25 enero, 2020

Conozca los puntos viales con mayor accidentalidad de Valledupar

En el gobierno pasado Valledupar tuvo 45 guías de Tránsito que regulaban la movilidad de manera pedagógica. Este año aún no se han contratado y los 10 agentes de tránsito que regulan el tráfico de acuerdo con los vallenatos no son suficientes para las 66 intersecciones en la ciudad.

La Secretaria de Tránsito Municipal realizará capacitaciones para incrementar el número de agentes de tránsito que se encargarán de la regulación del tráfico en la ciudad.  

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Transitar por la carrera octava a las doce del mediodía es una de las situaciones más complejas que atraviesan los actores viales de Valledupar, ya que se les presentan dificultades en la movilidad por el alto flujo vehicular.

El sector de Cinco Esquinas, la avenida Simón Bolívar, las glorietas, la 44, la avenida Los Militares y la transversal 23, son los puntos neurálgicos con mayor incidencia de accidentes según informó Roberto Carlos Daza Guerrero secretario de Tránsito Municipal.

Debido a los embotellamientos presentes en estas zonas, los diez agentes de Tránsito que pertenecen a esta entidad, patrullan para hacer levantamientos de accidentes, regulación vial, ejercer control y vigilancia del cumplimiento de las normas de tránsito, exigir el debido porte de la documentación de los conductores y entre otras funciones, de acuerdo con Temistocles Vázquez, coordinador de los que comúnmente llama la población los “azulitos”.

Lee también: Los ‘cuellos de botella’ en la movilidad de Valledupar

Según la vallenata Rosenda Estrada, estos ‘guardines’ de las vías urbanas trabajan con muchas dificultades porque son muy pocos para cubrir las 66 intersecciones viales que hay en la ciudad aproximadamente, y los diferentes sectores donde la circulación de los vehículos es ‘tortuosa’ para los conductores y peatones que deben esperar por varios minutos que el tráfico disminuya y puedan cruzar la vía.

Tomás Nieves agente de Tránsito comentó que “entre los sectores donde se producen mayores accidentes están: el barrio Primero de Mayo, Los Fundadores y San Joaquín porque en estos territorios los conductores exceden el límite de velocidad produciendo así choques”.

Al tiempo, expresó que sus compañeros y él tienen dificultades para realizar las operaciones de control porque no cuentan con un vehículo para desplazarse hacia las zonas donde es necesario ejercer mayor vigilancia.

Luego de la orden del alcalde de Valledupar Mello Castro sobre la recuperación y el respeto de los espacios públicos por medio de una serie de controles que efectuará la Secretaría de Tránsito y Transporte Municipal, en sectores como la Terminal de Transporte Municipal, la 44, avenida Simón Bolívar, El Obelisco, la carrera 12; las glorietas Cacique Upar, Los Músicos y La Ceiba, EL PILÓN hizo un recorrido para constatar porque estos puntos fueron priorizados y las problemáticas de movilidad que según los vallenatos dificultan a diario el tránsito en estas zonas.

Avenida Simón Bolívar de Valledupar. FOTO/ JOAQUÍN RAMÍREZ

Avenida Simón Bolívar

Según Roberto Daza, secretario de Tránsito y Transporte de Valledupar, la avenida Simón Bolívar es una de las vías donde se presentan constantemente accidentes de tránsito producidos por el exceso de velocidad. Asegura que la mayoría de incidentes son causados por la irresponsabilidad de los vallenatos que no tienen cultura ciudadana al no respetar los carriles, zonas peatonales y los semáforos.

Los agentes de Tránsito comentan que en esta zona es necesaria la vigilancia constante porque al ser una avenida muy concurrida y de doble carril los conductores exceden la velocidad, no transitan con los documentos en regla y no portan el cinturón de seguridad que es de carácter obligatorio.

Tomás Nieves asegura que la ciudadanía ofende a diario el trabajo que con sus nueve compañeros realizan en los puntos más críticos de movilidad. Reiteradamente los abuchean y los retan cuando les piden los documentos en regla del vehículo o dirigen el tránsito.

Lee también: La movilidad en Valledupar, un problema no solo de temporada

Glorieta ‘La María Mulata’

La congestión vehicular que se presenta en esta zona desde las ocho de la mañana hasta las díez de la noche, ponen en evidencia la necesidad de instalar más semáforos porque se dificulta la movilidad en esta glorieta”, dijo el taxista José Padilla, quien además aseguró que el semáforo que se instaló en la glorieta ‘Mi Pedazo de Acordeón’ fue una buena medida porque ya es posible conducir por ese sector con mayor orden y sin que se formen colas.

Roberto Daza comentó que desde su dependencia se está desarrollando un proyecto que esperan realizar este año para crear soluciones distintas al embotellamiento de los automóviles en las glorietas de la ciudad. Del mismo modo, aseveró que “es necesario nuevas formas para regular el tránsito en Valledupar y mantener un orden vehicular para la ciudadanía que se desplaza por las calles principales y evitar de esta forma imprudencias cuando hay tráfico en la hora pico”.

Cinco Esquinas

Los comerciantes del sector y los que caminan a diario por esta intersección lo llaman ‘un punto traumático’ al momento de cruzar la calle o transitar por el andén que está invadido de vendedores ambulantes e incluso es utilizado por algunos ciclistas y mototaxistas como una ‘sexto carril’.

“Esta zona es altamente priorizada los viernes y sábados porque el centro de la ciudad se llena de compradores y el número de vehículos aumenta”, reportó Daza.

Los agentes de Tránsito se distribuyen en este sector en grupos de dos o tres para regular la movilidad que es ‘caótico’ durante todo el día, debido a que es un tramo donde la velocidad de circulación es lenta y hay diferentes obstáculos que no permiten el avance adecuado de los vehículos”, según el secretario.

No dejes de leer: ¿Cristian Castro en un triángulo amoroso? Su novia responde

Terminal de Transportes de Valledupar

Los conductores de carros particulares que operan a las fueras de la Terminal de Transporte de Valledupar, los llamados ‘revoleadores, maleteros y vendedores ambulantes crean un espacio de alto riesgo para la movilidad”, reportó Daza Guerrero.

Rosalba Jiménez, usuaria de la Terminal de Transporte, manifestó que “la mayoría de los transportistas informales que se aglomeran al borde de los andenes no tienen la documentación en regla porque evitan a los agentes de Tránsito cuando los ven por esa zona”.

La Alcaldía de Valledupar en vista de la peligrosidad de este punto en materia de movilidad realizará una serie de operativos de control y vigilancia por medio de la Secretaría de Tránsito Municipal y la gerencia de la Terminal de Transportes para disminuir el número de conductores informales.

De igual modo, harán campañas pedagógicas e implementarán estrategias para recuperar el espacio público, medidas con las que esperan mejorar la movilidad y lograr que los ciudadanos utilicen un medio de transporte formal.

Según los agentes de tránsito el inicio de la jornada escolar incrementará la problemática vehicular porque los padres de familia conducen de prisa cuando llevan a sus hijos a la escuela al igual que al recogerlos y no respetan los semáforos. FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ

Los ‘Azulitos’ del Tránsito

En la ciudad de Valledupar hasta el momento solo hay diez agentes de tránsito que se encargan de regular la movilidad. Estos trabajadores anteriormente tenían el apoyo de entre 35 y 37 agentes de la Policía de Tránsito y Transporte, llegando a ser una unidad de 50 uniformados que se encargaban de cubrir las 66 intersecciones más concurridas y atender los accidentes de tránsito en la capital del Cesar.

De acuerdo con Roberto Daza por la tardanza de la contratación en estas primeras semanas de enero no han recibo todavía el apoyo de los patrulleros. La Secretaría de Tránsito y Transporte está a la espera de renovar el convenio con la Policía Nacional, para que en los primeros días del mes de marzo el personal a cargo de los controles en la movilidad esté completo y puedan abarcar más zonas de la ciudad.

No dejes de leer: Clínica Portoazul se pronuncia sobre estado de salud de ‘Poncho’ Zuleta

Junto a este grupo también trabajan los guías de Tránsito, cuya función es orientar a los actores viales y peatones sobre las normas que deben acatar en el espacio urbano.

Apoyan el control del tránsito cuando el tráfico es menor, regulan la movilidad en las zonas escolares, además de realizar campañas pedagógicas de cultura ciudadana. No imponen comparendos y tampoco levantan accidentes. La Secretaría espera que se renueven los contratos de los 45 trabajadores e inicien sus funciones en las próximas semanas.

De acuerdo con las denuncias de los vallenatos, en diversos sectores de la ciudad las señalizaciones están deterioradas por actos de vandalismo y no hay suficientes reductores de velocidad. Ante las necesidades de la ciudadanía el secretario Roberto Daza aseguró que desde su dependencia realizarán un inventario de las señales de tránsito que han sido dañadas y que son requeridas en puntos de la ciudad.

Lee también: Nuevamente se cayó el contrato de transporte escolar en Valledupar

Asimismo acotó que “los ciudadanos que consideren que en la zona donde viven es necesaria la instalación de resaltos, marcaciones viales y reductores velocidad pueden solicitarlos en la Secretaría de Tránsito y Transporte de Valledupar”.

Por otra parte reveló que entre marzo y abril harán una jornada para distribuir las señalizaciones que hagan falta y hacer mantenimiento a las antiguas para de esta forma garantizar a los ciudadanos el orden en el tránsito vehicular y peatonal en Valledupar.

POR: NAMIEH BAUTE BARRIOS / EL PILÓN
NAMIEHDAYANA@GMAIL.COM