15 febrero, 2021

Jorge Oñate y Nancy Zuleta, un amor a prueba de todo

‘La patrona’ y el ‘Jilguero de América’ cumplen este 15 de febrero 47 años de casados.

Jorge Oñate y Nancy Zuleta durante la develación del afiche inicial en homenaje al intérprete vallenato.  

FOTO/JOAQUÍN RAMIREZ.

Han pasado 47 años desde que el cantante Jorge Oñate y Nancy Zuleta unieron sus vidas el 15 de febrero de 1974 en la iglesia San Francisco de Asís del municipio de La Paz, Cesar, naciendo desde ese día una de las relaciones más sólidas en la música vallenata.

Lee también: “El maestro abrió los ojos, pero no ha reaccionado del todo”: manager de Jorge Oñate

En una entrevista con el periodista Juan Rincón Vanegas, ‘La patrona’, como cariñosamente llama Oñate a su esposa, mencionó que tuvo que esperar siete años para casarse con el ‘Jilguero de América’, ya que sus padres Bernardo ‘El Chijo’ Zuleta y Marta Carrillo no eran gustosos de su noviazgo. 

Estuvimos siete años de novios, pero casi a escondidas porque mis padres decían que ser cantante no tenía futuro en ese tiempo. A pesar de todo continuamos hasta que al fin me dieron el visto bueno”, rememoró Nancy Zuleta.

Ella mencionó que se enamoró de Jorge Oñate cuando tenía 15 años de edad y desde entonces cada uno de sus detalles y el mismo gusto por la música, en especial el vallenato, hacían que ese amor fuera creciendo cada día más hasta convertirse en su mano derecha, la mujer que siempre lo apoya en cada uno de sus proyectos musicales y que ha estado a su lado en entrevistas, reuniones y lanzamientos de sus álbumes en Colombia y el exterior, entre ellas, la ceremonia de los Grammy Latino cuando el maestro recibió el reconocimiento por su excelencia musical.

Cuando celebraron sus 45 años de casados, Zuleta expresó en una entrevista: “El secreto de un buen matrimonio se basa en el amor de la pareja. Cuando se acaba el amor ya no se puede seguir adelante; Jorge ha sido un excelente esposo y padre”. Del fruto de ese amor nacieron sus hijos Jorge Luis, Jorge Daniel y Delfina Inés.

El matrimonio se realizó el 15 de febrero de 1974 en la iglesia San Francisco de Asís del municipio de La Paz. FOTO/CORTESÍA.

Como pareja han pasado muchas pruebas, pero tal vez, la más dura y reciente de todas ha sido el estado de salud del intérprete, quien permanece desde el pasado 18 de enero hospitalizado en el Instituto Cardiovascular del Cesar por una infección respiratoria aguda.

No dejes de leer: Jorge Oñate, “Dios lo libre, Dios lo libre”…

Las noticias en los últimos días han sido favorables y se espera que el ‘Ruiseñor del Cesar’ pueda seguir avanzando positivamente en su recuperación para que vuelva a reunirse con ‘La patrona’ en su pueblo natal La Paz, y continuar caminando de la mano de una “gran mujer”, como la describió Oñate en febrero de 2020 en su aniversario.

De la mano de ella he recorrido mi carrera musical, mi vida en general y como digo yo: ‘Al lado de un hombre, una buena mujer’. Papá Dios regálanos muchos años más de vida para seguir compartiendo con nuestros hijos, nietos y demás familiares con tu bendición”, expresó el ‘Jilguero’ hace un año.

ESTADO DE SALUD JORGE OÑATE

Según el último reporte entregado por el Instituto Cardiovascular del Cesar la tarde del jueves 11 de febrero, Jorge Oñate superó las fases agudas de sus patologías, pero todavía continúa en UCI y su pronóstico reservado.

Durante su estancia ha tenido afectación de varios órganos y sistemas. En este momento ha superado la fase aguda de algunas de esas patologías, pero continúa recibiendo tratamiento para otras complicaciones que han surgido en su evolución. Por la severidad de las afecciones que ha presentado maestro Jorge Oñate continúa con pronóstico reservado”, se lee en el comunicado.

Te puede interesar: Miguel López, el viejo acordeonero que ora por ‘El Jilguero’

El pasado 12 de febrero se conoció que el maestro abrió nuevamente los ojos, pero aún no ha reaccionado del todo; sin embargo, cada señal de mejoría aviva las esperanzas entre sus familiares y seguidores, quienes anhelan volver a compartir con el artista, padre, abuelo y esposo.

Por: Carmen Lucía Mendoza Cuello/ EL PILÓN.