27 junio, 2020

¿Cómo alcanzar la matrícula cero para los estudiantes de las universidades del Cesar?

Son cinco universidades públicas con sedes en el Cesar que piden auxilios al departamento y a los municipios para evitar una deserción masiva. Ya salieron a las calles los estudiantes de la UPC. El mismo día el gobernador presentó una propuesta que dividió opiniones.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Con la crisis económica y sanitaria, en el departamento inició también el debate de cómo lograr la matrícula cero. Un debate necesario para evitar la deserción más alta de la historia reciente en la Universidad Popular del Cesar para el segundo semestre del 2020.

Lee también: Con plantones, estudiantes de la UPC piden matrícula cero

Porque las proyecciones no son positivas y hablan que más del 50 % de los estudiantes del Alma Máter dejarían de matricularse para el segundo semestre ante la imposibilidad económica de pagar el valor del semestre, de por si uno de los más costosos de la región a nivel de universidades públicas.

Cabe señalar que el Cesar cuenta con una población de al menos 25.000 estudiantes de educación superior divididos en cinco centros universitarios públicos: la Universidad Popular del Cesar, UPC, Universidad Nacional Abierta y A Distancia, UNAD, Universidad del Magdalena, Unimagdalena, Universidad de Pamplona y Universidad Industrial de Santander, UIS. De esos, más de 17.000 están matriculados en la UPC.

PROPUESTA DEL GOBERNADOR

Buscando ser escuchados, los estudiantes fueron los primeros en salir a las calles en pequeños grupos para pedir un apoyo económico a la institución que permita alcanzar la matrícula cero.

 “Salimos a las calles pensando en nosotros y en los más de 10.000 estudiantes que probablemente deserten este semestre 2020-2 por la crisis social y económica que se está viviendo en todo el departamento. La educación es la puerta al desarrollo. Muchos hablan de que no tienen cómo pagar la matrícula de $900.000  porque la mayoría de los estudiantes somos entre estratos 0 y 2”, señaló Carlos Echavarría, estudiante del programa de Administración de Empresas de la Universidad Popular del Cesar. 

En las pancartas se leían mensajes como “S.O.S. educación superior”, “Señor gobernador necesitamos su ayuda”, “La UPC necesita fondos, no que la lleven al fondo”, entre otros.  

Lee también: La propuesta del gobernador para alcanzar matrícula cero en la UPC

Casi todos los mensajes eran una petición a la máxima autoridad del departamento: el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo. Como una respuesta y a la vez una proposición para los otros jugadores del partido (Alcaldía de Valledupar y la Universidad Popular), Monsalvo lanzó una propuesta que alcanzó adeptos y contrarios.

Para matrícula cero en Universidad Popular del Cesar propongo descuento del 20 % como en otras universidades, cambio de uso de los recursos de estampilla prouniversidad girados por la Gobernación, FedesCesar y aporte de la Alcaldía de Valledupar sumado al aporte de la nación”, escribió Monsalvo en su Twitter, haciendo referencia a una tabla donde explicó cómo se realizarían los financiamientos para lograr disminuir el precio de la matrícula en los estudiantes de la UPC.

La explicación es la siguiente: de Sisbén 1 y 2 hay alrededor de 12.553 estudiantes en la UPC, cuya matrícula tiene un valor individual promedio de $920.501. El valor  total de la matrícula para los 12.553 estudiantes sería de $11.555 millones.

Bajo ese valor, el gobernador puso sobre la mesa la idea del ‘todos ponen’. Primero, señaló que con el descuento del 20 % de la UPC se descontarían $2.311 millones, y el valor a pagar quedaría en $9.244 millones.

Allí entraría la Gobernación del Cesar a aportar $5.750  millones por la estampilla pro UPC y del fondo de FedesCesar. Sin embargo ese aporte ha sido cuestionado porque es similar al que se venía destinando antes de la pandemia, además que los recursos de la estampilla pro universidad ($3.500 millones) no son aportes del departamento.

En este punto, el gobernador se defendió afirmando que desde antes de la crisis, el departamento  del Cesar es de los pocos en el país que apoya a los estudiantes de universidades públicas con la destinación de un fondo para su matrícula.

Los otros recursos para cubrir el valor total del pago semestral de los estudiantes de estrato 1 y 2 los aportarían el Ministerio de Educación ($2.641 millones) y la Alcaldía de Valledupar ($852 millones).  Teniendo en cuenta que la mayoría de estudiantes de la UPC  provienen de la capital del departamento, el gobernador recomendó a la entidad municipal ampliar hasta $852 millones su aporte.

No dejes de leer: Procuraduría confirmó suspensión de funcionarias de la Gobernación del Cesar

OPOSICIÓN A LA IDEA

Así como la idea obtuvo adeptos, también algunos sectores políticos y académicos no apoyaron la propuesta del gobernador argumentando que era necesario un mayor sacrificio y que los recursos ya tenían destinación específica.

“1. El Gobernador se equivoca, los recursos de estampillas son de destinación específica, así lo define la Ley 1267 de 2008 en su artículo 2. Que dice: El 70 % para construcción de la ciudadela, creación de plazas docentes y capacitación, el resto 30 % se invertirán en investigación”, dijo el diputado Ricardo Quintero Baute.

Añadió: “Los recursos de la estampilla ‘Pro Universidad Popular del Cesar’ no los aporta la Gobernación, es un impuesto que pagan los contratistas y el departamento es solo un recaudador, lo único que hace es girar los recursos”.

Respecto a eso, el gobernador dijo a EL PILÓN que al igual que muchas entidades territoriales, la Gobernación del Cesar lo hizo para entregar mercados, durante la emergencia sanitaria la UPC puede cambiar la destinación de recursos con destinación específica. En este caso, todos los fondos destinados por la estampilla a la universidad irían a financiar las matrículas de los estudiantes. 

Similar opinión a la de docentes de la universidad. “Lo que necesita la universidad para garantizar matrícula cero no es hacer una distribución de recursos de manera inexacta como lo plantea el gobernador. Se necesita la inyección de nuevos recursos para sostener fiscalmente la universidad en el entendido que no habrá ingresos relacionados con matrícula”, argumentó el excandidato a rector de la UPC y docente, Jhon Carpio.  Según el docente los recursos de pro estampilla no los aporta el departamento, simplemente los recauda porque son del orden nacional.  

OTRAS PROPUESTAS

El presidente de la Asamblea, Miguel Ángel Gutiérrez recomendó hacer una mesa de trabajo con alcaldes, rectores, senadores y representantes a la Cámara, “que permita garantizar la gratuidad de los estudiantes del Cesar”. “Hagamos todo lo necesario para ayudar a nuestros estudiantes a materializar el sueño de ser profesionales, para que nuestra sociedad crezca desde la educación superior”, agregó

Se necesita que la Gobernación haga un esfuerzo adicional. El Gobierno nacional viene haciendo los giros ordinarios y dispuso de  un recurso adicional que oscila en los $2.500 millones. El alcalde de Valledupar debe hacer un mayor esfuerzo porque la mayor población de la Universidad Popular del Cesar es de Valledupar”, sostuvo por su lado el docente Jhon Carpio.

¿FINANCIAR CON LA SOBRETASA DEL ACPM?

Dentro de las propuestas que rondaron el debate para alcanzar la matrícula cero en las cinco universidades asentadas en el departamento del Cesar, el diputado Raul Romero se apoyó en el Decreto 678 del Gobierno nacional.

Lee también: Diputado propone financiar matrícula cero con sobretasa al ACPM

Específicamente, el diputado señaló que  como a partir del período gravable de junio de 2020, y hasta el período gravable diciembre de 2021, los departamentos dejarán de percibir solo el 50 % de la sobretasa al ACPM, para disponer en un 100 % de esos recursos.

Hasta el mes de mayo y junio está llegando un promedio de $3.000 millones   por concepto de esta sobretasa, a partir del mes de julio ya nos deben llegar $6.000 millones de pesos por cada dos meses. Por eso insisto en que con esta sobretasa se podría sacar los recursos para evitar la deserción escolar”, señaló el diputado Raul Romero.

Por su lado, el diputado José Mario Rodríguez señaló urge que el gobierno departamental aporte más allá de lo que establece la Ordenanza 080 del 2013 que da origen a las becas de FedesCesar.

Es decir la cuantía establecida allí no sea la que rija las actividades que estamos demandando: estamos diciéndole al gobierno departamental que entregue muchos más recursos. Lo que ha pasado es que la pandemia ha afectado los recursos propios de libre destinación. La buena noticia es que los recursos de las becas están garantizados”, recomendó el diputado.

POR: DEIVIS CARO / EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com