8 enero, 2021

Ladrones fueron baleados y capturados por la Policía en Aguachica

Los sujetos minutos antes habían desafiado a las autoridades esgrimiendo el arma que llevaban y que resultó siendo traumática.

Los detenidos estando en el centro asistencial.

FOTO/CORTESÍA.

Dos señalados delincuentes que cometieron un hurto resultaron heridos con arma de fuego por la Policía Nacional, que los capturó en el municipio de Aguachica, sur del Cesar.

Lee también: Investigan amenazas a líderes comunitarios de La Loma

Antonio Contreras y Brayan de Jesús González, ambos de 20 años de edad, recibieron los disparos en la pantorrilla cuando se encontraban huyendo en una motocicleta sobre la vía que comunica al municipio con San Alberto.

Los sujetos minutos antes habían desafiado a las autoridades esgrimiendo el arma que llevaban y que resultó siendo traumática. Sin embargo, fueron reducidos y posteriormente llevados a un centro asistencial de Aguachica.

La persecución se logró por la información que brindó la comunidad sobre los dos hombres que habían cometido un atraco a un miembro de la Policía para robarle dos celulares.

La ciudadanía dentro de la denuncia entrega las características suficientes que permiten confrontar a los dos hombres que se desplazaban en una motocicleta Bóxer, con un arma”, dijo la Policía.

Es así que tras ser interceptados fueron sometidos a una requisa en las que pudieron recuperar los dos teléfonos celulares robados e incautar un arma traumática y la motocicleta en que se movilizaba, la cual resultó reportada como hurtada.

No dejes de leer: Solicitan revocatoria de mandato del alcalde Mello Castro

La Policía manifestó que los detenidos presentan distintas anotaciones judiciales: Brayan de Jesús González por el delito de hurto, y Antonio Contreras por los delitos fabricación, tráfico y porte de armas de fuego, hurto y acto sexual con menor de catorce años.

Los dos fueron dejados a disposición de la Fiscalía en turno de Aguachica para que respondan como presuntos responsables de hurto calificado agravado, lesiones personales y receptación.