12 octubre, 2021

Víctimas, polémicos y bloqueados, así está la lucha por las curules de paz en el Cesar

Varios candidatos a las 16 curules de paz quedaron con los “crespos hechos” debido a que el Decreto 1207 prohíbe la inscripción de aspirantes que hayan ocupado un cargo político en los últimos cinco años, etiqueta que portan un alto porcentaje de representes de las víctimas en el Cesar.

Las 16 curules de paz estarán vigentes por un periodo de ocho años.

Los nombres de los candidatos a las Circunscripciones Transitorias Especiales de Paz, para la Cámara de Representantes, son los más buscados en los últimos días debido a que quien ocupe la curul que representará a las víctimas de los departamentos del Cesar, La Guajira y Magdalena tendrá una injerencia resaltante en los municipios PDET.

 Por eso, ya iniciaron los rumores de alianzas políticas y de partidos que buscarán participar de forma indirecta. Según conocedores del tema consultados por el diario EL PILÓN, uno de los nombres sonados para lanzarse a la circunscripción especial es Juana Ramírez, exdirectora territorial de la Unidad para las Víctimas en el Cesar, quien contaría presuntamente con el apoyo del alcalde de La Paz, Martín Zuleta Mieles.

En la palestra política también está el nombre de José Luis Peralta, coordinador de la Mesa Departamental de Victimas; el excabildo gobernador del resguardo kankuamo, Jaime Enrique Arias, quien aspiraría por el Pacto Histórico, y Jorge Palacios, exenlace del Ministerio del Interior para Asuntos de Víctimas. 

También algunas víctimas de manera oficial han expresado su deseo de aspirar a la curul número 12, como es el caso del ganadero cesarense Roberto Lacouture, quien a través de su cuenta de Twitter aseveró que un alto porcentaje de afectados por el conflicto armado necesitan ayudas para obtener educación superior, capacitaciones laborales y oportunidades de empleo que les permitan aumentar sus ingresos.  

Por otro lado, Edwar Álvarez, activista de derechos humanos de las poblaciones étnicas, sería el candidato que pueblo indígena yukpa de la serranía del Perijá.

Lea también: El exsecuestrado Roberto Lacouture será candidato a las curules de paz

José Mendoza, representante legal de la Organización Afrocolombiana de Víctimas del Conflicto Armado Interno, sería el candidato de las comunidades palenqueras y negritudes del municipio de Guaymaral. 

Pero, sin duda, el nombre de Jorge Rodrigo Tovar, hijo de Rodrigo Tovar Pupo, alias ‘Jorge 40’, es el que más ha despertado comentarios y reacciones. Tovar aspiraría a la curul especial con el apoyo del partido Conservador en el Cesar, según las fuentes consultadas.  

LA REGLAMENTACIÓN 

El Decreto 1207 de 2021 que estableció las 16 curules de paz puntualiza que “se le prohíbe a los partidos y movimientos políticos tradicionales (incluido el integrado por los miembros de las FARC-EP) inscribir candidatos a estas circunscripciones”. Así mismo, que las víctimas que quieran aspirar a los curules tienen que estar certificadas por la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, UARIV. 

Los candidatos para las 16 curules solo pueden ser inscritos ante la Registraduría Nacional del Estado Civil por organizaciones de víctimas, organizaciones campesinas o sociales, incluyendo las de las mujeres y grupos significativos de ciudadanos”, cita el oficio. 

Al respecto, Víctor Mosquera, director de la Unidad de Víctimas del Cesar y La Guajira, comentó que el propósito del decreto es salvaguardar a las víctimas que en algún momento no pudieron aspirar a la política. Precisó que la reglamentación les permitirá hacerlo ahora de manera justa, debido a que muchos políticos tradicionales quieren “aprovechar la apertura de esas curules para seguir teniendo injerencia política”

“Lo que hizo el Gobierno nacional con la reglamentación fue tratar de evitar que las estructuras políticas tradicionales se apoderen de las curules porque los representantes de esos partidos tienen mayor ventaja electoral frente a las víctimas: los líderes sociales no cuentan con la maquinaria política que manejan los movimientos tradicionales”, manifestó Mosquera.  

Le puede interesar: “Quieren todas las curules de Congreso”: el duro comentario del representante Christian Moreno contra los Gnecco

LOS INHABILITADOS 

Contrario piensa José Luis Peralta, coordinador de la Mesa Departamental de Victimas, quien señala que el decreto limita la participación de las víctimas que en el pasado aspiraron a un cargo de elección popular. Señaló que es una injusticia que el Gobierno nacional le fije a los afectados por la violencia un límite de carácter político para aspirar a las curules. 

“Yo tenía toda la intención de ser candidato a la curul número 12, pero el decreto me dejó inhabilitado porque en el 2018 fui candidato al Concejo Municipal de Pueblo Bello”, argumentó Peralta.     

Comentó que la mayoría de los líderes sociales han querido representar a las comunidades en los escenarios de participación política. En ese orden de ideas,  precisó que como él otros defensores de los derechos de las víctimas que querían ser candidatos quedaron inhabilitados, caso de Gaspar Narváez, presidente de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia, ANUC, quien  aspiró a la Asamblea Departamental; y Brinnis Pedroso, líder kankuamo y defensor de las víctimas, el cual fue candidato al Concejo de Valledupar. 

Las 16 curules de paz estarán vigentes durante los próximos 8 años en los periodos 2022-2026 y 2026-2030.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN

@namiibb