9 noviembre, 2019

¿Política de empleo para Valledupar?

El Centro de Estudios Socioeconómicos y Regionales (CESORE), el periódico El Pilón y Fernando Herrera Araujo, han publicado datos a propósito del desempleo en el municipio de Valledupar. Esto, mostrando una realidad sustentada en distintas cifras, que tratan el tema del desempleo siempre con absoluta objetividad. Ahora bien, si el actual alcalde de Valledupar, Augusto […]

El Centro de Estudios Socioeconómicos y Regionales (CESORE), el periódico El Pilón y Fernando Herrera Araujo, han publicado datos a propósito del desempleo en el municipio de Valledupar. Esto, mostrando una realidad sustentada en distintas cifras, que tratan el tema del desempleo siempre con absoluta objetividad.

Ahora bien, si el actual alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía, próximo a terminar su periodo, no atendió, ni entendió, los planteamientos mencionados, o si el sólo hecho de que se realizaran publicaciones sobre el desempleo le generan profunda molestia, ya es un tema que, como vallenatos, nos toca superar. Entonces, si el alcalde no dio importancia, ni atención a esta problemática, en momentos tempranos de su periodo, es hora de aceptar que frente a este tema, a tan solo dos meses de culminarlo, ya no va a pasar.

Sin embargo, y pese a la resignación ante la presente situación, luego de transcurridos casi 4 años, no cambia el hecho, de que hoy el desempleo es un tema que nos desborda y que trae consigo consecuencias en otros sectores, como el de la seguridad en el municipio de Valledupar.

Es por ello que este es un tema al que debemos atender de forma comprometida, escuchando a los que quieren hacer planteamientos serios y objetivos, conscientes desde lo público, de que este es una problemática real y actual, y no un asunto de “percepciones” o temporal, como pretendieron hacernos creer.

Cabe recordar que en julio del 2018, CESORE señaló que Valledupar necesitaba una política pública de empleo y destacó, que: “El nivel de desempleo en el municipio ha crecido de manera preocupante desde finales (septiembre) del 2015”.

Posteriormente, en abril de 2019, CESORE señaló en seis gráficas de cómo entender el desempleo en Valledupar; El Pilón reproducía el análisis y destacaba el preocupante 16,4% para ese momento en términos de la medición del DANE a la tasa de desempleo y, así mismo, resaltaba unas propuestas de acción para enfrentar la problemática.

De nuevo, en julio de este año, El Pilón señaló que Valledupar estaba hundida en el desempleo, planteó crear una misión de empleo, e indicó, de manera categórica, a los mandatarios locales, que: “la responsabilidad de nuestros gobernantes con el terruño de sus amores va hasta el 31 de diciembre de 2019. ¡El tiempo apremia y hay mucha gente sufriendo!”

En conclusión, es claro que un alcalde solo no soluciona la problemática de desempleo, y mucho menos que una administración de cuatro años cambie de la noche a la mañana un asunto que lleva aquejando con gravedad en la última década a una ciudad capital como Valledupar.

No obstante, también es cierto que un alcalde sordo ante las cifras agranda el problema y no permite la búsqueda de posibles soluciones; un alcalde como mínimo debe gestionar y facilitar las herramientas para un mejoramiento, a mediano y largo plazo, de todas las problemáticas con las que cuenta la ciudad en el presente.