10 febrero, 2021

Así es recibir clases virtuales con limitaciones auditivas

El año escolar inició el 1 de febrero y aún no hay contratación para los intérpretes de lenguas y señas por parte de la Secretaría de Educación de Valledupar.

Juan Felipe Jurado García usa un celular para ver las clases virtuales, pero no logra entender por falta de un intérprete.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Juan Felipe Jurado García es un joven de 17 años con discapacidad auditiva.  Cursa séptimo grado en la Institución Educativa José Eugenio Martínez de Valledupar; sus estudios son muy importantes para él, ya que además de aprender también le permiten socializar con sus ‘pares’, es decir, compañeros de clases que tienen su misma condición.

Lee también: Universidades del Cesar aplicarán modelo de alternancia

Estudiar con sus compañeros lo hace feliz, ya que con ellos puede expresarse con total comodidad como si no tuviera ningún tipo de limitación, pues todos manejan el lenguaje de señas.

Desde que inició con sus estudios, fue en el José Eugenio Martínez donde aprendió el lenguaje de señas. Poco a poco con el apoyo de sus padres y profesores logró completar la primaria y ahora sigue avanzando con el bachillerato.

Sin embargo, la llegada de la pandemia ha dificultado un poco las cosas, ya que al igual que los demás alumnos debe hacerlo de manera virtual con todas las complicaciones que esto ha traído; él, al igual que sus compañeros, debe diariamente conectarse a través de una plataforma para ver las clases. 

En su caso, hasta el momento solo puede observar y que lo observen, sin comprender lo que los profesores están explicando porque aún no hay contratación de los modelos lingüísticos de los intérpretes de lenguas y señas por parte de la Secretaría de Educación de Valledupar.

Su madre Angélica García relató que el proceso de la virtualidad ha sido difícil para ellos.

No dejes de leer: Estudiantes del Cesar inician un nuevo año desde la virtualidad

“De por sí la educación presencial ya es compleja, pues virtual es un poco más. No contamos con los docentes de apoyo, que son los intérpretes, desde el principio del año escolar porque siempre son contratados tiempo después. Están vulnerando los derechos porque los contratan tarde y porque las clases ya han avanzado y los niños a los oyentes no los van a entender”, dijo García.

Relató que la educación virtual los ha afectado demasiado al no compartir con sus compañeros de clases.

La virtualidad no la reciben con mucho agrado porque necesitan socializar y no lo pueden hacer.  La conectividad también es difícil. Para mí es un proceso bastante complicado.  Mi hijo tiene 17 años y está cursando  séptimo grado, va en este ritmo porque es todo un proceso, primero deben aprender el lenguaje de señas para luego poder defenderse más en el bachillerato, comprender el castellano, aprender a escribir, son etapas que se van dando poco a poco”, subrayó Angélica García.

 EL PROGRAMA DE LENGUAS Y SEÑAS

La coordinadora de la jornada vespertina de la Institución Educativa José Eugenio Martínez, Marta Gutiérrez, manifestó que este programa lleva más de una década, con el cual le han hecho acompañamiento a los estudiantes que tienen limitaciones auditivas en el caso del bachillerato, y para los invidentes en la jornada de la mañana, que son los de primaria, cuya sede está en el CDV.

Todos los años tenemos el acompañamiento de la Secretaría de Educación de Valledupar, que pone a disposición a profesionales en el lenguaje de señas, entonces los estudiantes tienen acompañamiento de estas personas, quienes entran a clases con ellos.  Lo mismo ha sucedido en la virtualidad porque los intérpretes tienen acceso a las plataformas y están con los estudiantes”, dijo la docente.

Te puede interesar: Gobernador anunció matrícula cero en la UPC y la UNAD

Contó que al principio de la pandemia, por las dificultades de las plataforma y el proceso de adaptación,  los intérpretes iban a las casas de los estudiantes para ayudarlos con las actividades.

Asimismo, destacó que en el José Eugenio Martínez hay 17 estudiantes con limitaciones auditivas en el bachillerato, es decir, desde sexto hasta once, teniendo la iniciativa de que si hay varios en el mismo año los agrupan en un solo curso, así los intérpretes trabajan de mejor manera.

Destacó  que siempre tienen la dificultad que a principio de año la administración municipal se demora en  la contratación y eso les genera dificultad, pero una vez se realiza este proceso, los estudiantes fluyen con total normalidad.

CONTRATACIÓN LISTA

El secretario de Educación del municipio de Valledupar, Iván Bolaños, expresó que ya está lista la contratación de los intérpretes de lenguas y señas y que la próxima semana empezarán a realizar el acompañamiento a los estudiantes.

Lee también: En comunidad wiwa daban clases presenciales sin autorización

Estamos iniciando el proceso de contratación más rápido que los años anteriores para el equipo de acompañamiento y apoyo. Ya tenemos la autorización para contratar, esperamos que para el 15 de febrero tengamos todo listo. Al momento, el acompañamiento se está haciendo por la misma institución a través de algunos docentes que ya tienen experiencia; esperamos que en la tercera semana de inicio de clases ya esto esté superado”, resaltó el funcionario.

POR MILAGRO SÁNCHEZ FLÓREZ/ EL PILÓN.