6 agosto, 2020

Así logramos reactivar la Ruta del Sol III

En exclusiva para EL PILÓN, la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, explica el cómo se logró en el actual gobierno, que el proyecto vial Ruta del Sol tomara nuevamente el rumbo, después de estar paralizado y cuando se temía que la megaobra se convirtiera en un elefante blanco.

Ángela María Holguín, ministra de Transporte.

FOTO/CORTESÍA.

Cuando llegamos a este Gobierno, por instrucción del Presidente de la República, Iván Duque Márquez, y bajo el liderazgo de la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, nos propusimos concluir, concluir y concluir las obras de infraestructura.

Lee también: El otrosí y la salvación a la paralizada Ruta del Sol III

En esto, el trabajo desde la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) era clave, y uno de los principales retos que teníamos era reactivar las obras de Ruta del Sol III, un proyecto que conecta a los departamentos de Cesar, Magdalena y Bolívar, a través de dos corredores viales, uno que va desde la Ye de Ciénaga, en Magdalena, hasta San Roque, en el Cesar, y otro que va desde El Carmen de Bolívar a Valledupar. Es un proyecto que abarca toda la costa norte, y la une con el centro del país.

Iniciamos un trabajo intenso pero satisfactorio, en el que la ANI contó con el apoyo de la Contraloría General de la República a través de su programa ‘Compromiso Colombia’, una estrategia de control fiscal participativo, con la que se busca destrabar la ejecución de proyectos que presentan complicaciones de tipo financiero, operativo o de infraestructura.

Durante un año y medio de concertación, el Gobierno nacional realizó mesas de trabajo que buscaban implementar un plan de acción para la reactivación del proyecto.  Ahí se escucharon las posturas de todos los actores involucrados en su desarrollo. Estas concluyeron el 6 y 7 de febrero pasados, con la realización de las audiencias públicas en Cesar y Magdalena. Fueron espacios que permitieron no solo que la ciudadanía conociera el estado del proyecto sino, lo más importante, generar acuerdos para sacarlo adelante.

No dejes de lee: Con pago a los proveedores continúa la Ruta del Sol III

El 20 de febrero, como resultado de esos compromisos fijados en las audiencias públicas, en el municipio de Bosconia y con la participación del presidente Iván Duque y el contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba, se suscribió un otrosí entre la Agencia Nacional de Infraestructura y Yuma Concesionaria S.A., para concluir el megaproyecto vial, suspendido desde 2017, y que compromete recursos por $3,45 billones.

Este otrosí contempló la ampliación del plazo para la etapa de construcción a 56 meses, sin afectar la fecha final de la concesión, y la obtención por parte de Yuma Concesionaria de un contrato de crédito por $400.000 millones, que garantiza la financiación de las obras. También aseguró el pago de las acreencias de la Constructora Ariguaní a los proveedores, las cuales ascienden a $128.000 millones. Un punto muy importante es que el Estado no necesitará recursos adicionales para la terminación de las obras en este proyecto, dado que se mantendrán los valores del contrato de 2008. Así, los colombianos disfrutarán esta megaobra en aproximadamente 4 años y 5 meses.

Estos resultados se dieron luego de un proceso de revisión por parte del Ministerio de Transporte, la ANI, el concesionario y la interventoría del proyecto.  Se contó además, con el seguimiento de la Contraloría, las veedurías ciudadanas y el acompañamiento de la Superintendencia de Sociedades, la bancada parlamentaria, proveedores y las autoridades locales.

Gracias a esa articulación interinstitucional, el Gobierno nacional logró poner en marcha la ejecución de esta obra emblemática y estratégica para el país, demostrando el compromiso que se tiene con el desarrollo de la infraestructura y su aprovechamiento por parte de los ciudadanos.  

La puesta en marcha de las obras de Ruta del Sol III también reactivó el empleo y la economía regional. Gracias a esto, nuevas esperanzas se abrieron para más de 3.000 personas, entre contratistas, empresarios, comerciantes y emprendedores de los departamentos de Cesar y Magdalena, así como de 18 municipios del área de influencia, que encontraron oportunidades laborales, y con ellas una mejor calidad de vida.

Hoy, cinco meses después de la firma del Otrosí, el balance es muy favorable.  Los proveedores han recibido en forma puntal el pago de sus cuotas.  En el mes de junio, se realizó el pago a 64 proveedores, correspondiente a la cuota nueve, por un valor que asciende a los $4.500 millones.

Te puede interesar: Tres departamentos se beneficiarán con la reactivación de la Ruta del Sol III

Estos se suman a los $80.000 millones que se cancelaron el pasado 18 de marzo, cuando se dio inicio a los pagos de las acreencias a 193 proveedores del proyecto, además de los $4.500 millones, de la cuota del mes de abril. Estos recursos han resultado muy oportunos para todos ellos, pues llegan en medio de la crisis que se está viviendo por la pandemia del coronavirus covid-19, en todos los sectores.

Las buenas noticias en la Ruta del Sol 3 no paran. Próximamente se entregarán 18 km de doble calzada sobre la vía de Bosconia-Valledupar, porque las obras siguen avanzando pues les pertenecen a los colombianos, son ellos los únicos dueños de cada obra que realizamos.  Por eso el compromiso del Gobierno de concluir, concluir y concluir los proyectos prioritarios para las regiones.

Ángela María Orozco, ministra de Transporte.