7 diciembre, 2020

Homicidios en Valledupar se reducirían en el 2020: se concentraron en la margen derecha

Los problemas asociados al crecimiento demográfico, el desempleo y carencias básicas continúan siendo un caldo de cultivo de violencia en los sectores localizados a un costado del río Guatapurí.

En Valledupar la mayoría de asesinatos son materializados con arma de fuego.

FOTO/ARCHIVO.

Con una población de aproximadamente 463.218 habitantes, Valledupar por su condición de ciudad capital, suele ser uno de los municipios más violentos en el departamento del Cesar, sin embargo, este año, en materia de seguridad, podría marcar un hito en torno a los homicidios debido a que existe una alta posibilidad que cierren a la baja.

Lee también: Mataron al ‘Veterano music’ en una fiesta en Los Fundadores

De acuerdo al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, tras finalizar el 2019 en el departamento se registraron 232 homicidios, de los cuales 82 correspondieron a la ciudad de los ‘Santos Reyes’.

Ahora, según la Policía Nacional, al corte de los primeros días del mes de diciembre, llevaban contabilizados 59 homicidios en la ciudad, lo que se traduce a 20 casos menos que el año anterior, que a la misma fecha llevaba 79.

Mención aparte merecen las 65 muertes violentas por arma de fuego, arma blanca y objeto contundente, que hasta el reciente domingo han registrado los medios de comunicación en la capital cesarense, entre los que se encuentra un feminicidio y seis presuntos ladrones dados de baja.

No obstante, a pesar de las discrepancias en las estadísticas, la tendencia a la reducción de la conducta es una realidad respecto a los casos presentados en el 2019, si se tiene a consideración que solamente faltan 24 días para que culmine el 2020.

Pero más allá de los números, problemas como el uso ilegal de armas asociados al sicariato y la delincuencia en general, son ejes en los que todavía falta trabajar.

El último informe que entregó Medicina Legal, el reciente mes de octubre, indicó que en una muestra de 54 casos que llevaban registrados evidenciaron que los motivos de los homicidios en la ciudad eran por riña, ajustes de cuenta y atraco o intento de hurto.

Las principales víctimas son las personas con un rango de edad entre los 29-59 años y los jóvenes entre los 18-28.

No dejes de leer: Cuidado con los delitos que se ‘roban’ la tranquilidad en diciembre

Para las autoridades, en la violencia interpersonal predomina mucho la intolerancia, que mezclada con la ingesta del alcohol son un detonante.

Basta mirar los recientes hechos, como la muerte de Jairo Andrés Beleño Vallejo, más conocido como el ‘Veterano music’, asesinado con arma blanca por otros sujetos con quien sostuvo diferencias en una casa del barrio Los Fundadores.

Las autoridades consideran que al presentarse los crímenes es importante dar en el menor tiempo posible con el asesino, pues creen que este podría cometer otros.

Desde el inicio de este año se comenzó a trabajar en la búsqueda, judicialización y captura de homicidas, bajo el entendimiento de que hay una tendencia de que con un homicida se corre el riesgo de que pueda materializar otros 10 eventos más. En ese sentido, en ánimo a no estar expuestos, la premura de capturar homicidas es fundamental e importante”, manifestó el teniente coronel Manuel Carvajal, comandante operativo del Departamento de Policía Cesar.

En lo corrido de la presente anualidad, la Policía Nacional ha capturado en el departamento a 54 personas por el delito de homicidio, de las cuales 19 fueron en Valledupar, cinco de ellos ciudadanos de nacionalidad venezolana.

El arma predilecta para cometer los asesinatos continúa siendo el arma de fuego (con 39 casos), seguida del arma blanca con solo 14 y el contundente, 6.

LA MARGEN DERECHA

Este año los homicidios se dispersaron en los distintos sectores de Valledupar a excepción de una zona: la margen derecha, donde han sucedido en lo corrido del año siete homicidios.

Las víctimas son Oreste Castro, Oscar Javier Aguirre Cucunubá, Josué de Jesús Carpio, Luis Fernando Mass Ospino, Luis Alberto Rivera Bustamante, Arnaldo Andrés Mahecha Mejía y Alexander David Martínez Daza.

Este último se registró el pasado 10 de septiembre. Alexander Martínez, de oficio mototaxi, se encontraba en la vía pública de la calle 16 con número 2-105 del barrio Pescadito y fue abordado por unos sujetos que le dispararon sin mediar palabra.

Te puede interesar: Asesinan a mototaxista en la margen derecha de Valledupar

Este territorio ubicado a un costado del río Guatapurí fue el único que al igual que el año pasado aportó una considerable cifra de asesinatos. Ya que, por ejemplo, en el 2019, junto a esa zona los barrios donde más ocurrieron fueron Los Fundadores, La Nevada, Tierra Prometida, Brisas de La Popa y la Urbanización Lorenzo Morales, pero en esta oportunidad, en esos lugares nada más se presentaron de uno a dos casos.

El teniente coronel Manuel Carvajal explicó que la incidencia en algunos lugares se deben a otros problemas exógenos a la fuerza Pública que deben ser atendidos de forma integral.

“En todo lo que son las zonas subnormales, invasiones y barrios marginales, se ha tenido un desarrollo irregular donde no gozan de los servicios públicos básicos, entonces eso genera un entorno de pobreza e inseguridad. Se incrementa el consumo de sustancias, la comercialización de la misma y el tema de apoderamiento del territorio, ya sea de una cuadra o una manzana, generando hegemonías en estas áreas que carecen de inversión social. Entonces, las zonas tienen un componente fuerte que se traduce en riñas, disputas de diferentes estructuras o bandas a nivel local, y persistirá el tema del homicidio”, puntualizó el oficial.

‘FALTA POLÍTICA SOCIAL’

Armando Valera, presidente de la Asocomuna Uno, por su parte consideró que el reto fundamental del próximo año para los mandatarios es la política social en las comunidades vulnerables, dado que son sensibles a la violencia.

Lee también: ¿Quiénes están detrás de los asesinatos de habitantes en condición de calle?

Tienen que humanizar la política, ser más equitativos. Se necesita más confianza entre el binomio conformado por la Policía, la autoridad municipal, la departamental y la comunidad, sobre todos con los líderes sociales, para trabajar como sociedad y poder intervenir las comunidades vulnerables con programas de desarrollo”, dijo Valera, quien representa a 32 barrios, localizados entre la margen derecha, la franja de tolerancia y área hospitalaria.

POR: Marllelys Salinas Mercado / EL PILÓN
marllelys.salinas@elpilon.com.co