marelbis Ariza presentó la queja de presunta revictimización ante  la Procuraduría General de la Nación para que el órgano de control haga las respectivas investigaciones que determinen si el concejal Huber Gutiérrez incurrió en una falta disciplinaria.

POR: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN.