26 enero, 2019

“La política pública no es solo para personas con discapacidad, es para todos”: Jairo Clopatofsky

Uno de los proyectos es hacer convenios con el Sena para la formación de intérpretes.

Varios temas analizó en Valledupar el alto consejero presidencial para la Discapacidad, entre ellos, la situación del Idreec.

El alto consejero presidencial para la Discapacidad, Jairo Clopatofsky Chisays, estuvo en Valledupar analizando varios temas, entre ellos el Plan de Política Pública de Valledupar y la situación del Instituto Departamental de Educación Especial del Cesar, Idreec, por lo que EL PILÓN aprovechó para conversar con él.

¿Qué compromisos hay hoy para salvar el Idreec?

Lo queremos rescatar, lo queremos recuperar, porque finalmente los grandes perdedores aquí es la población con discapacidad. Lo que queremos es organizar una mesa de trabajo para buscar los recursos para dotación del centro, pero además buscar recursos a través de regalías para la reconstrucción, modernización y construcción de una piscina de hidroterapia. Lo que hemos pedido al alcalde y al gobernador es que presenten cómo va a ser la sostenibilidad de este proyecto, porque dentro de este trabajo tripartito lo que se está buscando es un trabajo articulado en equipo para darle una solución efectiva a la población. El 12 de febrero se realizará esa mesa para plantear diferentes soluciones para salvar el Idreec.

Usted ha dicho que hay que capacitar al discapacitado, ¿cómo es eso?

Hay más de 50 mil habitantes con discapacidad que le vamos a prestar unos servicios de rehabilitación integral, pero con un componente diferencial que es de ciencia y tecnología, y es preparar a estos muchachos porque necesitamos ponerlos a trabajar, prepararlos con convenios directamente con el Sena, con créditos de Innpulsa y con becas que trabajaremos con las universidades para que una vez terminen la parte técnica puedan ingresar a la universidad. El 80 % de las personas con discapacidad son personas pobres, en su gran a mayoría son analfabetas, porque una persona ciega, una persona sorda nunca tuvo la posibilidad de entrar a un colegio, por eso otro de los componentes importantes dentro de ese plan de acción que tiene la Alcaldía es trabajar con el Idreec, pero primero tenemos que hacer cumplir el Decreto 2011 ratificado por la providencia de la Corte, que habla que todos los niños y niñas deben ingresar a las aulas regulares salvo aquellos niños que tengan discapacidades severas. El Idreec será la logística y el punto principal para que ingresen a un sector de educación y formación para los niños con discapacidad severa.

Hoy los diferentes colegios están recibiendo a niños con discapacidad, pero, por ejemplo, no tienen suficientes docentes con lengua de señas. ¿Habrá algún fortalecimiento en esto?

Vamos a hacer unos convenios con el Sena para la formación de la lengua de señas que son los intérpretes, pero además vamos a utilizar todas las plataformas que tiene MinTic como las plataformas que puedes descargar en APPs para todo el tema de software para personas ciegas y también tenemos el centro de relevo de MinTic para las personas sordas al que pueda llamar y ahí le contestan, entonces vamos a empezar a producir más intérpretes, porque es un lenguaje como el inglés, el francés, una lengua.

Hablando un poco de la política pública, ¿falta hoy mucha concientización para que las personas respeten los espacios de las personas en discapacidad?

Vengo trabajando con el Ministerio de Transporte para que las zonas azules, hoy en día existen multas hasta de 780 mil pesos que están en el Código del tránsito, lo que pasa es que no sabemos a quién imponérselas porque no se sabe quién es la persona con discapacidad, el decreto que estoy trabajando con la Ministra de Transporte es para que si la persona tiene una discapacidad tiene que ir donde un médico de la EPS para que expida un certificado de que tiene un 20 % ó 40 % de discapacidad y dependiendo del grado de discapacidad se le va a entregar un carnet con fecha de inicio y expedición, y allí sabrá la Policía a quien poner la multa.

¿Cómo está el país en cuanto a zonas azules, sí se está cumpliendo con la política de discapacidad o todavía falta mucho?

Todavía falta mucho, pero lo que más adelantado tenemos es eso (proyecto con el Ministerio de Transporte), si sacamos una norma nacional estaremos llegando a todo el territorio nacional para la implementación de este tipo de política. Las políticas desde que yo era senador en donde se expidió por primera vez la reglamentación de cuatro artículos de la Constitución nacional a través de la Ley 361 de 1997 rompió un hito para las personas con discapacidad, de ahí para adelante han surgido diferentes normatividades en Colombia, pero la que rompió ese hito fue la 361 que empezó la concientización y educación. Me parece que Colombia ha adelantado pero falta mucho, tenemos una gran brecha todavía, sobre todo de cultura, educación y concientización a las personas.

La política pública no es solo para personas con discapacidad, es para todos, después de los 60 años somos considerados adultos mayores, cuando eres adulto mayor se asemeja mucho con el tema de discapacidad porque no te puedes sentar bien, no te puedes agachar, hacer muchas cosas, todo eso es a lo que le tenemos que apuntar el día de mañana a una buena política pública para todos, que sea una sociedad incluyente.

¿Cómo está el tema de accesibilidad en las escuelas en cuanto a la lengua de señas, a los intérpretes?

El Decreto 2011 hasta el 2017 se expidió, el Ministerio de Educación está implementando las capacitaciones para los maestros porque no es lo mismo atender 20 estudiantes con discapacidad que atender 20, y dos con discapacidad, entonces, ¿a quién le ponen atención los niños?. Entonces se necesita una preparación, pero se necesita más preparación, más concientización, más cultura para que los profesores entiendan el comportamiento que las personas con discapacidad van a tener, pero además de ello se requiere de todos los ajustes, de rampas, accesibilidad, baños, ascensores, pero lo importante es que ya arrancamos.

Por SANDRA SANTIAGO / EL PILÓN