11 enero, 2020

Se palpa como una realidad: autopista Valledupar – La Paz

Invías y Corpocesar inspeccionaron el área junto a los líderes que exigen la culminación de la autopista. En 30 años el terreno se ha convertido en un desierto sin transitar. El puente construido en 1980 nunca ha podido ser atravesado.

Foto/Néstor de Ávila.

Desolado y abandonado, como un desierto. Entre caminos de piedra, arena seca, matorrales y alambres de púas, este viernes EL PILÓN visitó el tramo de la soñada autopista Valledupar – La Paz con un equipo técnico conformado por la directora departamental de INVIAS, Onna María Zuleta Araujo; el director de Corpocesar, John Valle, junto a Pedro Castro Araujo, Edgardo Oñate, empresario de la región, el abogado Evelio Daza, entre otros líderes sociales quienes insisten en la realización de la autopista.

Unas 20 personas fueron participes de este hecho que genera el despertar de una obra que reclama su realización. Partiendo de la plaza central de La Paz, se realizó una inspección por etapas a fin de mostrar el estado actual de los terrenos.

Lee también: “La autopista Valledupar – La Paz podría ser la tercera gran vía de Colombia”

RECORRIDO 

En el recorrido por varios matorrales se observaron unas tierras que deberían ser la autopista Valledupar – La Paz. Al no realizarse la vía en su momento inicial, con los años algunas personas construyeron casas en los alrededores de la obra. Al día de hoy: “Se han colocado unos lienzos que se ocupan de manera urbana pero eso es parte de la autopista”, dijo Iván Zuleta Fuentes, uno de los líderes sociales y exsecretario del gobierno de Pepe Castro.

“Pepe Castro me encargo esta obra”, recordó el exsecretario mientras el grupo de personas observaba en medio del campo crecido a más de un metro de alto.

Está cerca a uno de los predios que tiene como propiedad privada Edgardo Maya. Foto NÉSTOR DE ÁVILA

El primer punto de parada correspondió al llamado ‘Portón Rojo’, donde exactamente, Pedro Castro explicó que “esa es la primera finca donde están los mojones colocados de tal manera que están señalando que esa vía va hacia el puente construido, pero a pesar de que el predio es de la nación, del Estado, pues el anterior dueño le colocó su portón para que la gente no comience a transitar por ahí…”. En cierta manera dejó una protección al terreno para evitar invasión.

La proyección de la vía, en sí, es por toda la calle 16 de la gobernación del Cesar, da con la glorieta La Ceiba, la glorieta ‘El país vallenato’, pasa por la vía principal del aeropuerto y en esa zona hay un lote que pertenece al espacio para la autopista y de esta manera conectar con La Paz en unos 7 minutos. En la actualidad, el recorrido de Valledupar para llegar a La Paz lleva unos 20 minutos. La construcción de la vía permitiría reducir tiempos de conexión. 

Siguiendo en la inspección, inevitablemente los presentes se imaginaban la vía por sobre el monte y soledad que lo embarga. El segundo punto de parada al que se llegó fue el puente metálico Rafael Escalona Martínez, por donde pasa el río Cesar.

Lee también: Más de 30 años pasaron y la autopista La Paz – Valledupar sin construir

Según Zuleta Fuentes tiene “un ancho de 8 metros que incluyen los dos bordillos, para dos carriles, con una extensión de 92 metros pero debe hacerse unos aliviaderos para el agua, eso está pendiente, es decir, un aliviadero que permite el tránsito del agua en el otro lado del puente porque hay aguas que corren alrededor del puente”.

Foto NÉSTOR DE ÁVILA

Para verificar el estado actual ambas instituciones, Corpocesar e INVIAS visualizaron la estructura, la cual aún se conserva. En este punto se tomó en cuenta el espacio ambiental donde Corpocesar resaltó la importancia ecológica que debe contemplar la vía “lo que se quiere es que este sea un proyecto amigable con el medio ambiente y que su vez se constituya en un paisaje ecológico, para que la gente pueda disfrutar y nosotros garantizar la preservación del medio ambiente”.

En relación a las características que deben tomar en cuenta para la construcción se contempla: “La incidencia en el medio ambiente, en ese punto debe pasar primero por unas compensaciones para que empecemos inmediatamente con una siembra masiva de árboles autóctonos de la región para darle el entorno ecológico y se sienta la protección del espacio”, explicó Valle.

Lee también: Vía libre a Autopista Cesar- La Guajira

Debajo del puente, Onna Araujo explicó: “Nosotros desde el INVIAS gestionamos la semana pasada, hacia planta central, que nos dieran los documentos (de los predios) que en su momento el Ministerio de Obras Públicas compró para que ese proyecto se llevara a cabo. Tenemos entendido que en 2003 se hizo un convenio entre INVIAS y Gobernación, también tenemos conocimiento que el Ministerio de Obras alcanzó a comprar unos predios. Toca mirar el tema jurídico para verificar que pueda avanzar este tema tan importante para el área metropolitana, el eje Valledupar-La Paz, sobre todo mirar el acceso a la Universidad Nacional”.

Destacó la funcionaria de INVIAS que este primer contacto se realizó para inspeccionar el trazado de la vía y conocer el puente. “De aquí en adelante toca realizar unas mesas de trabajo institucionales que vamos a convocar con la gobernación, y el área metropolitana”.

Primer punto de parada correspondió al llamado ‘Portón Rojo’. FOTO/NÉSTOR DE ÁVILA.

En este recorrido despertó o tal vez nunca durmió el sueño de ver una autopista hecha realidad. En el acompañamiento de esta inspección también hizo presencia el exalcalde de La Paz para la época de 1980, Orlando Cruz, quien manifestó “es el revivir, el deseo de todas las comunidades del sur de La Guajira, norte del Cesar, San Diego, Manaure, La Paz, Urumita, La Jaua. Un deseo de 30 años, casi frustrado y hoy revivido gracias a la voluntad de gobernantes y líderes”.

Para la época en la que Cruz fue alcalde ya el proyecto existía. EL PILÓN le preguntó al exmandatario si realizó algún tipo de gestión: “No ninguna, porque había muchos obstáculos inicialmente, prácticamente no había ninguna clase de interés, simplemente temor por amenazas de las autoridades del momento. En el 98…todo el mundo se abstenía de opinar, tal vez por miedo a sanciones de las autoridades del momento”, recordó.

El último punto del recorrido comprendió las afueras de La Paz, donde debería iniciar la conexión con Valledupar, en uno de los canales viales se cruza a la derecha por donde se ubica otro predio de propietarios que cedieron el terreno, este punto une La Paz con la Terminal de Transporte de Valledupar, exactamente a unos 500 metros por la zona conocida hoy como la entrada a La Paz. 

POR: Daniela Minorta / EL PILÓN
Minorta19@gmail.com