28 julio, 2021

El Cesar tiene las condiciones para ingresar al mercado del cannabis medicinal

Municipios como San Alberto, San Martín, González, entre otros, cuentan con las condiciones para cultivar cannabis medicinal, una apuesta del Gobierno nacional para generar mayores incentivos a la industria farmacéutica y el acceso a medicamentos derivados.

En el Cesar solo en La Jagua de Ibirico se está sembrando cannabis medicinal. 

IMAGEN DE REFERENCIA.

Las condiciones climáticas de varios municipios del departamento del Cesar los hace ideales para la siembra de cannabis medicinal. Algunas de estas zonas son Pueblo Bello, Manaure, El Copey, Agustín Codazzi, entre otros, las cuales tiene alto potencial para desarrollar ese tipo de cultivo. Sin embargo, en ninguno de esos territorios se tiene registrado hasta la fecha una hectárea que esté destinada para la siembra de esa planta, según el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA.

De acuerdo con Alfonzo Cortez, cultivador de cannabis del departamento de Cundinamarca, la siembra de esa planta es una oportunidad de negocio que está generando desde hace tres años más de 1.000 puestos de empleo y ha aumentado los ingresos del sector agrícola.

Este vallenato aseveró que decidió cultivar cannabis medicinal porque ve a futuro que dicha actividad económica será una de las más rentables en el campo agropecuario. Al respecto, la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo, Fedesarrollo, estimó que la industria dedicada a la siembra de cannabis al 2030 podría generar 41.748 empleos.

De dicho número 26.968 serán empleos agrícolas y 14.780 estarían relacionados con la transformación de la planta y su administración. Por el potencial del cannabis en el mercado, el pasado viernes el presidente de la República, Iván Duque, firmó el decreto de Acceso Seguro e Informado al Uso de Cannabis, una reglamentación que permitirá la exportación legal de la flor seca porque anteriormente solo se tenía permitido exportar extractos de la planta. A pesar de que más de 15 departamentos del país están desarrollando este tipo de cultivos, el Cesar está rezagado en esta nueva apuesta de negocio.

Un ejemplo de ello es que en el departamento de La Guajira y el Magdalena ya hacen parte del grupo de territorios en donde se están implementando viveros para la siembra de la planta y hay laboratorios con personal especializado para la extracción de las sustancias medicinales derivadas del cannabis.

En el Cesar la alta pluviosidad de municipios como San Alberto, San Martín, Río de Oro y González serían los indicados para desarrollar ese tipo de cultivos. Así mismo, los municipios ubicados en las estribaciones de la serranía de Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta como Pueblo Bello, Manaure, El Copey, Agustín Codazzi, La Jagua de Ibirico y Becerril.

¿CANNABIS PARA REACTIVAR LA ECONOMIA?

De acuerdo con el secretario de Agricultura del Cesar, José Osorio, el único municipio del departamento que está registrado en la base de datos del ICA con cultivos de cannabis medicinal es La Jagua de Ibirico, precisando que la autorización y la licencia de dicha actividad económica las solicitan las empresas, más no los municipios.

En ese sentido, el secretario de Agricultura de La Jagua de Ibirico, Pablo Venecio, comentó que en ese territorio hay dos invernaderos en los que se siembra cannabis medicinal, los cuales están ubicados en la vereda Manizales Bajo, acotando que se proyecta aumentar a cinco el número de invernaderos en tres o cuatro hectáreas aproximadamente.

La intención con el cannabis que se está cultivando en el municipio, con la ayuda de la empresa Avida Global, es procesarlo para sacarle todos los aceites destinados para productos medicinales. Hace como un año inicio el proyecto y estamos satisfechos con la iniciativa”, manifestó Venecio.

Argumentó que el proyecto ha sido muy bien acogido por la comunidad porque les ha demostrado a los pobladores que la economía de ese municipio puede abrirse a otras actividades económicas diferentes a la minería. Agregó que en ese territorio se están implementando planes para retomar las prácticas agropecuarias y generar más puestos de empleo, así como también que los jóvenes y la comunidad se formen en el tema agropecuario.

POR: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN.