16 septiembre, 2020

Patrimonio de Valledupar requiere rescate

En el marco del Mes del Patrimonio esta casa editorial hace una radiografía de cómo están los Bienes de Interés Cultural de Ámbito Nacional, BINC.

El Centro Histórico hace parte del patrimonio material de Valledupar. 

Foto: Joaquín Ramírez/EL PILÓN

En estado lamentable se encuentra el patrimonio cultural material de Valledupar, por lo que requiere mayor compromiso por parte de la dirigencia política y de la ciudadanía, según expresó la integrante de la Fundación Amigos del Viejo Valledupar, Aviva, Alba Luz Luque.

Lee también: El nostálgico recuerdo del viejo Valledupar

Cabe recordar que los Bienes de Interés Cultural de Ámbito Nacional, BINC, de la región son: el Centro Histórico de Valledupar (declarado como patrimonio desde el año 2.000), la iglesia de Badillo, la iglesia de Valencia de Jesús  y el Colegio Nacional Loperena (estos últimos tres son monumentos nacionales), así como la música vallenata (patrimonio cultural inmaterial en urgente necesidad de salvaguarda).

Dentro del Centro Histórico de Valledupar lo más importante son los centros de manzana, callejones, espacios públicos, la iglesia La Inmaculada Concepción y la parroquia ‘Nuestra Señora del Rosario; luego siguen casas que se han clasificado como inmuebles de nivel de intervención.

RADIOGRAFÍA DEL CENTRO HISTÓRICO

“El Centro Histórico está en un estado lamentable, en el sentido que hay muchas casas deterioradas; algunos centros de manzanas están usurpados en más de un 40 % y otros han desaparecido por completo. El patrimonio empezó a menguarse en los años 60 cuando empezaron a tumbar conventos como el Santo Domingo, luego tumbaron la cárcel del Mamón (donde hicieron la Casa de la Cultura), el antiguo convento de San Cayetano, el convento de San Francisco (por la carrera sexta, donde fue la oficina de Aníbal Martínez Zuleta); esos patrimonios eran muestras de los siglos 16 y 18”, explicó Luque.

No dejes de leer: El futuro y los problemas de las obras del Centro Histórico de Valledupar

La iglesia de Badillo y la iglesia de Valencia de Jesús  requieren intervenciones ante el deterioro que deja el paso del tiempo. La capilla de la segunda iglesia, según el representante legal de la Hermandad de Jesús Nazareno en el corregimiento Valencia de Jesús, Abelardo Gómez Santos, muestra una crisis debido al deterioro de su infraestructura por la falta de mantenimiento y adecuaciones desde hace 16 años.

“Para rescatar el patrimonio se necesita mayor compromiso de la dirigencia y de la ciudadanía. Los dirigentes que tenemos no han entendido la importancia del patrimonio cultural para una región. La oralidad está mermada, hay que reorganizar la gastronomía, las tradiciones y saberes, teniendo en cuenta que en la actualidad no hay sentido de pertenencia por ellos”, expresó con preocupación la integrante de la fundación Aviva.

ACERCA DE LAS OBRAS DEL CENTRO HISTÓRICO

Desde el 2019 se dio inicio al Plan Especial de Manejo y Protección de Centro Histórico de Valledupar, PEMP, realizando intervenciones de las redes húmedas: acueducto, alcantarillado y alcantarillado pluvial en algunos sectores del Centro Histórico; además este año se adelantan las intervenciones del espacio público por parte del Sistema Integrado de Transporte de Valledupar, SIVA.

Al respecto, Alba Luz Luque indicó: “Estamos muy molestos porque a pesar de estar repitiendo desde la administración de Ramírez Uhía que es obligación que cumplan con el artículo 22 del PEMP sobre soterramiento de redes secas, esto no se está ejecutando porque Electricaribe siempre ha objetado el mandato y no lo cumple. Tampoco se hizo en la administración anterior el Plan Preventivo de Arqueología que es también una norma del PEMP”.

Añadió: “Nos parece un error garrafal estar haciendo andenes sin soterramiento de redes, ya que el PEMP da un plazo de siete años para cumplir esta norma. Considerando que el PEMP fue promulgado en diciembre 2014, en el año 2021 deber estar hecho; y hacer andenes para volver a romper el próximo año sería un terrible detrimento patrimonial para la Alcaldía”.

De acuerdo con la integrante de la Fundación Aviva, en Valledupar están empezando a realizar el Plan Especial de Manejo y Protección, comenzando con la infraestructura, pero eso no abarca todo el Centro Histórico, que va desde la carrera quinta hasta la carrera novena, desde la calle 13 B hasta la 16A, incluyendo callejones. “Los trabajos de intervención se hacen parcialmente en las calles que están cerca de la plaza Alfonso López”, subrayó.

Te puede interesar: Video | Así fue la grabación de ‘La última canción’ en la voz de Martín Elías Díaz

¿CÓMO HAN CELEBRADO EL MES DEL PATRIMONIO?

Ante la emergencia de salud por la covid-19 atrás quedaron los eventos presenciales para conmemorar el Mes del Patrimonio, pero la virtualidad ha sido una aliada. Con la presentación del calendario 2020, donde se rinde homenaje a 12 apóstoles de la educación que fundaron colegios en el siglo XX y a dos educadores que marcaron un hito en la historia del país (Rafael Carrillo Luquez y José Francisco Socarrás Colina), la Fundación Aviva lo celebra.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Estos elementos se consiguen en: la calle 15 No 7-16, frente a la iglesia ‘Nuestra Señora del Rosario’, en la calle 13B No 8-28 del barrio Cañahuate y en la carrera 5  No 9A-06, o se pueden solicitar a través de los teléfonos 310 3684787, 3135890994, 3135106592 y  5744184.

El domingo 13 de septiembre fue el Día Nacional del Patrimonio Cultural, según decreto 853 de 1998; en Valledupar lo recordaron con una eucaristía virtual en la Iglesia ‘La Inmaculada Concepción’ oficiada por el párroco Dorian Rocha.

IMPORTANCIA DE LA MÚSICA VALLENATA

Por su parte, la gestora cultural Adelita Gómez, representante de la fundación Cultural Dinastías, Juglares y reyes Vallenatos, realiza unos encuentros virtuales de ‘Siguiendo las Huellas’, que es un conversatorio evocando parrandas vallenatas para mantener vivas las raíces del folclor a través de las ponencias de cajeros, guacharaqueros, acordeoneros y cantantes.

La música vallenata tiene declaratoria de patrimonio cultural, a la cual estamos aportando un granito de arena a una piedra muy grande como lo es la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata. Nuestra invitación es que escuchen nuestra música tradicional. El vallenato está en riesgo inminente por la transformación de los aires; lo que tratamos es que las raíces no se pierdan”, puntualizó.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN
Annelise.barriga@elpilon.com.co