14 febrero, 2020

Qué solución plantean el Inpec y el municipio para el hacinamiento

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario Inpec cuenta con una capacidad para 80.150 internos pero están recluidos 124.000 personas privadas de la libertad (PPL). Dicha cifra equivale al 55 % del hacinamiento que padecen los reclusos por falta de cooperación de los entes gubernamentales según el director general del Inpec.

La municipalidad en compañía de los directivos del Inpec realizó un recorrido por las instalaciones de ‘La Tramacúa’.

FOTO/CORTESÍA.

En la Penitenciaria de Mediana y Máxima Seguridad de Valledupar, conocida coloquialmente como ‘La Tramacúa’, el director general del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, brigadier general Norberto Mujica Jaime, se reunió con el cuerpo administrativo de este centro penitenciario, el alcalde de Valledupar, Mello Castro, y el secretario de Gobierno, Luis Galvis, para buscar soluciones que disminuyan el hacinamiento presente en las cárceles de la capital del Cesar.

Mujica expresó que el motivo de su visita a Valledupar es para buscar medidas de manera conjunta con los entes gubernamentales en vista de las malas condiciones de los internos por hacinamiento en las cárceles de la ciudad.

Lee también: El plan de choque del ministerio de Justicia para el hacinamiento carcelario

El director aseguró que el Inpec cuenta con 80.150 cupos para privados de la libertad pero hay recluidos 124.000, número que sobrepasa la capacidad de las cárceles. El 55 % de esta cifra refleja el hacinamiento de más de 41.000 sindicados que pueden padecer enfermedades y vivir en la insalubridad además de propiciar actos de violencia e inseguridad.

Debido a estas cifras alarmantes, las autoridades municipales y el director del Inpec sostuvieron un diálogo sobre las posibles soluciones a esta problemática e hicieron un recorrido por el plantel penitenciario para conocer más a fondo los puntos en los que se debe trabajar para garantizarle la seguridad a la ciudadanía, a los privados de la libertad, mejor calidad de vida y la solución al hacinamiento en las estaciones de policía y cárceles del cesar.

El director del Inpec y el alcalde de Valledupar Mello Castro establecieron una mesa de diálogo sobre la problemática del hacinamiento.

GUARDIAS INSUFICIENTES

Debido al hacinamiento de privados de la libertad en los centros penitenciarios no es suficiente el número de los guardias que los custodian. Por ello se va a implementar un sistema de manillas electrónicas que permitirán garantizar el servicio de monitoreo y seguridad de los sindicados según Mujica.

Te puede interesar: “Hacinamiento en cárceles dificulta operativos de capturas en el Cesar”

El director también aseguró que 2.300 guardias y 300 trabajadores del campo administrativo serán distribuidos en los próximos meses para que haya mayor personal que pueda prestar un buen servicio y seguridad.

Mujica aseguró que el Plan de Choque que ha iniciado la ministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco, para disminuir el hacinamiento en las cárceles estipula que la solución a esta problemática debe generarse principalmente con el apoyo de los entes gubernamentales, la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios, Uspec, y el Inpec porque es una situación crítica que es responsabilidad de todos.

RESOCIALIZACIÓN DE SINDICADOS

De acuerdo con el director del Inpec la Penitenciaria de Mediana y Máxima Seguridad de Valledupar cuenta con un programa de resocialización que tiene como propósito generar competencias que le permitan al privado de la libertad reintegrarse al campo laboral al cumplir su condena.

Los reclusos también cuenta con el apoyo de la Casa Libertad por medio de la cual el Inpec realiza conversaciones con diferentes empresas para que los sindicados tengan donde desempeñarse cuando salen. Este mecanismo es para darles herramientas que les faciliten la reintegración a su familia y a la sociedad.

Lee también: Brote de varicela en la Cárcel Judicial impide recibir más internos

Según Mujica el 15 % de los reclusos que quedan en libertad vuelven a reincidir en actos delincuenciales. Por esto se han implementado mayores labores sociales y talleres que disminuyan la reincidencia.

2.300 guardias y 300 trabajadores del campo administrativo serán distribuidos en los próximos meses.

TRASLADOS A ‘LA TRAMACÚA’

Los vallenatos en reiteradas ocasiones han comentado su preocupación con respecto a los reclusos de perfiles de primer nivel de otras ciudades que son trasladados a la Penitenciaria de Mediana y Máxima Seguridad de Valledupar, debido a que los integrantes de las bandas delincuenciales de muchos de estos internos vienen a la ciudad cuando sus cabecillas son trasladados a la penitenciaria y estos aumentan la inseguridad en la ciudad según la comunidad, según testimonios de fuentes consultadas.

Al respecto de este temor de la ciudadanía, Mujica aseguró que no todos los delincuentes de alta peligrosidad son trasladados a ‘La Tramacúa’ porque en el país hay 12 cárceles de primer nivel a donde se reparten los distintos privados de la libertad además de que el cuerpo de seguridad de estos centros carcelarios los vigila y controla para poder garantizarle a la ciudadanía la seguridad.

Te puede interesar: Las medidas en el Cesar por el paro armado del ELN

De acuerdo con el Inpec, la Penitenciaria de Mediana y Máxima Seguridad de Valledupar tiene capacidad para 1.452 personas privadas de la libertad y cuenta con 1.439 internos.

La Cárcel Judicial tiene una capacidad para 256 reclusos y actualmente hay 994 reclusos. Estas cifras revelan que hay una sobrepoblación de 738 privados de la libertad con un hacinamiento de 288,3 %.

POR: NAMIEH BAUTE BARRIOS / EL PILÓN
NAMIEHDAYANA@GMAIL.COM