15 junio, 2020

Tensas relaciones entre gobernador Monsalvo y alcalde Mello Castro

Hay tensión entre las dos casas de gobierno a raíz del mal procedimiento policial a la entrada de Valledupar. La ciudad tuvo buen comportamiento en este primer ejercicio de toque de queda de tres decretados, restan los dos próximos fines de semana con puente incluido. Las opiniones son divididas, el comercio y ciertos congresistas piden flexibilizar la medida. Diversas voces se escucharon en torno al tema.

Mello Castro, alcalde de Valledupar  y Luis Alberto Monsalvo, gobernador del Cesar. 

FOTO/ARCHIVO.

Un incidente registrado cuando el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, y los vehículos que lo acompañan intentaron entrar a Valledupar se presentó en el sitio conocido como ‘Los Cauchos’, cuando el mandatario cesarense fue bloqueado por policías que desconocieron su investidura.

Este incidente generó tensión en las relaciones de los dos mandatarios. Públicamente mediante su cuenta de twitter el gobernador expresó su posición ante la medida de toque de queda, implementada en el municipio.

En general, la ciudad acató la medida de toque de queda decretada por el alcalde de Valledupar, Mello Castro González. Como siempre se presentaron casos de indisciplinados que no cumplieron con el mandato de la medida, por lo que muchos fueron sancionados por la policía.

Supermercados con puertas cerradas, sin poder vender sus productos, fue el panorama de la noche del sábado y el día de ayer en Valledupar. La razón: el cumplimiento de las especificaciones del toque de queda impuesto por el mandatario local. Este es nuestro TEMA DEL DÍA, donde recogemos las impresiones del primero de tres puentes festivos con toque de queda para la capital del Cesar.

Germán Santana, propietario de Distribuciones Santana, que provee de carnes frías, productos lácteos galletas, café, pastas alimenticias  y abastecimientos de  restaurantes y negocios de comidas rápidas, asa como a cerca de 2.000 tiendas de la ciudad asegura que se presentó un “golpe bajo” para toda la cadena de alimentos. “Cuando se dio la pandemia, ante la crisis económica sobre todo de los más pobres, nuestras ventas bajaron considerablemente, solo reportábamos 16 o 17 % de meses antes de marzo del presente año; ahora con este toque de queda las cosas se nos complican aún más, puesto que nos dejan de ‘manos cruzadas’. Mensualmente hemos perdido cerca de 30 millones de pesos y si nos castigan con tres puentes festivos sin vender la cosa sería peor”, manifestó el comerciante.

Este testimonio es el mismo de todos los comerciantes que se dedican a expender alimentos como las 3.800 tiendas de Valledupar que emplean a 15 mil personas y venden cerca de 55 al 60 % productos de la canasta familiar (alimentos, bebidas, frutas y verduras), según datos de  la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, seccional Cesar.

Tensión en las relaciones del gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo; y el alcalde de Valledupar, Mello Castro, se evidencia ante la medida de toque de queda implementada en el municipio.Archivo/EL PILÓN

Pensando en lo anterior, el Ministerio del Interior le sugiere al mandatario de los vallenatos, a través de un correo fechado el viernes 12 de junio a las 06:08 p.m., garantizar el abastecimiento y disposición de alimentos de primera necesidad y servicios y las actividades que por su misma naturaleza no deben interrumpirse so pena de afectar el derecho a la vida, a la salud y la supervivencia de los habitantes  durante las fechas propuestas en el toque de queda. Lo anterior se da en concordancia con los lineamientos del presidente Iván Duque a las entidades territoriales.

¡A REVISAR LA CADENA DE ALIMENTOS!: FENALCO

Un llamado a revisar el funcionamiento de la cadena de suministros de alimentos para que no exista desabastecimiento es el llamado de Fenalco, seccional Cesar. “Deben dejar trabajar a las personas de tiendas, grandes almacenes de comida y distribuidores que surten estos locales”, recalcó el director ejecutivo de la mencionada entidad, Octavio Pico Malaver.

¿CÓMO VAN A HACER CON LOS DÍAS SIN IVA?

Además el líder gremial mencionó que el próximo viernes 19 es uno de los días sin Impuesto sobre el Valor Agregado, IVA,  (junto con el 3 de julio y 19 de julio) anunciados por el presidente de Colombia, pero el Decreto 356 no permite salida para todos los vallenatos, sino para las personas que tienen cédula terminada en 6, 7 y 9, sustentando: “Aquí el alcalde puede tener un lío hasta jurídico porque los demás no tendrán el derecho otorgado por el Gobierno nacional, que prima sobre lo que estipule el gobierno local”.

 VOCES DISONANTES AL DECRETO

El representante a la cámara por Bogotá, Juan Manuel Daza, aseguró que la solicitud del Ministerio del Interior es de revisar el toque de queda y si es el caso modificarlo o aclararlo. “No es una discusión política porque en estos momentos de emergencia todos debemos estar unidos y dejar las diferencias políticas que no le convienen a nadie”, acotó.

Lee aquí también: Mininterior pide al alcalde revisión de toque de queda por abastecimiento

El congresista del centro democrático, explicó que esta es una solicitud basada en argumentos jurídicos, porque cuando se revisa el Decreto, el toque de queda se percibe que en el artículo 3, específicamente en el numeral 4, están exceptuados de esta medida el transporte y abastecimiento de alimentos; lo que significa que los domicilios de restaurantes, tiendas, supermercados y minimarket deben seguir funcionando como lo han venido haciendo en este período de aislamiento preventivo obligatorio.

Daza agregó: “Ante la declaración de funcionarios de la administración municipal de decir que los únicos domicilios permitidos son los de la farmacia para llevar medicinas, es solicitado que revisen ese Decreto para que vaya en concordancia con lo que ha expedido el presidente de la República”.

Por su parte, el representante Cristian Moreno expresó: “Estoy de acuerdo con el planteamiento del Ministerio del Interior porque es fundamental el abastecimiento de alimentos y bienes básicos”, invitando al alcalde Castro González a concertar medidas con comerciantes, empresarios y productores. Según su criterio se debe convivir con el coronavirus e ir haciendo todo lo correspondiente por reactivar la economía de la ciudad porque ya los daños son irreparables.

Para el político del partido de La U, el toque de queda total no es la medida más efectiva para evitar el contagio de la covid-19 en Valledupar, porque se da los puentes festivos, pro el resto de la semana la movilidad y la reactivación de la economía y la vida social continua, incluso se incrementa.

Lo que se necesita son toques de queda por zonas más afectadas, concentrar la atención de la alcaldía en dichas zonas garantizando abastecimiento, programas sociales y pedagogía para que la gente lo cumpla, cerrar con la fuerza pública las zonas de mayor aglomeración de personas y tener un fuerte programa de reactivación de la economía con todas las medidas de bioseguridad y pedagogía”, subrayó.

A su vez, el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo Gnecco, se pronunció en twitter así: “Para Valledupar la solución no es el toque de queda, sino el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad. Que la gente pueda trabajar y llevar el sustento a sus casas conservando la salud y vida. Hay que evitar la destrucción del empleo de miles de comerciantes y ciudadanos”.

Esta misma postura es la del congresista Jorge Eliecer Salazar, quien afirmó que si se implementan buenos protocolos de bioseguridad no se va a tener problemas, se podrá flexibilizar y dar oportunidades a las tiendas de barrio, supermercados y restaurantes  con la modalidad de domicilio o pico y cédula, de tal manera que con ciertas medidas de protección se pueda hacer comercio, y por ende, seguir produciendo para alimentar a sus familias.

“No podemos exagerar la norma porque de pronto 300 o 400 despistados hicieron presencia en el río Guatapurí o en otros lugares de la capital del Cesar. Creo que las cosas se están haciendo bien y no podemos desesperarnos ni alarmarnos, sino estar serenos y calmados, teniendo en cuenta que hay que cuidarnos con tapabocas, lavarnos frecuente las manos y guardar una distancia prudente con el otro. El equipo de asesores del alcalde de Valledupar o al que se le ocurrió la idea del toque de queda se pasó de calidad”, sostuvo el representante a la Cámara por el partido de La U.

Entre tanto, el presidente del Concejo de Valledupar, Luis Fernando Quintero Calderón, dio a conocer algunas consideraciones del toque de queda que la corporación estima para que la medida no golpeé en un 100 % al comercio.

Es imperioso incluir dentro de las  excepciones el sector gastronómico, sector comercial mediante los servicios domiciliarios, el sector constructor y sector ferretero. Se estudie la posibilidad de establecer un horario al comercio que permita durante el toque de queda puedan realizar su actividad comercial, atendiendo al Día del Padre que se avecina. Se debe contemplar la posibilidad de realizar un toque de queda intermitente de acuerdo a la situación geo referenciada de los casos en la ciudad”, son algunos de los puntos planteados en la carta que envió el corporado a la administración local.

Además plantea que “la medida del toque de queda debe ser sujeto a una revisión periódica de su  beneficio a partir de su aplicación y la posibilidad de realizar una aplicación gradual de la medida. También solicitan que el horario del toque de queda comprenda de las dieciocho horas (06:00 p.m.) a las cinco (5:00 a.m.) para que así se puedan desarrollarse actividades comerciales exceptuadas por los decretos presidenciales por fuera de este horario”.

CHICHÍ DEFIENDE LA MEDIDA DEL ALCALDE

De manera paralela, el congresista Eloy Chichi Quintero fue enfático en decir que el mencionado Decreto no puede tener revés y que lo que hace el Ministerio del Interior es una insinuación que se revise, argumentando: “Abrir el comercio el lunes no es lógico, donde las ventas tradicionalmente son bajas, mucho más si es festivo; además, es contradictorio. Sostengo que la medida del toque de queda en Valledupar debe mantenerse como está”.

ALCALDÍA GUARDA SILENCIO

Este medio de comunicación intentó en reiteradas ocasiones comunicarse con el alcalde Mello Castro González y el secretario de Gobierno, Luis Galvis Núñez, para conocer su posición al respecto, pero resultó infructuoso puesto que no respondieron ni llamadas ni mensajes de WhatsApp.

En la mirada de un académico

Esta situación es analizada por el licenciado en Etnoeducación, Miguel Ángel Hernández López, quien dijo:“El alcalde acudiendo a sus facultades fija una medida fuerte como el toque de queda en aras de restringir la locomoción de los ciudadanos buscando con ello la reducción de contagio de la covid-19, salvaguardando así la salud de los vallenatos. Estas acciones impopulares causan molestia ante una ciudadanía acostumbrada a unas libertades absolutas; hace pocos días veíamos una multitud de personas vulnerando la norma en el Balneario Hurtado siendo dispersados por las autoridades, así mismo observamos cientos de ciudadanos en calles y avenidas en completa normalidad ingiriendo bebidas embriagantes”.

Para el académico, con las acciones antes mencionadas se vulnera  la norma fijada, “demostrando que aprendemos es por la malas y no por la buenas; somos carentes de cultura ciudadana y egoístas puesto que pensamos en nuestro bienestar, goce y disfrute, pero no en la salud nuestra ni en la de los demás”, expresó.

Sin embargo, es consciente que esta actitud irresponsable de unos pocos afecta de manera directa  al ciudadano ‘de a pie’, que vive del día a día, quien para hacer una comida, por ejemplo, debe ir a la tienda a comprar media libra de arroz, cuatro onzas de queso, mil de aceite, media panela y cuatro limones porque su economía no le permite hacer un mercado para tres o cuatro días. “Es esta gran mayoría que acata y cumple la norma la afectado mayormente hoy, pero como dice el viejo refrán ‘por justos pagan pecadores’, por lo que debemos tomar conciencia. El mundo cambió, por lo que nuestras costumbres y hábitos deben cambiar”, puntualizó.

ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN Annelise.barriga@elpilon.com.co