25 marzo, 2021

Comunidad wiwa de Becerril solicita educación para niños de Campo Alegre

Los habitantes del resguardo Campo Alegre, en el municipio de Becerril, piden que los niños de la etnia wiwa puedan acceder a la educación debido a que se están atrasando en su desarrollo educativo por no estar incluidos en el Simat.

De acuerdo a los querellantes, los niños wiwa fueron retirados del Simat.  

FOTO/CORTESÍA.

La comunidad wiwa que vive en el resguardo de Campo Alegre, municipio de Becerril, denunció que 50 niños de esta etnia no tienen la posibilidad de acceder a la educación debido a que fueron retirados del Sistema Integrado de Matrícula, Simat. De acuerdo con el cabildo gobernador wiwa, Julio Nieves, los infantes se encuentran sin estudiar porque no están en la base de datos que permite que sean matriculados en instituciones educativas.

Lee también: Inició temporada de lluvias en el Cesar

Nieves comentó que la situación educativa en el resguardo indígena es “complicada” porque los niños que llegan a vivir a la zona también se ven afectados por esta falla en el sistema que no permite que los infantes wiwa accedan a la educación del departamento del Cesar. Añadió que los jóvenes al no estar en el Simat perdieron los beneficios del programa Familias de Acción y este subsidio era una gran ayuda para las familias de esta comunidad.

De acuerdo con el Ministerio de Educación, Familias en Acción brinda apoyo directo a la canasta familiar mediante la entrega de subsidios en educación, condicionados a la asistencia regular de los estudiantes al colegio. Esta ayuda propicia que los padres de familia “tengan una motivación adicional para apoyar a sus hijos para que continúen con su vida académica”.

Las secretarías de Educación no han asumido con frecuencia y responsabilidad los trámites jurídicos y poblacionales pertinentes para que se agilice el proceso de registro de los niños que fueron retirados del Simat. Mientras esto no suceda los niños de la reserva de Campo Alegre seguirán sin poder estudiar. Es lamentable que esta problemática se presente en la comunidad porque es un derecho fundamental de los niños”, comentó el cabildo gobernador wiwa, Julio Nieves.

No dejes de leer: Detectan brote de rabia en el corregimiento El Totumo, en La Guajira

Señaló que la comunidad le solicita ayuda a la Secretaría de Educación Departamental para subsanar la dificultad educativa por la que atraviesan los niños del resguardo indígena para que así puedan retomar sus estudios y el subsidio de Familias en Acción se les vuelva a otorgar.

OTRAS SOLICITUDES

Según el cabildo gobernador, Julio Nieves, otra solicitud apremiante en el resguardo indígena Campo Alegre es su reubicación que desde el año 2015 han estado esperando y hasta la fecha no se ha realizado. Acotó que mediante un acuerdo firmado el 15 de mayo de 2015 con el Ministerio del Interior, la Agencia Nacional de Tierras y otras instituciones nacionales se llegó al compromiso de que en ese mismo año se les entregarían 572 hectáreas en el municipio de El Molino, La Guajira,  y otras en 2016 con el fin de poder ser reubicados.

El cabildo gobernador señaló que dicho acuerdo no ha sido cumplido, por lo que la comunidad se siente defraudada. Actualmente solo tienen 303 hectáreas en el municipio de El Molino. Nieves explicó que el terreno donde se ubican ancestralmente perteneció a los yukpas y esta etnia indígena solicita los predios, por lo que  los wiwa reclaman que se les sean entregadas las tierras prometidas.

Te puede interesar: Resultados de pruebas Saber 11 se conocerían en mayo

SILENCIO DE EDUCACIÓN DEPARTAMENTAL

El diario EL PILÓN intentó comunicarse con la secretaria de Educación Departamental, Pamela García, para conocer si tiene conocimiento de la denuncia del cabildo gobernador del resguardo wiwa de Campo Alegre, pero resultó infructuoso porque no contestó las llamadas ni mensajes. 

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN.