26 diciembre, 2018

Un cesarense llega a la presidencia de Fedegan en medio de crisis ganadera

El departamento, como las otras regiones fronterizas, quedaría excluido de las exportaciones y solo tendría acceso al mercado interno.

Con la proyección de beneficiar al gremio ganadero del Cesar y minimizar las problemáticas que afronta el sector, llega el nuevo presidente de la Junta Directiva de Fedegán, el vallenato Oscar Daza Laverde, quien dialogó con EL PILÓN.

Daza Laverde es el representante en estos momentos del gremio ganadero de la región Caribe en la Presidencia de la Junta de Fedegán, que venía siendo liderada con anterioridad por los gremios del interior. En días pasados la nueva junta tuvo a bien elegirlo por unanimidad en compañía de la vicepresidencia de David Cadavid, del departamento de Antioquia.

Lea aquí también: El gremio de ganaderos del Cesar está en crisis

¿Cuáles son los retos de este cargo?

Estamos en un proceso de cambio, porque veníamos muy quietos. Como dice el presidente ejecutivo de Fedegán, José Félix Lafaurie, veníamos en ‘hibernación’ por los problemas que teníamos con el Gobierno, pero las cosas están cambiando notablemente y en los primeros días de enero estaremos en la fase de retomar las actividades del Fondo Nacional del Ganado.

Hay muchos retos para beneficiar la ganadería del país, y en la medida que podamos influir en que eso sea para el Cesar lo trataremos de hacer, tratando de direccionar que ciertos programas importantes lleguen a la ganadería de este departamento.

En la parte gremial, la idea es propiciar que haya una unidad alrededor de Fedegán; que todos los comités ganaderos que quieran pertenecer lo puedan hacer, claro está bajo los parámetros de la Federación.

¿Cuáles son los problemas críticos del Cesar en materia ganadera?

Tuvimos un problema complicado de fiebre aftosa en los municipios de San Diego y Valledupar, que nos llevó a la cuarentena en Codazzi, San Diego, La Paz y Valledupar. Ya no tenemos la cuarentena, pero se están monitoreando varias fincas donde hubo los problemas y en general donde se presentaron esos brotes. Ahora tenemos una revacunación a partir del 14 de enero, que tiene que ser supervisada por Fedegán y tendremos que poner mucho empeño para que las cosas salgan bien y no tener el riesgo que se pueda presentar nuevamente este flagelo.

Además, son importantes los programas para la mitigación del Fenómeno del Niño, por lo cual le solicitamos al Ministerio que se reactiven las ayudas para mitigar este fenómeno natural como lo es la melaza y todos los suplementos alimenticios que llegan subsidiados a través de Fedegán y por parte del Ministerio.

¿Cómo están los precios de la carne y la leche en el departamento?

La cuarentena por la fiebre aftosa nos llevó a que los precios se deprimieran notablemente. El kilo de carne de pie en finca está en el orden de los $3.900, lo cual es de 300 a 400 pesos menos de lo normal en lo que debía estar. Estamos pasando una situación complicada, puesto que todos los inventarios que quedaron durante 60 días son los que están tratando de salir y eso hace que además del ‘bajón’ que hubo por la cuarentena tengamos mucho ganado que hace que el precio se baje. La demanda sigue igual, pero la oferta se aumentó, lo que hace que se depriman los precios.

La leche ha sufrido menos en cuanto a precio, pero por la época, porque es época de verano, la producción se baja. La leche fría está en el orden de los $1.100, variando de acuerdo a las calidades; es lo que está pagando DPA y los grandes captadores de leche. En las queseras está en el orden de los $850 a $900, que es lo que más o menos la resolución del Ministerio prevé.

¿Cómo estamos en materia de nuevos mercados?

Tenemos un problema complicado porque la gerente nacional del ICA, Deyanira Barrero, solicita a la Organización Sanitaria Mundial que se determine unos departamentos de la costa Atlántica solamente para exportación, y en esos no estamos los fronterizos; por lo tanto, una parte de las regiones del país quedarían excluidas de las exportaciones y no tendríamos acceso sino al mercado interno. De todas maneras, eso hace parte de unas políticas que vendrán el próximo año. Esperamos que el Cesar no quede excluido; estamos trabajando para que esto suceda, pero también debemos ser conscientes que los ganaderos debemos vacunar y ser muy estrictos con la norma sanitaria para poder acceder a esos mercados.

¿Cuál es el mensaje que le extiende a los ganaderos para que se preparen para el 2019?

Es que tengamos tranquilidad, en el sentido que los nuevos programas vendrán. No serán inmediatos, pero estamos trabajando para que por lo menos el Fenómeno del Niño que ya nos está agobiando sea más llevadero, y las ayudas del gobierno lleguen lo más pronto posible, que debe ser a principios del mes de enero en que se active la suplementación bovina.

Siguenos como @El_Pilon