3 septiembre, 2020

Tamizaje en el Cuerpo de Bomberos de Valledupar por dos casos de covid-19

Dos bomberos se encuentran contagiados por este virus y otros 18 están aislados.

La Secretaría de Salud de Valledupar a través de las distintas EPS que prestan los servicios de salud al Cuerpo de Bomberos de Valledupar, realizó este miércoles toma masiva de pruebas para detectar contagios de covid-19.

Lee también: Alianza Alternativa por el Cesar respalda cuarentena estricta

Esto  ante la notificación que dos bomberos resultaron positivos para este virus y que una de las tres compañías conformada por 18 socorristas, se encuentra aislada debido a que tuvieron contacto directo con los afectados, ya que al realizar turnos nocturnos todos duermen en una misma habitación. 

Los dos bomberos contagiados pertenecen a la línea de fuego; uno se encuentra hospitalizado en la clínica Alta Complejidad en condiciones estables de salud y otro permanece aislado en su residencia con medicamentos y vigilancia médica.

La bombero María del Carmen Mestre indicó que esta situación los ha llevado a tener más carga laboral debido a que las otras dos compañías que se encuentran activas han tenido que dividirse el trabajo y conformar tres compañías con el personal activo para poder atender la demanda.

La situación se notificó a la Secretaría de Salud y esta procedió a dar aviso a cada una de las EPS que prestan servicio a los bomberos entre estas Coomeva, Nueva EPS y Salud Total, y se inició con Coomeva y ya fueron tomadas cinco pruebas. Esperamos que en estos próximos días continúen las demás EPS, porque tienen 48 horas una vez sean notificados por la Secretaría”, destacó María Mestre.

No dejes de leer:Esta será la agenda del Ministro de Salud en Valledupar

El bombero operativo Carlos Cujía indicó que esta situación es un ‘golpe’ más que recibe el Cuerpo de Bomberos de Valledupar, ya que actualmente les adeudan tres meses de sueldo y muchos de ellos se encuentran sin seguridad social activa.

Al momento nos adeudan junio, julio y agosto.  Tenemos contrato firmado con el municipio de $2.600 millones, que se dividen en cuotas mensuales, pero este  contrato se firma en marzo lo que quiere decir que prestamos gratuitamente enero, febrero y la mitad de marzo y eso es lo que trae la crisis económica. De este presupuesto sale la prestación del servicio, salarios, seguridad social, maquinaria, combustible y servicios públicos, lo cual se vuelve insuficiente. Ahora estamos más preocupados porque la administración municipal ha dicho que tiene que recortar  el presupuesto porque  ese dinero hace parte de una sobretasa bomberil que se cobra a cada ciudadano que cancela impuesto predial, el cual al parecer ha bajado este año”, sostuvo Carlos Cujía.