19 marzo, 2021

La historia detrás de la keratina de ‘Epa Colombia’

Daneidy Barrera, conocida en redes sociales como ‘Epa Colombia’, ha dado de que hablar con su exitoso negocio de keratinas donde ha generado cientos de trabajo en sus peluquerías.

'Epa Colombia' con su keratina

La empresaria e influencer, Daneidy Barrera, conocida en redes sociales como ‘Epa Colombia’, contó a través de sus historias cómo consiguió la fórmula de su keratina, fórmula que ningún fabricante o laboratorio del país ha podido imitar.

Lea también: Pipe Bueno tendrá que pagar millonaria multa

La polémica empresaria contó que consiguió la fórmula durante el Mundial de Rusia 2018, donde en una peluquería encontró a la persona que le facilitó el contacto del fabricante.

“Todo empezó así, amiga. Yo hacía publicidad en las redes sociales y yo era la mujer que más generaba venta en Internet porque mis seguidores me compraban muchísimo. Un día me dijeron ‘vas a ir al mundial de Rusia’; tenía muy poquito ahorrado porque cobraba poco por la publicidad, ya que yo no creía en mi (…). Resulté en Rusia sola, creí que me iban a violar porque allá nació el vicio y me gasté los ahorros de montar mi negocio, la peluquería”, relató Barrera.

“Sin embargo, llegué sola a Rusia y les decía a todas las personas que me compraran publicidad ‘cómprame publicidad para comprar la boleta del primer partido’ y a punta de historias conseguí la plata para entrar allá y me dice una persona: ‘tiene ese cabello terrible’. Entonces una marca me dijo ‘tienes que tenerlo bonito y en Rusia me mandé a hacer una queratina”, agregó la empresaria, y ese fue el producto que implementó en Colombia.

No deje de leer: La escultura de Diomedes Díaz que sigue olvidada en un parqueadero de Valledupar

El contacto que le dieron en dicha peluquería es el que fabrica el producto gracias al cual es “tendencia número uno, no tengo competencia, perdí todos mis ahorros en Rusia, pero me traje el mejor contacto que fue mi queratina (…) todas las marcas de Colombia de productos cosméticos me compraron la queratina, pero yo sabía que no eran para aplicárselas, sino para implementarlo en muchos laboratorios y no han dado con el chiste. Ninguna marca ha dado con el chiste”.