30 julio, 2021

Los primeros cantantes vallenatos

Con la reciente gran pérdida que tuvo nuestro folclor, al fallecer uno de los más emblemáticos cantantes en la historia del vallenato, ‘El Jilguero de América’, Jorge Antonio Oñate González, se puso en el tapete la discusión de quiénes fueron los precursores del canto vallenato como solistas. Todos sabemos que en los comienzos de este […]

Con la reciente gran pérdida que tuvo nuestro folclor, al fallecer uno de los más emblemáticos cantantes en la historia del vallenato, ‘El Jilguero de América’, Jorge Antonio Oñate González, se puso en el tapete la discusión de quiénes fueron los precursores del canto vallenato como solistas. Todos sabemos que en los comienzos de este género musical el vocalista era el mismo acordeonero.

Son muchos quienes se disputan el honor de haber sido los primeros cantantes vallenatos, pero para esta columna el criterio más ecuánime que nos permite encontrar los primeros nombres de esos vocalistas, es sin duda las grabaciones y es allí donde el experto Julio Oñate Martínez nos dice que el primer cantante que grabó vallenato como solista fue Guillermo Buitrago.

Esa grabación se hizo con el acordeón de Abel Antonio Villa en 1944, cuyas canciones fueron ‘La pobre negra mía’ y ‘Las cosas de las mujeres’ y posterior a eso Buitrago siguió grabando, acompañado en ocasiones con acordeón y en otras con guitarra. Se dice también que en 1948 el acordeonero José Miguel Cuesta grabó con un cantante de nombre Antonio de Alba un sencillo para el sello Odeón.

A comienzos de la década de los 50 se habla de las grabaciones del vocalista Julio Torres con su conjunto los Alegres vallenatos, lo mismo que del cantante Robertico Román, conocido como ‘Romancito’, de quien se dice fue el primer interprete de ‘La casa en aire’ del maestro Rafael Escalona. También incursionó en las grabaciones de acetato el compositor y cantante Esteban Montaño acompañado del acordeón de Luis Enrique Martínez.

Dos grandes compositores grabaron también como cantantes en esa misma década de los 50, fueron Armando Zabaleta y el mismísimo José Barros. Pero para mi humilde opinión uno de los que impuso su impronta en el canto vallenato apareció solo en el año 1955 al lado nada menos que del maestro Luis Enrique Martínez y ha sido el más visible de los primeros cantantes, se trata del atanquero Alberto Fernández Mindiola, quien ya había grabado con las guitarras de Bovea, pero aquí lo hace con acordeón.

En el canto vallenato mucho antes de Jorge Oñate también incursionaron grandes figuras como el compositor Julio Erazo Cuevas y el gran Cesar Castro, que luego fue a parar nada menos que en Los Corraleros de Majagual.

Ya en la década de los 60 aparece también en el canto el gran compositor Sanjacintero Adolfo Pacheco Anillo y otro atanquero como lo fue Pedro García Díaz, quien se inició en la grabación al lado de los universitarios, conjunto integrado por el acordeón de Víctor Soto, la caja de Pablo López y la guacharaca de Esteban Salas. Luego vinieron otros vocalistas que también incursionaron en las grabaciones como Luciano Gullo Fragozo, Miguel Janet, Wicho Sánchez, Gabriel Chamorro y el gran compositor Isaac Carrillo ‘Tijito’. Esta pequeña síntesis se hace con la aclaración de que hubo muchos otros cantantes vallenatos, que por cuestiones de espacio no podemos mencionar hoy.

COLOFÓN: Este fin de semana se realizan dos buenos festivales vallenatos, el primero de manera virtual: XX Festival Distrital de Música de Acordeón homenaje a Roberto Calderón en Barranquilla, y el segundo semipresencial: el 32 Festival Pedazo de Acordeón homenaje a Jorge Oñate en El Paso, Cesar, que lo transmitiremos por nuestro programa La Parranda de Nain.