Publicidad
Categorías
Categorías
Comunidad - 8 agosto, 2020

Botadero de basura: el dolor de cabeza del lote de Callejas del Norte y Dundakare

La mayoría de los residuos sólidos que se evidencian en el espacio son ramas de árboles de gran tamaño, llantas, escombros, maderas, entre otros residuos.

El botadero de basura se encuentra ubicado en la carrera 23 con calle 4 y entre la carrera 20 con calle 5 a un costado de la bomba Callejas.

FOTO/CORTESÍA.
El botadero de basura se encuentra ubicado en la carrera 23 con calle 4 y entre la carrera 20 con calle 5 a un costado de la bomba Callejas. FOTO/CORTESÍA.

El olor es terrible”, “los carremuleros llegan a toda hora a botar toda su basura ahí”, “ese lote también se presta para escondite de delincuente”, “limpian el lote pero la basura la dejan tirada sobre las calles”.

Lee también: El constante problema de las basuras en las invasiones de Valledupar

Con estas frases, los habitantes del barrio Callejas del Norte y Dundakare de Valledupar describen el problema de los olores fétidos y la acumulación de basuras en el lote que se encuentra entre la carrera 23 con calle 4 y entre la carrera 20 con calle 5 a un costado de la bomba Callejas.

La mayoría de los residuos sólidos que se evidencian en el lote enmontado son ramas de árboles, escombros, madera, llantas y animales en estado de descomposición, generando fuertes olores que incomodan a los miembros de la comunidad.

Hemos gestionado junto a la comunidad la limpieza del lote que pertenece a ‘Fello’ Corzo, propietario de la  bomba Callejas y él lo que hace es limpiarlo pero en la carrera 20 deja amontonado los escombros y la maleza. Nosotros lo que le pedimos al señor Corzo es que habilite la calle que está pavimentada. Yo fui a Planeación y solicité que abrieran la calle para que al menos bajara un poco el monte de ese lote y lo que me dijeron fue que quien debe habilitarla es el mismo propietario de la bomba y no ha sido posible”,  manifestó Judith Fernández, presidenta de Junta de Acción Comunal de los sectores de Dundakare y Callejas del Norte.

La calle 5 con carrera 20 cuenta con pavimentación pero se encuentra sellada por los escombros. FOTO/CORTESÍA.

Los carremuleros, después de realizar sus actividades de poda en la zona, llevan sus desechos a los lugares enmontados.

No dejes de leer: Basuras mal dispuestas: reto pendiente de la comunidad

Le he enviado varios mensajes al secretario de Gobierno diciéndole de la problemática que tenemos y él se hace el sordo y mudo; nunca me ha contestado”, agregó la presidenta.

El PILÓN trató de comunicarse con el secretario de Gobierno, Luis Galvis, pero no fue posible.

FALTA DE ILUMINACIÓN

La carrera 20 del sector de Dundakare es una calle destapada hecha por la misma comunidad, sin embargo, no cuenta con alumbrado público.

Este  lote se encuentra completamente a oscuras y en pleno abandono. Yo compré una lamparitas y las instalé, pero no dan abasto, necesitamos que las empresas prestadoras de servicio nos colaboren con la iluminación de la carrera 20”, dijo Jaime Mendoza, residente del sector de Dundakare.

Las luces de los carros y los bombillos de las casas que se encuentran en el sector son los únicos reflejos de claridad con los que cuentan los peatones que se atreven a caminar por este sector.

Se solicitó a Electricaribe la instalación de postes, tenemos es postes de madera y no ha sido posible que nos solucionen. Esto no es un pueblo, esto es un barrio”, señaló Judith Fernández.

Carta catastral urbana.

APARECIERON PROPIETARIOS

Desde hace dos años, la comunidad tiene la disputa con un supuesto propietario de un lote que cruza por la calle 5. Sin embargo, según una carta catastral urbana emitida por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi ese sitio pertenece a una calle que en su mayoría cuenta con pavimentación, pero está fuera de servicio por la cantidad de basura que le depositan.

Te puede interesar: El rentable negocio detrás de las basuras

“Tenemos una carta catastral urbana que nos muestra que este es una calle que existe desde hace muchos años. Ahora apareció una persona con una escritura que la acredita como dueña de esta calle y también trajo una licencia de construcción que es lo que nos aterra”, puntualizó Víctor Guerra Ustáriz, morador y vecino del sector de Dundakare.

Finalmente, los líderes de esta comunidad solicitan la intervención urgente de este lote con brigadas de limpieza, por supuesto, con el apoyo de los habitantes del sector.

Por: Camila Villazón | EL PILÓN

Comunidad
8 agosto, 2020

Botadero de basura: el dolor de cabeza del lote de Callejas del Norte y Dundakare

La mayoría de los residuos sólidos que se evidencian en el espacio son ramas de árboles de gran tamaño, llantas, escombros, maderas, entre otros residuos.


El botadero de basura se encuentra ubicado en la carrera 23 con calle 4 y entre la carrera 20 con calle 5 a un costado de la bomba Callejas.

FOTO/CORTESÍA.
El botadero de basura se encuentra ubicado en la carrera 23 con calle 4 y entre la carrera 20 con calle 5 a un costado de la bomba Callejas. FOTO/CORTESÍA.

El olor es terrible”, “los carremuleros llegan a toda hora a botar toda su basura ahí”, “ese lote también se presta para escondite de delincuente”, “limpian el lote pero la basura la dejan tirada sobre las calles”.

Lee también: El constante problema de las basuras en las invasiones de Valledupar

Con estas frases, los habitantes del barrio Callejas del Norte y Dundakare de Valledupar describen el problema de los olores fétidos y la acumulación de basuras en el lote que se encuentra entre la carrera 23 con calle 4 y entre la carrera 20 con calle 5 a un costado de la bomba Callejas.

La mayoría de los residuos sólidos que se evidencian en el lote enmontado son ramas de árboles, escombros, madera, llantas y animales en estado de descomposición, generando fuertes olores que incomodan a los miembros de la comunidad.

Hemos gestionado junto a la comunidad la limpieza del lote que pertenece a ‘Fello’ Corzo, propietario de la  bomba Callejas y él lo que hace es limpiarlo pero en la carrera 20 deja amontonado los escombros y la maleza. Nosotros lo que le pedimos al señor Corzo es que habilite la calle que está pavimentada. Yo fui a Planeación y solicité que abrieran la calle para que al menos bajara un poco el monte de ese lote y lo que me dijeron fue que quien debe habilitarla es el mismo propietario de la bomba y no ha sido posible”,  manifestó Judith Fernández, presidenta de Junta de Acción Comunal de los sectores de Dundakare y Callejas del Norte.

La calle 5 con carrera 20 cuenta con pavimentación pero se encuentra sellada por los escombros. FOTO/CORTESÍA.

Los carremuleros, después de realizar sus actividades de poda en la zona, llevan sus desechos a los lugares enmontados.

No dejes de leer: Basuras mal dispuestas: reto pendiente de la comunidad

Le he enviado varios mensajes al secretario de Gobierno diciéndole de la problemática que tenemos y él se hace el sordo y mudo; nunca me ha contestado”, agregó la presidenta.

El PILÓN trató de comunicarse con el secretario de Gobierno, Luis Galvis, pero no fue posible.

FALTA DE ILUMINACIÓN

La carrera 20 del sector de Dundakare es una calle destapada hecha por la misma comunidad, sin embargo, no cuenta con alumbrado público.

Este  lote se encuentra completamente a oscuras y en pleno abandono. Yo compré una lamparitas y las instalé, pero no dan abasto, necesitamos que las empresas prestadoras de servicio nos colaboren con la iluminación de la carrera 20”, dijo Jaime Mendoza, residente del sector de Dundakare.

Las luces de los carros y los bombillos de las casas que se encuentran en el sector son los únicos reflejos de claridad con los que cuentan los peatones que se atreven a caminar por este sector.

Se solicitó a Electricaribe la instalación de postes, tenemos es postes de madera y no ha sido posible que nos solucionen. Esto no es un pueblo, esto es un barrio”, señaló Judith Fernández.

Carta catastral urbana.

APARECIERON PROPIETARIOS

Desde hace dos años, la comunidad tiene la disputa con un supuesto propietario de un lote que cruza por la calle 5. Sin embargo, según una carta catastral urbana emitida por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi ese sitio pertenece a una calle que en su mayoría cuenta con pavimentación, pero está fuera de servicio por la cantidad de basura que le depositan.

Te puede interesar: El rentable negocio detrás de las basuras

“Tenemos una carta catastral urbana que nos muestra que este es una calle que existe desde hace muchos años. Ahora apareció una persona con una escritura que la acredita como dueña de esta calle y también trajo una licencia de construcción que es lo que nos aterra”, puntualizó Víctor Guerra Ustáriz, morador y vecino del sector de Dundakare.

Finalmente, los líderes de esta comunidad solicitan la intervención urgente de este lote con brigadas de limpieza, por supuesto, con el apoyo de los habitantes del sector.

Por: Camila Villazón | EL PILÓN