7 agosto, 2020

Conductor habría sido asesinado tras una discusión: hay un sospechoso

El capturado presenta antecedentes judiciales por los delitos de inasistencia alimentaria y fraude a resolución judicial.

Dulys Rico Algarín murió de tres impactos de bala.

FOTO/CORTESÍA.

El conductor Dulys Rico Algarín habría perdido la vida como producto de una riña que aparentemente sostuvo con otra persona que le disparó en repetidas oportunidades en el municipio de Bosconia, según informaron las autoridades.

Lee también: Los operativos del fin de semana por toque de queda en 17 municipios del Cesar

Las primeras hipótesis de la Policía Nacional indican que Rico Algarín se encontraba en su lugar de residencia momentos en que llega un sujeto en una motocicleta, marca Bóxer, de color azul, comienza a discutir con él y minutos después saca un arma de fuego para dispararle.

En total fueron tres impactos de bala que Rico Algarín recibió en la cabeza y región torácica, los cuales le ocasionaron la muerte en su vivienda ubicada en el barrio subnormal de Nueva Esperanza en la manzana 3 con casa cinco.

La Policía Nacional comunicó que tras presentarse la presunta riña lograron detener a un sujeto de 33 años de edad a quien le incautaron un arma de fuego tipo pistola.

No dejes de leer: Murió a balazos en la pieza donde vivía en Bosconia

Sin embargo, EL PILÓN conoció por allegados al caso que este solamente sería un sospechoso del homicidio dado que tendrían que hacerle una prueba de balística para corroborar si el arma incautada corresponde a la misma que cobró la vida de Rico Algarín.

El capturado presenta antecedentes judiciales por los delitos de inasistencia alimentaria y fraude a resolución judicial.

Por ahora el sujeto sería presentado ante un juez de control de garantías para las audiencias preliminares de legalización de captura, imputación de cargos e imposición de medida de aseguramiento por porte ilegal de arma.

Te puede interesar: Críticas en redes sociales por fiesta de Daniel Calderón en plena pandemia

La investigación quedó en manos de los miembros de la Sijín de la Policía Nacional quienes en la tarde del jueves fueron los encargados de inspeccionar la escena violenta.

La víctima trabajaba manejando un bus de una concesionaria que opera en la vía nacional.