11 abril, 2020

Uno de cada tres cesarense fue víctima del conflicto armado

Valledupar (117.496), Aguachica (con 28.848), Codazzi (con 26.745), Curumaní (18.506) y Bosconia (14.149) son los municipios donde más se registran víctimas de conflicto armado.

El Día de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado sirve para dignificar a las víctimas en el país, así como todos sus derechos. Archivo/EL PILÓN

Un total de 349.508 víctimas del conflicto armado existen en el Cesar, que representa el 31 % de la población del departamento. Valledupar, Aguachica, Codazzi, Curumaní, Bosconia, Pailitas, El Copey, La Paz y San Diego, respectivamente, son las localidades donde más se registran casos.

Así lo informó el director de la Unidad territorial para las víctimas Cesar-La Guajira, Víctor Hugo Mosquera Galvis, en el marco del Día de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado que se celebró el jueves nueve del presente mes.

Lee también: La huella sicológica del conflicto armado

Un integrante de la Mesa de Víctimas Departamental Cesar, José Luis Peralta, recuerda, con melancolía, 23 años después, el momento cuando las autodefensas y la guerrilla sometieron su pueblo a la violencia.  Reseña que aquellos bombardeos, secuestros y asesinatos que mancharon la tierra de Las Minas de Iracal, corregimiento de Pueblo Bello, marcaron su vida y también la de su familia.

Desde joven crecí en el campo sembrando café, pero las Farc y las AUC comenzaron a llegar con amenazas a la finca de mi papá, disminuyendo así la cosecha. Desde entonces los secuestros y asesinatos, que cercaron al pueblo, sembraron el miedo y mis padres se enfermaron ante tanta atrocidad porque veíamos constantemente personas asesinadas y amenazadas”, rememoró.

El Día de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado sirve para dignificar a las víctimas en el país, así como todos sus derechos. Archivo/EL PILÓN

Al respecto, la coordinadora de la Comisión de la Verdad Cesar-La Guajira, Ana María Ferrer Arroyo, manifestó: “Las víctimas de la región siguen en su lucha por verdad, justicia, reparación y no repetición.  Es admirable su resistencia y su valor para continuar, aún con el dolor que les dejó el conflicto armado en sus vidas. Hoy el panorama no es el mejor puesto que siguen amenazas, asesinatos a líderes sociales y reorganización de grupos armados ilegales, eso sumado a la pobreza en la que viven”

Te puede interesar: Víctimas del sur del Cesar volverán a sus tierras

Sin embargo, anotó lo que ha logrado esta población a través del tiempo. “Hoy las víctimas tienen mucho más a su favor, han logrado organizarse, tienen una serie de entidades que deben velar por sus derechos, tienen un acuerdo de paz que está en etapa de implementación, con todo y sus dificultades, tienen hoy la posibilidad de conocer la verdad, por qué hubo tanta barbarie y eso quedará consignado en el informe final que entregará el otro año la Comisión de la Verdad; también tienen la posibilidad de justicia con la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, y se les abre una gran puerta para encontrar a sus familiares desaparecidos, que en este territorio suman más de 3.000 y para ello está la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por desaparecidas”, expresó.

PROCESOS DE INDEMNIZACIÓN

La Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas realiza, de acuerdo con el funcionario, Mosquera Galvis, se concentran acuerdos para los procesos de indemnización bajo tres criterios: mayores de 74 años, personas en situación de discapacidad y para los que presentan enfermedades graves, de alto costo u huérfanas.

A partir de octubre el Gobierno nacional fijó que empecemos a indemnizar a las víctimas que no hacen parte de estos grupos, pero bajo ciertos criterios sociales y económicos como: mujeres cabezas de hogar, personas en extrema vulnerabilidad y falencia económica”, dijo. 

No dejes de leer: Cuando indígenas y paramilitares se sentaron para buscar la paz

Agregó que pese a que el país afronta momentos de crisis por la pandemia del coronavirus, el presidente Iván Duque les dio una instrucción clara: que nada del presupuesto destinado para este año para indemnización y atención a las víctimas puede ser tocado. El presupuesto seguirá siendo el mismo y se ejecutará bajo parámetros de la nueva condición.

Muchos campesinos tuvieron que abandonar sus tierras por culpa del conflicto armado. Archivo/EL PILÓN

MENSAJE DE RESILIENCIA Y SOLIDARIDAD

El director de la Unidad Territorial para las Víctimas Cesar-La Guajira exhortó al pueblo cesarenses a avivar el espíritu de resiliencia y la solidaridad.

“Hoy más que nunca nos llaman a servir de ejemplo para poder superar esta situación tan difícil que vivimos, así como a solidarizarnos. Es pedirle a la gente que a las víctimas no las veamos como un problema sino como una solución, teniendo en cuenta que son talento humano que quedó cesante por culpa del conflicto, a la que necesitamos para poder robustecer la economía y lograr la satisfacción de la sociedad como tal en el goce efectivo de los derechos”, subrayó.

LLAMADO A LOS ALCALDES

De acuerdo al funcionario, concentran sus esfuerzos para que los alcaldes incluyan en sus planes de desarrollo políticas de atención y reparación a las víctimas, ya que algunos lo ven de manera superficial, sustentando: “Lo que queremos es que dimensionen la importancia del restablecimiento total de sus derechos y de la necesidad que estén conectados con las políticas económicas y sociales desde cada municipio para que las víctimas se reencuentren con ese espíritu de productividad. Si uno de cada tres cesarenses fue víctima del conflicto creo que en ese talento humano tenemos una gran oportunidad para sacar adelante el departamento”.

Lee también: Restitución de tierras: el anhelo de las víctimas

Asimismo, Mosquera Galvis dio a conocer que no es una situación fácil, puesto que muchas de las víctimas no han podido superar su condición socio-económica y están siendo atendidas a través de diferentes programas sociales del Estado como Familias en Acción, Familias en su Tierra y Jóvenes en Acción.

“Los estamos atendiendo, pero en estos momentos de crisis y dificultad afloran más sus necesidades porque muchos de ellos han emprendido sus negocios de manera particular y sienten la merma en medio de la pandemia que se vive”, acotó.

El Día de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado sirve para dignificar a las víctimas en el país, así como todos sus derechos. Archivo/EL PILÓN

RESTITUCIÓN DE TIERRAS

Cabe anotar que la Unidad de Restitución de Tierras repara con la entrega de predios a quienes sufrieron la violencia. Según la Unidad de Restitución de Tierras Cesar-La Guajira, actualmente existen alrededor de 2.098 familias que se han visto beneficiadas con la emisión de 414 sentencias en casos tramitados por la dirección territorial. Además, la entidad ha apoyado proyectos productivos con una inversión de $5.039 millones en el Cesar.

El director General de esta entidad, Andrés Castro, participó en una sesión de la Comisión de Paz del Congreso de la República donde señaló que la restitución de tierras es un política que no solo busca devolver la tierra, también permite la reconstrucción de los proyectos de vida de las familias y del tejido social de las comunidades a través de la implementación de proyectos productivos.

No dejes de leer: Valledupar, ciudad del Cesar con mayor número de solicitudes en restitución de tierra

LOS SOBREVIVIENTES

En una sesión virtual coordinada por el senador Roy Barreras, presidente de Comisión de Paz del Congreso; y el director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Rodríguez, una de las víctimas del conflicto del país, Francia Márquez, pidió a los sobrevivientes “no desistir en la necesidad de empujar acciones para que otros colombianos no vuelvan a vivir la violencia” y dijo que la mejor reparación “es garantizar que las situaciones de barbarie no se vuelvan a vivir y que la no repetición sea cierta y se pueda vivir en tranquilidad en los territorios”.

Por su parte, Leyner Palacios, defensor de los derechos de las víctimas, emplazó a las autoridades a ser “más contundentes en la implementación de los derechos que la Ley de Víctimas contempla”.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN annelise.barriga@elpilon.com.co