4 agosto, 2020

La planta de tratamiento de aguas residuales que salvaría al río Cesar

Los estudios y diseños de la planta de tratamiento de aguas residuales estarían listos para diciembre de 2021.

El río Cesar es la cuenca más afectada del departamento.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Con el crecimiento poblacional de Valledupar se han desnudado falencias como la falta de una planta de tratamiento de aguas residuales, toda vez que las lagunas de oxidación son métodos obsoletos que impiden a la capital del Cesar ingresar al rango de ciudades vanguardistas como Bogotá, Barranquilla, Cali o Medellín, que cuentan con plantas de tratamientos actualizadas.

Lee también: Arrancó construcción de acueducto y planta de tratamiento en Palestina, Cesar

El director para las regiones del Ministerio de Vivienda, Camilo Quiroz, señaló que a pesar de las conversaciones con el mandatario de Valledupar, Mello Castro, en las que ha manifestado el apoyo a la construcción de la planta, una de las falencias a corregir previamente es el estado financiero de la Empresa de Servicios Públicos de Valledupar, Emdupar.

Hoy en día Emdupar tiene muchas falencias tanto técnicas, jurídicas y financieras. La empresa no estaría en capacidad de operar la nueva planta de tratamiento. Difícilmente responderá por un proyecto ambicioso si no resuelve las fallas que hoy tiene. Lo primero que deberá hacer la empresa será apuntarle a un saneamiento financiero”, dijo Camilo Quiroz.

El funcionario de Minvivienda reseñó que Emdupar debe atender el Plan de saneamiento y manejo de vertimiento de la ciudad y lo segundo sería salir de la deuda que tiene con Corpocesar.

Ante las declaraciones  realizadas por el director de regiones del Ministerio de Vivienda, Camilo Quiroz, el gerente de Emdupar, Rafael Nicolas Maestre, señaló: “La empresa Emdupar está capacitada y tiene la experticia técnica para manejar la planta de tratamiento cuando esté construida, ya que históricamente es la entidad encargada de hacer este tipo de manejos”.

Sobre la deuda de la empresa con Corpocesar, el gerente señaló que han realizado diversas mesas de trabajo con el fin de llegar a un  acuerdo para levantar la medida cautelar que pesa sobre la empresa prestadora del servicio de acueducto y así poder salir abantes en el proceso presupuestal del año en curso.

No dejes de leer: ¿Cuáles son los retos ambientales del Cesar?

Por otro lado, el funcionario del Ministerio de Vivienda Camilo Quiroz  manifestó que en lo que corresponde a la cartera de agua se trabaja para culminar la construcción del tanque de almacenamiento, el cual se espera terminar para el mes de febrero del 2021, aunque el proyecto más ambicioso será dejarle a Valledupar la planta de tratamiento de aguas residuales, PTAR, que reemplace la obsoleta laguna de oxidación.

Ese tipo de tecnologías ya está relegada, ahora hay unos sistemas modernos y más eficientes, por ello tocamos las puertas de la Alcaldía y de Emdupar para hacerle saber lo necesario que es construir una planta de aguas residuales. Esto es en favor del crecimiento urbanístico de la ciudad y sus  corregimientos”, agregó Quiroz.

COSTO PROMEDIO DE LA OBRA

Aunque no se conoce una cifra exacta, según las primeras apreciaciones, la obra de la planta de tratamiento de aguas residuales en ciudades como Neiva y Pereira rondaría los $250.000 millones de pesos.

En este caso, el Gobierno nacional aportaría entre el 30 y 40 %; el otro porcentaje lo costearían la Alcaldía de Valledupar y la Gobernación  del Cesar; la tercera parte del recaudo estaría proyectado a buscarlo con los inversionistas extranjeros.

Por el momento se trabaja en los estudios y diseños de la obra, los cuales según el funcionario del Ministerio de Vivienda, estarían avaluados  entre $7.000 y $8.000 millones de pesos. Esos estudios y diseños se podrán empezar a ejecutar cuando exista un diagnóstico real del estado de la cuenca del río Cesar.

Te puede interesar: Malos olores y mal manejo de desechos, un problema eterno en Valledupar

Es de reseñar que dentro de este proyecto se suscribió un convenio con el Banco Interamericano de Desarrollo, BID,  para dar el diagnóstico de la cuenca del río Cesar y los resultados se entregarían a finales de agosto o inicios de septiembre.

Una vez se concluya dicha investigación podrá determinarse las medidas de la planta de tratamiento. Se espera que los estudios y diseño de la obra estén listos para diciembre del 2021.

Es importante reseñar que las lagunas de oxidación, en las cuales terminan los desechos de algunas ciudades, producen olores desagradables, destruyen los suelos y contaminan los acuíferos por infiltración, como es el caso del río Cesar.

POR: ROBERT CADAVID / EL PILÓN