13 octubre, 2021

Niños de La Guajira reciben clases sentados en el suelo

Los infantes sentados en la tierra, arrodillados o en cuclillas ven largas horas de clase debajo de una enramada ante la falta de salones, pupitres y elementos necesarios para garantizarles un ambiente educacional sano y de calidad.

Los 32 niños tienen que ver sus clases sentados en la tierra.

Alrededor de 32 niños de la sede Satélite perteneciente a la Institución Etnoeducativa Rural Ashaja Wakuaipa de Jamuchechon, ubicada en el municipio de Manaure, La Guajira, estudian bajo unas precarias condiciones educativas debido a que reciben sus clases debajo de una enramada y tienen que sentarse en el suelo ante la falta de sillas o pupitres.  

Los escolares solo cuentan con un pequeño tablero que está amarrado a un delgado tronco, el cual en cualquier momento se puede caer y dejarlos sin el único elemento educativo que tienen. De acuerdo con la Asociación de Trabajadores de la Educación de La Guajira, Asodegua, a la sede educativa asisten niños de entre 6 y 13 años de edad de los grados primero, segundo y tercero de primaria.

Dicha sede se encuentra en la ranchería Shawainamana, zona alejada del casco urbano y de difícil acceso en donde las inversiones en servicios públicos, cableado eléctrico y agua potable escasean. Así mismo, el transporte y las actividades productivas, por lo que las familias de los escolares no tienen los recursos suficientes para enviar a sus hijos al casco urbano donde sí hay las estructuras educativas reglamentarias para el aprendizaje. 

Lea también: Alternancia educativa retornó al colegio CASD de Valledupar

Por las precarias condiciones a las que se ven sometidos los menores, el gremio de docentes les exige a los entes gubernamentales, municipales y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, que se destinen recursos para garantizarles a los niños un ambiente educativo apto. 

En ese sentido, solicitaron la construcción de salones, dotación de pupitres, tableros y demás elementos que permitan el desarrollo educativo de los infantes bajo condiciones dignas. 

Aseveraron que dicha “sede es una muestra de las deplorables” condiciones en las que se encuentran las instituciones educativas de la zona rural debido a que están “abandonadas por el Estado y el gobierno departamental”.  

“Como asociación además de luchar por el bienestar de los maestros y sus condiciones laborales, también lo hacemos en pro de la calidad educativa y la nutrición de los niños y niñas de La Guajira”, manifestó Asodegua.

Le puede interesar: UPC amplió el plazo para que estudiantes nuevos y antiguos paguen la matrícula financiera

LA ALIMENTACIÓN 

Los docentes aseveraron que los menores reciben una ración alimentaria que consta de una arepa y un vaso con chicha en horas de la mañana, antes de iniciar la jornada escolar. Los platos en los que se sirven los alimentos son los de los escolares porque la sede no tiene los implementos de cocina para servirlos. 

“La asociación le hace un llamado al Gobierno nacional para que destine recursos y promueva inversiones que permitan mejorar el nivel académico, las infraestructuras educativas, implementar herramientas tecnológicas y fortalecer la alimentación de los niños del departamento”, argumentó Asodegua.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN

@namiibb